Entrevista al músico Antonio Márquez Jurado

“Aunque cada vez conozco a más compañeros que consiguen vivir exclusivamente de la música, la gran mayoría de músicos que conozco necesitan de trabajos alternativos para subsistir”

1
570

Tras más de 10 años de experiencia en el ámbito musical, Antonio Márquez Jurado es un ejemplo claro de perseverancia, ilusión y talento. Lleva años tocando y grabando con diferentes grupos y ahora ha comenzado su experiencia como productor del grupo Cenit. Un hecho que refleja su constancia en el sector y su pasión por la música. Su especialidad como músico es el saxofón pero también sabe tocar la guitarra y el piano.

¿Qué formación tienes? ¿Fue iniciativa propia o te animaron tus padres…? ¿Te formaste por tu cuenta o en algún centro?   

Estuve varios años formándome en “Soberao Jazz”, un local de jazz de Dos Hermanas. Y posteriormente he tenido (y tengo) varios profesores particulares para perfeccionar la técnica.

Durante los años de instituto ya me di cuenta que quería dedicarme a la música. Y a la hora de elegir carrera se lo planteé a mis padres. Desde ese momento me apoyan al 100% en mi profesión. Sin ellos no podría dedicarme a esto.

El saxofón no es uno de los instrumentos más demandados para aprender a tocar, ¿cómo te dio por aprender a tocarlo?

En los últimos años de primaria mi profesora se dio cuenta de que tenía cierta facilidad para la flauta dulce.  Así que me recomendó que aprendiera a tocar algún instrumento de viento. Después de eso me fijé en que algunos grupos de los que se escuchaban en mi casa (Pink Floyd, Supertramp, Dire Straits) tenían el saxofón como elemento diferenciador de otros grupos de rock. Me gustaba mucho la idea de que el saxo siempre tiene su momento (si no está en formato de sección de vientos junto a otra trompeta), en forma de solo. Todo esto sumado a que yo siempre he sido un poco particular en otras cosas, me llevó a decir: Esto es lo mío.

A la hora de tocar, ¿formas parte de algún grupo fijo o sueles tocar con diferentes artistas? Si no me equivoco has acompañado a muchos grupos, ¿nos cuentas algunos?

Ahora mismo estoy realmente en dos grupos. Uno es Alchemy Proyect (Tributo a Dire Straits) y el otro es Vicki Turner & The Best (Tributo a Tina Turner). Además, acompaño habitualmente al artista Tatín Muriel. Todo esto sumado a colaboraciones en directo y en estudio con diferentes artistas.

He tenido la suerte durante estos años de estar en grupos de muy diferentes estilos: Big Power (Funky), Gonzalo de Cos y los Herederos (Rock/Indie), The Psycodelicats (Rockabilly), The Mahandelins (Reggae/Ska), Tatín Muriel (Jazz/Funky).

¿Cómo se mantiene un músico hoy en día? ¿Es posible dedicarte por completo a la música?

La situación es complicada. Aunque cada vez conozco a más compañeros que consiguen vivir exclusivamente de tocar, hacer grabaciones para artistas o dar clases. Pero la gran mayoría de músicos que conozco necesitan de trabajos alternativos para subsistir.

Hay un vacío enorme en cuanto a unas condiciones mínimas de trabajo se refiere, y hablo tanto de ingresos, como de seguridad laboral y fiscalidad complicada e injusta. Todo esto hace que el trabajo de músico sea bastante inestable. Confío en que en el futuro esto cambie. No hay otra salida.

Por ello también has optado por el ámbito de la producción, ¿no? Ahora llevas a un grupo. ¿Cómo fue este proceso? ¿Es un sector en el que te ves a largo plazo o prefieres estar arriba del escenario tocando?

Conozco a “Cenit” desde que empezaron a tocar hace ya muchos años. Durante la primera etapa de la banda (su nombre era Noyb) hacían Rock-Progresivo y cantaban sus letras en inglés. Dieron varios conciertos, ganaron concursos y sacaron un EP. Tras un tiempo como Noyb decidieron hacer un parón por diferentes motivos. En su regreso a los escenarios como grupo hicieron tres cambios fundamentales en estilo, letras y nombre. Estos cambios unido a la experiencia que adquirí participando también en la gestión de los conciertos y medios de comunicación en algunos de los grupos en lo que he estado, me hicieron decidirme a trabajar con ellos.

Por otro lado, no es incompatible hacer ambas cosas, pero si me dieran a elegir, por supuesto prefiero el escenario. Humildemente creo que mis conocimientos en el ámbito de la producción son limitados, por lo que no me veo en un futuro haciendo esto. Aunque bueno, nunca se sabe.

Cuéntanos un poco sobre el grupo. ¿Por qué decidiste apostar por ellos, qué tienen de especial?

Como ya he dicho, los conozco desde que empezaron. He tenido la suerte de estar en diferentes grupos con todos los integrantes y conozco el talento que tienen como músicos, tanto a nivel individual, como colectivo. Juntos forman un engranaje musical perfecto. Dedican horas y horas a la composición y a la producción. Hacen una propuesta musical honesta, desde el corazón y ponen todo su empeño en cuidar todos los elementos musicales de sus canciones: letras, dinámicas, melodías, sensaciones,… Todo está hecho para el disfrute del oyente. Estoy convencido de que están condenados a convertirse en un grupo fundamental de la escena musical en España. Cuando todos esos elementos confluyen, solo hace falta esperar.

¿Qué proyectos tienes ahora mismo? ¿Dónde podemos escucharte próximamente?

Dentro de poco comienzo gira con Alchemy Proyect. Ya tenemos cerradas varias ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia, Salamanca, Sevilla, etc. También estaré con Vicki Turner & The Best dando algunos conciertos por Andalucía.

A nivel profesional y personal ¿con qué momento te quedas hasta ahora de la profesión?

He tenido la suerte de vivir muchas noches mágicas pero me quedaría con 2 momentos. Uno hace 3 años. Fuimos teloneros de Rubén Pozo (Ex-Pereza) en su paso por Sevilla. Fue una noche alucinante. Tener tan cerca a un músico tan influyente y tan importante como Rubén es un privilegio. La otra fue con Alchemy Proyect. Me con quedo el fin de semana que pasamos tocando en Madrid y Barcelona.  Las dos noches fueron un éxito rotundo. Las dos salas llenas, y todos los asistentes disfrutando de nuestro homenaje.