Entrevistamos a Antonio Ortega Ruiz, presidente y fundador de And&Or

0
2175

La empresa sevillana And&Or está dedicada a la automatización de procesos industriales desde 1986. Cuenta con una plantilla de 150 empleados y dispone de filiales propias en más de 50 países de América, Europa, Oriente Medio, África y Asia. En las últimas semanas se han reconvertido y han creado la primera máquina española capaz de crear 120 mascarillas por minuto. El equipo trabajó en el proyecto desde principios de febrero, tras la demanda de una solución más fiable y eficiente de sus clientes chinos. La propagación de la pandemia y la escasez de producto hicieron acelerar el proceso. Para conocer más detalles hablamos con Antonio Ortega Ruiz, presidente y fundador de And&Or.

Tras crear la primera máquina española capaz de crear 120 mascarillas por minuto. ¿Cuál es vuestro plan de producción a corto y largo plazo?

Estimamos las necesidades de este producto en el mundo ahora y también en menor grado en el futuro. Nuestra idea es empezar realizando producciones contra pedido, como siempre, e ir adaptándonos con el tiempo a la demanda. Sabemos que surgirán otros fabricantes, competiremos con mayor o menor éxito pero estaremos ahí, intentando ser de los mejores.

Entiendo que la demanda será enorme tanto a nivel nacional como internacional, ¿cómo elaboráis la distribución de las maquinarias?

Nuestra capacidad de producción no es infinita, sabemos que podemos cubrir una parte importante de la demanda de empresarios del sector y de otros nuevos que se incorporarán. Inicialmente, la mayor parte de nuestra producción irá para el mercado nacional, disminuyendo hasta un 60% la necesidad de importar mascarillas durante este año.  La maquinaria de mascarillas, como todos nuestros productos, se terminan y se ponen en marcha en nuestras instalaciones, se realiza una formación a los clientes sobre su uso en nuestras propias instalaciones. Generalmente realizamos la instalación de la maquinaria en casa del cliente y ponemos en marcha con asesoramiento y apoyo durante un periodo de tiempo. Se acompaña manual de instrucciones de uso y lista de repuestos.

Tanto en EE.UU como en China importamos la maquinaria desde España con nuestras propias filiales, donde disponemos de personal técnico formado para su instalación y puesta en marcha. En el resto del mundo todos estos servicios los realizamos con personal de nuestra central en Sevilla a domicilio. Existe un departamento post –venta, de reparación, asesoramiento y ayuda a distancia (Tele-repair) a lo largo de toda la vida de la maquina.

Vuestra máquina puede producir hasta un millón de mascarillas a la semana, el doble de la capacidad que alcanzan los fabricantes españoles de este producto que usan maquinaria asiática. Habéis comentado que esto puede ser una oportunidad para desvincularnos del monopolio chino y crear riqueza aquí…

Por supuesto, ese es nuestro ADN, con todos nuestros  productos

¿Tenéis en mente algún nuevo proyecto?

Nuestro proyecto ha sido siempre el de nuestros clientes, del sector del envase y el embalaje. Nosotros disponemos de tecnología adquirida a lo largo del tiempo y actualizada permanentemente durante muchos años, lo que nos permite desarrollar nuevos productos a demanda del mercado siempre que esos productos tengan al menos nichos de mercado. Actualmente estamos desarrollado un sistema de reciclado de envases plásticos aplicables a supermercados y tiendas.

AND&OR es una empresa familiar que nació en un garaje de Coria Del Río. El ingeniero industrial Antonio Ortega, presidente de la compañía, fue su fundador. Ahora han tomado las riendas sus tres hijos: Antonio Ortega Suárez, como director general, Juan Pablo en la dirección de Operaciones y Caridad en la dirección comercial. ¿Puede que una de las claves de vuestro éxito sea por esa unión familiar?

Sin lugar a duda es una de las claves en la empresa familiar

La empresa lleva en funcionamiento más de 32 años, ¿cómo ha sido vuestra trayectoria?

Inquietudes, formación, servicio, experiencia acumulada…

Habéis demostrado ser capaces de adaptarse a los nuevos tiempos, de reinventarse, ¿cómo lo habéis conseguido?

Como he dicho antes, siempre nos estamos adaptando a los nuevos tiempos. Que no decaiga. Es  el hambre: Por mejorar, por ser útil, por tener futuro a largo plazo, por evitar la dependencia. Una  suma de valores que transmitimos a toda la organización

¿Nos contáis un poco sobre qué otros tipos de proyectos lleváis a cabo desde AND&OR?

Como he dicho antes, estamos en un sector de mercado donde empleamos todo nuestro esfuerzo. Los nuevos proyectos vienen de nuestros clientes que depositan la confianza en nosotros. Realizamos proyectos de líneas nuevas de fabricación en el envasado de agua, aceite, productos químicos y farmacéuticos .Fabricamos gran parte de la maquinaria necesaria y realizamos la instalación llave en mano. Todos los procesos son muy automatizados (robótica) e incluyen la filosofía de la industria 4.0. Esto mismo lo realizamos en las plantas  de fabricación de envases.

Además, tenéis varias filiales por todo el mundo y clientes en más de 60 países ¿no es así? De hecho, las exportaciones representan más del 85% del volumen de negocio de AND&OR, ¿cómo se consigue esto?

Con el tiempo, esfuerzo y decisión. Nadie es superior a nadie, es cuestión de entrenamiento y creación de confianza.

Hace más de veinte años decidisteis enfocar vuestro crecimiento en la creación de nuevos equipos invirtiendo en I+D+i. ¿A qué se debió esta iniciativa?

El  I+D+i es nuestro producto estrella, desde la fundación de AND&OR,  basó su crecimiento en dar soluciones innovadoras a la industria. Dentro del mundo de los equipos de control de la calidad, maquinaria, y procesos industriales. La ingeniería permite estas cosas.