Entrevista a Pablo de la Prida de Camijetas

0
459
Pablo de la Prida
Pablo de la Prida

Pablo de la Prida comenzó diseñando y pintando camisetas en casa de su madre con un taller muy casero. Su hermano le decía que había que tener “jeta” para vender camisetas, pero él continuó creando camisetas, hasta hoy. Lo que comenzó como un hobby ha terminado siendo una empresa en auge. Con Camijetas, Pablo de la Prida y su equipo consiguen sacar lo mejor de nuestra ciudad; la cultura, alegría, su humor, sus personajes más emblemáticos, hasta algunos de los mejores bares y restaurantes. Hay diseños para todos los gustos, sus camisetas son la ocasión perfecta para presumir de nuestras raíces, de nuestra cultura. Es una oportunidad para llevar a cuestas un pedacito de nuestra tierra, de nuestros orígenes. Para encontrar sus modelos solo hay que entrar en su web o en su tienda física en la calle San Esteban, número 14 y elegir cuál es la que más te representa.

¿Cómo surge este proyecto de Camijetas?

Empezó con un taller casero, por interés porque siempre he tenido esa inquietud por pintar camisetas y la única forma que tenía era hacerlo por mi cuenta. Empecé con una máquina muy casera. La idea de Camijetas viene de ahí, de estar con mi hermano haciendo camisetas en el taller que creamos en casa de mi madre.

¿Cuánto tiempo lleva en marcha?

Pintando camisetas 8-9 años, con la marca unos cuatro. La marca empezó igual con la idea de hacer camisetas para mis amigos y para mí de los grupos que nos gustaban…

¿Estudiaste algo relacionado con esto?

Estudié diseño grafico, ahí fue donde empezó todo; por la curiosidad de encontrar salida a lo que estaba estudiando. Es un trabajo muy artesano y una profesión en la que se pasa mucho tiempo aprendiendo, hay que dar muchos palos para aprender.

¿Quién se encarga de los diseños?

Pues al principio sí que era cosa mía, pero he dado con diseñadores que son mejores que yo.

¿Y por qué ese nombre: CAMIJETAS?  

Idea de mi hermano, hay que tener jeta cara para vender camijeta. Las máquinas las hacía yo mismo de madera pero el resultado era bueno. Mi hermano me decía, si la gente supiera cómo las haces… por lo casero que era todo, aunque el resultado era bueno.

¿Cómo fue la acogida de Camijetas? Camijetas ha sido un proyecto que ha surgido poco a poco ¿no? Es decir, que ha ido en auge… Si no me equivoco, comenzasteis con diseños solo online hasta que ya contáis con vuestra tienda física en la calle San esteban ¿no?

Sí, porque al final los primeros diseños que hice no tenía intención de venderlos, pero veía que mis amigos cada vez me pedían más camisetas para ellos y sus otros amigos o familiares. Hasta que un día, gracias a Julio Muñoz, el Rancio Sevillano, vio un modelo y lo subió y pegó muy fuerte en redes. Me pegué casi una semana sin dar abasto para contestar a correos. Se lo agradezco enormemente. De hecho se lo he dicho más de una vez, que por su culpa estoy pagando autónomo y tengo esto. Así que se lo agradezco muchísimo.

Al final sois el ejemplo de que, no son necesarios multitud de elementos para crear una marca que funcione. En vuestro caso; contáis con gran creatividad, una tienda online, una física pequeña y productos de buena calidad a un precio muy asequible…

Sí, claro. Es verdad que le hemos dado muchas vueltas, para darle forma porque a lo que queríamos, que es esto, lo que tenemos ahora. Al final ha sido mucho curro y mucha suerte también. Granito a granito.

¿Y cómo valoras la evolución de este proyecto? Lo que comenzó como un hobby ha terminado siendo una empresa en auge.

Para mí el día que decidí dejar mi anterior trabajo para dedicarme completamente a esto, fue como liberarme. Intento que no haya quejas ni fallos, ir siempre con mil ojos y muy atento. No espero grandes cambios de un día a otro, sino que esto siga así creciendo durante muchos años.

Camijetas podríamos decir que alude a nuestros sentimientos ¿no? Es decir, nos evoca, podríamos decir, a tiempos mejores en los que podíamos disfrutar del humor de Paco Gandía, de la música de Triana, Silvio…

Claro, es eso. Lo que buscamos es lo que hemos visto en casa, lo que hemos mamado. Por ejemplo, yo tenía 20 años en los 70, como mi padre, pero esa cinta de Paco Gandía yendo a la playa que no parábamos de reírnos  está reflejada en esa camiseta. Igual que el Pali, si seguimos hablando de él hoy es por eso, aunque no sea un gran aficionado a las sevillanas. Lo que tenemos en común igual es que nuestros padres nos han metido esto en vena.

Esto me ha dado mucha gente, una de ellas es el sobrino del Pali, que se emociona cuando le cuento que gente joven viene a por la camiseta de su tío.

En resumen lo que hacéis es un gran homenaje a grandes personajes como Lorca, Camarón, Rocío Jurado,… Que, además, todos ellos son andaluces. En definitiva es un homenaje a nuestra tierra y a lo nuestro…

Esa es nuestra intención, ligar lo tradicional con lo moderno. Como uno de nuestros últimos modelos: la camiseta del puchero; los jóvenes también flipan con un buen puchero.

Otra característica de vuestros productos es la colaboración con otros diseñadores apasionados de lo nuestro como Al Travaso o Alfredo Rodríguez. ¿Cómo surgen estas colaboraciones?

Pues contamos con 5 o 6 diseñadores, como Alfredo Rodríguez, Pablo Al Travaso, Álvaro Romera, entre otros, que no paran de enviar ideas y son increíbles. A veces yo les doy alguna idea, otras directamente me envían algunos diseños, nunca decepcionan.

También hacéis referencia a series o personajes más actuales como Gambito de Dama, pero a vuestra manera, hasta que llega a convertirse en Gambita de Huerva…

Al final, el concepto de la marca se ha ido fraguando, no es que tuviese un concepto claro. Hemos ido probando con cosas que nos han hecho gracia o nos han gustado y ha ido funcionando.

Otra categoría podría ser la de rincones emblemáticos de nuestra ciudad ¿no? Como la Bodega Pepe Perejil, Vizcaíno o el Tremendo, ¿qué tiene que tener un lugar o personaje para formar parte de vuestros diseños?

Sobre todo, igual que todos los diseños: buscar elementos en común. Me di cuenta cuando hacía camisetas relacionadas con el Sevilla o Betis, que buscaban un sentimiento en común, al final me di cuenta que en Sevilla había muchas más cosas. Me di cuenta que tenía mucha fuerza lo nuestro.

¿Cuál es la camiseta más buscada?

Normalmente la última o alguna de las últimas que sacamos. Aunque hay algunas como Sé de un lugar, Leyendas de Sevilla o Merva que siempre se venden.

Una de vuestras camisetas más características es la de Leyendas del Tiempo, en la que unís a Federico García Lorca y Camarón, ¿cómo nació esta idea?

En el confinamiento estuve viendo con mi mujer la serie El Ministerio del Tiempo y me emocioné mucho con el capítulo en el que unen a Lorca y Camarón. Pensé, ojalá hubiera pasado esto en la vida real. Así que quise hacerles un homenaje con esa camiseta. Al final es una de las que más se buscan también.

¿Si tuvieras que elegir un solo diseño…? ¿Podrías escoger uno?

Para mí las más especiales son las dos primeras que saqué: la de Leyendas de Sevilla y el God Pali.

Además, tienes otra faceta también muy cultural como es el Carnaval ¿no? De hecho, aunque llevas años escribiendo letras  carnavaleras, en 2019 arrasasteis en Cádiz con la Chirigota los Daddi Cadi,… ¿cómo fue vivir esa final y ese concurso?

Fue muy chulo, porque llevo yendo desde que tengo 14 años así que vivir eso fue un sueño cumplido. Me dices con 10 años eso y no me lo creo.

¿Tienes pensado volver este año?

Sí, lo que pasa que al concurso no podremos ir. Pero nos veremos por las calles en febrero seguro.

Si no me equivoco, escribes pero no cantas en el concurso, ¿verdad?

No, yo salir no salgo en el concurso, pero en la calle sí. Me resulta muy complicado escribir y salir.

Quizás precisamente por este amor al Carnaval y a la ciudad, en Camijetas encontramos varios modelos inspirados en ambos…

Por lo mismo, compartimos ese hobby, esa afición. En Sevilla somos muchos los aficionados al Carnaval. Así que este diseño se hizo con mucho respeto y cariño.

En definitiva, eres una persona bastante creativa, ¿no? ¿Siempre lo has sido o con los años vas a más?

Bueno, al final he conseguido convertir mi pasatiempo en mi trabajo. Me gusta rodearme y conocer gente que tiene las mismas inquietudes. Pero es verdad que desde pequeño siempre me ha gustado inventar y tramar.

¿Qué proyectos tienes a corto y largo plazo?

Pues en diciembre estaremos en Nervión, en las cabañitas hasta el 5 de enero. Y a largo plazo, me gustaría continuar con la propia marca; ojalá me pudiera jubilar y que la marca siguiese funcionando y se sigan haciendo camisetas y que Sevilla entera la conociera.

https://www.facebook.com/CamijetasSerigrafia/photos/a.2071813696396659/3085023425075676/