Manuel Sevilla, entrenador personal

Muy perfeccionista, empático, apasionado de su trabajo y con una gran capacidad de sacrificio. Éstos son los cuatro adjetivos que definen a este entrenador personal de treinta años de Cantillana.

0
3568
Manuel Sevilla, entrenador personal
Manuel Sevilla, entrenador personal

Primeramente queremos conocer qué es un entrenador personal.
Yo distinguiría de curso y de formación universitaria. Por ejemplo, un Licenciado en Actividad Física y Deporte es la figura que está por encima de todo ámbito deportivo, es decir, está el Licenciado y el Grado Medio de Actividad Físico Deportiva. A partir de ahí seríamos el escalafón más alto, y estaríamos encargados en todo lo que es ayudar a la persona y orientarla en cuanto a la actividad física, a aconsejar qué actividad viene mejor, la estética, la readaptación de lesiones, la gestión deportiva y la docencia.

¿Cuándo, por qué y para qué tiene que acudir una persona a usted?
No se puede definir cuándo, lo ideal sería que no tuviera que acudir, es decir, que tuviéramos la educación nutricional suficiente como para que no tuviéramos que acudir a un profesional. ¿Cuándo?, en cualquier momento, porque la nutrición es algo que realizamos a diario y es algo que influye mucho en nuestro día a día. Los motivos pueden ser muy variados, desde algún problema de salud hasta una mejora del aspecto físico como simplemente una educación nutricional ya sea para él o para su familia. Y ¿para qué?, buscando una posible solución a la problemática que se le pudiera plantear y que sea solucionable con un estilo de vida saludable que va desde una buena nutrición hasta unos hábitos deportivos saludables y bien supervisados.

¿Qué beneficios puede obtener una persona en su día a día y en su rendimiento laboral siguiendo las directrices suyas?
En primer lugar, a nivel físico, es decir, si como mejor evitaré muchas patologías que son muy comunes. Lo más habitual es regulación del colesterol, niveles de azúcar, etc.

¿Cómo afecta la alimentación para un buen rendimiento tanto físico como emocional?
La alimentación a nivel físico es un aspecto fundamental. Yo siempre comparo el cuerpo con un Ferrari. Si tenemos un Ferrari, no le echamos mala gasolina sino que tenemos que echarle buena gasolina para que funcione bien y si funciona bien es capaz de desempeñar todo el potencial que tiene. Y a nivel mental, en primer lugar, si nuestro aspecto físico cambia, nosotros a nivel de autoestima, a nivel psíquico, es una ventaja que vamos a tener. Aparte, una buena pauta alimenticia también mejora a nivel de estado físico. Si el estado físico está bien, el estado psicológico está mucho mejor.

Y el deporte, ¿qué tipo de deporte recomienda a aquellas personas que quieren mantener una vida saludable y desconectar del día a día del trabajo?
No hay un deporte mejor o un deporte peor. Cada persona tiene que elegir la actividad física que le resulte más placentera. Si por ejemplo hay personas que trabajan todo el día en una oficina y están encerrados entre cuatro paredes, yo les suelo recomendar que practiquen una actividad deportiva al aire libre, que tenga el beneficio de que les dé un poco el sol y que ayude a despejarse a nivel mental para reducir los niveles de estrés. Hay otras actividades físicas que están muy de moda hoy día, como por ejemplo el yoga, que se relaciona mucho con el mindfulness, con el vivir el presente.

¿Qué hábitos alimenticios debemos seguir para mantener una vida saludable que beneficien nuestro día a día laboral y que eviten problemas tan comunes como el estrés laboral?
Una buena planificación de la alimentación para ahorrar tiempo y dinero. Comer comida preparada en casa y real. Y una alimentación basada en frutas, verduras, hidratos de carbono de calidad, como integrales, patatas, legumbres. Y es imprescindible hacer actividad física ya que nos ayuda a segregar endorfina y a olvidarnos temporalmente del estrés laboral pero siempre dentro de un ámbito lúdico. Es importante socializar dentro del deporte.

Manuel Sevilla, entrenador personal.
Manuel Sevilla, entrenador personal.

Hablemos del tan de moda “real food” o comida real. Los beneficios que podemos obtener siguiendo este método alimenticio.
El término lo ha acuñado Carlos Ríos, conocido nutricionista, y básicamente defiende los alimentos en lugar de productos, es decir, ¿cuál sería un alimento?, pues un tomate, un pepino, una fruta, unos tubérculos, el arroz, etc., en lugar de productos como por ejemplo pueden ser pizzas, hamburguesas, salchichas, etc. La diferencia está en que el filete de pollo es 100% pollo mientras que las salchichas, por ejemplo, tienen algo de carne y un montón de féculas, etc. La mejor manera de llevar la alimentación “real food” es consumiendo productos locales, frescos y de temporada, es decir, acudir más a las tiendas de barrios, al mercado de abastos en lugar de a las grandes superficies.

Y la comida bio o ecológica, ¿qué serie de beneficios nos aporta?
Respecto a los cárnicos, nos aseguran que los animales están criados en mejores condiciones que los que están en granjas. Aparte, saber que están libres de productos químicos. Y en el caso de frutas y hortalizas, que esos productos químicos están bajo una legislación a nivel europeo que es la que nos da el sello de producto bio. Para que un producto se considere bio debe cumplir una serie de estándares que vienen marcados por la legislación española y en este caso europea. Entre sus beneficios está el sabor que suele ser mucho más real y a nivel nutricional las diferencias son mínimas.

¿Debemos, según su opinión, acudir a comercios donde se ofrezca comida ecológica y comida real, es decir, incluir estos alimentos en nuestro día a día?
Pues un primer paso debería ser evitar los alimentos procesados y cambiarlos por alimentos reales. Una vez logremos eso, sería interesante continuar consumiendo comida ecológica, ya sea por ética o respeto a los animales y al medio ambiente. Yo considero la comida ecológica como una inversión a futuro, es decir, si comemos comida ecológica contaminamos menos. Sin duda alguna, recomiendo comida ecológica y sobre todo real.

Volvamos al tema del deporte. Una persona que acuda a usted indicando que quiere hacer deporte diario pero no dispone de mucho tiempo, ¿qué actividad deportiva le recomendaría para llevar una vida saludable?
La actividad física es la que resulte más placentera y que provoque una mejora en el estado físico de la persona. A partir de ahí establecer el beneficio que quiera obtener, a nivel físico, psicológico o ambos. Recomendaría desde clases de flamenco hasta correr o actividades como el paintball.

Y ahora queremos conocerle un poco más a usted, ¿por qué eligió esta profesión?Tengo la suerte de haber podido hacer de mi afición mi profesión. En ese aspecto me siento un privilegiado. A partir de ahí me he ido formando en función de las necesidades de mis pacientes. Puedo decir que disfruto con mi trabajo porque yo me pregunté con qué trabajo iba a ser feliz y a día de hoy me siento realizado.

Cuéntenos sus comienzos como joven emprendedor.
Terminé la carrera en 2011, seguí estudiando y trabajando en 2012, y la empresa donde estaba trabajando cerró por temas de crisis y me puse a trabajar en una cadena de venta de artículos deportivos. Tras seis meses allí, en 2013 me frustré porque me habían echado y me planteé que tenía que buscarme la vida y una tarde en el gimnasio a raíz de ver a los chicos que tenían problemas con la nutrición y el entrenamiento, accedí a hacerles unas tablas de ejercicios y planificarles el entrenamiento a la vez de darles pautas generales de nutrición. A partir de ahí se empezó a correr la voz y hasta el día de hoy.

Cuéntenos también sus hábitos alimenticios y su rutina deportiva.
Pues 100% comida real. Desayuno un café solo, una pieza de pan integral hecho en casa, una tortilla francesa de un huevo y varias claras, aguacate y una o dos piezas de fruta. En el almuerzo siempre priorizo hidratos de carbono como tubérculos, arroz integral o legumbres. Intento comer huevos, pescado y como muy poca carne y bebo agua. De postre siempre una pieza de fruta. La merienda es otro café y varío entre frutos secos, chocolate de 99%, crema de cacahuete casera o hummus con palitos de zanahoria o apio. La cena puede ser verduras o ensaladas, sopa de arroz y de postre fruta o yogur natural. En cuanto a la rutina deportiva, entreno seis días a la semana. Normalmente hago tres o cuatro días de actividades al aire libre como correr, bicicleta o piscina y dos o tres días hago entrenamiento en el gimnasio.

Para finalizar le pediría un consejo para aquellas personas que quieran llevar una vida saludable y tener un buen rendimiento laboral.
Una alimentación adecuada a las necesidades de cada persona con comida real, practicar actividad física regular que resulte lo más placentera posible y que dediquen cinco minutos a hacer mindfulness, yoga o meditación para que disminuya los niveles de estrés.