Entrevista a Fulgencio Meseguer

0
209

Fulgencio y su empresa Software DELSOL se ha escuchado en estos últimos meses en los principales medios de comunicación por ser la primera en instaurar la jornada laboral de sus trabajadores de 4 días a la semana. Por su experiencia como empresario en estos 20 años, la generosidad, hacia los clientes y el equipo humano que forma su empresa, es el principal factor de Software DELSOL 

DELSOL ha estado en estos últimos meses presente en muchos medios de comunicación por tomar la valiente decisión de reducir la jornada laboral de 5 a 4 días. Aunque no haya pasado mucho tiempo desde que se pusiera en marcha ¿cómo está funcionando la empresa con este cambio?

La situación de la empresa está, por un lado, la alegría e ilusión del personal que se puede decir que roza lo festivo y, por otro lado, está el aceleramiento de la gente que quiere trabajar sólo esos 4 días y por lo tanto aprieta su trabajo para sacarlo adelante. Aunque como bien dices no llevamos mucho tiempo con esta medida, pero te puedo decir que en enero sacamos un informe sobre el absentismo con respecto al 2019 y se ha reducido un 50%. Este dato es muy significativo, porque la gente está aprovechando ese día libre para poder hacer sus cosas. Además, con ello, la gente no tiene que sacrificar días de asuntos propios.

¿Podemos decir que uno de los secretos de DELSOL son sus trabajadores?

No es su secreto, es su alma. Allí la gente que trabajamos hacemos equipo y nos debemos a nuestros usuarios que son cincuenta y cuatro mil empresas. El leitmotiv de la empresa es mantener ese excelente servicio a nuestros usuarios.

Y como empresario, ¿piensas que para recibir primero hay que dar?

Lo pienso desde siempre. En estos 20 años nos distinguimos por hacer un formato de distribución del software gratuito. Eso que se ve ahora normal como es el bajar una App de manera gratuita, hace 20 años era impensable. En nuestro caso, un software de contabilidad que en el mercado podría costar unos 600€, se distribuía de manera gratuita. Es una forma de ser generoso que, por un lado, se consigue que se prescriba muy bien el software, el producto, la empresa y, por otro lado, el trabajo es muy satisfactorio porque el cliente, desde primera, está muy agradecido y cuando surge un problema, el comportamiento del cliente es más amable. 

En relación al equipo, es mi filosofía. Es el ADN de Software DELSOL. Siempre he invertido en el día a día de mis trabajadores. Esto de reducir un día la jornada, para nosotros, ha sido subir otro escalón más. Puedo decir, que no hay tanta diferencia con el antes y el después de la jornada porque ya se han venido haciendo otras muchas cosas. Y conocíamos los resultados, porque ya se habían trabajado para ello. 

Me comentas que habéis venido haciendo otras muchas cosas que no se han conocido a nivel popular como la reducción de una jornada. ¿Cuáles son esas otras medidas?

Desde hace 5 años el comedor para los trabajadores es gratuito, además disponen de seguro médico privado. Si sumamos el coste, tanto del comedor como de los seguros, el coste anual ascienda a más de doscientos mil euros al año. Esto hace que día a día el trabajador se sienta muy cómodo. A parte, que también se fideliza el trabajador a la empresa. Y ya por último, con el tema de la jornada, el trabajador muestra orgullo de pertenencia a Software DELSOL. Todas estas cosas pueden ser generosidad, pero que la hemos ido haciendo desde siempre. Y si quieres una curiosidad, esta noticia se vivió dentro de la empresa como algo natural.

Las instalaciones de tu empresa son algo peculiares: toboganes, piscina, futbolines…¿sigues mucho los modelos de empresas del norte de Europa y estadounidenses?

Totalmente. En cuanto a formato y al concepto es importado. El facilitar todas estas condiciones laborales al equipo, son herramientas que sé que funcionan como Google en Estados Unidos. Puedo decir, que son sedes muy similares a la mía. El mérito de la empresa es atrevernos a replicar eso en Jaén y además que se entienda. Por ejemplo, el disponer de una piscina y que te tengas que poner en bañador delante de compañeros o jefes, puede resultar atrevido. Pero, todo lo contrario, desde el primer día estábamos todos en el agua y sabes por qué, porque el ambiente es propicio para ello.

¿El invertir la empresa en sus trabajadores hace que se gane en productividad y en beneficios?

Es verdad que hay que invertir en herramientas y en las instalaciones en si, pero realmente el invertir en el personal, te puedo decir que estamos obligados a ellos, porque al tener más de 54 mil clientes, es fundamental que los trabajadores realicen bien su trabajo. Hay un indicador que es muy importante, que es la renovación de los clientes y hay un gran porcentaje que lo hace y esto da seguridad y por qué renuevan, porque se le da un servicio excelente. El motivo por el que yo reinvierto mucho en mi equipo es para que se mantenga esa calidad de servicio que ofrecemos a nuestros clientes.

Con tu experiencia como empresario, ¿qué piensa que le falta al empresariado andaluz para posicionarse en lo más alto, porque tenemos talento, ideas, pero son pocas las empresas que destacan sobre el resto?

Yo creo que lo que nos pasa que no nos creemos que somos buenos. Pero si analiza, no hay argumento que diga que algo no se pueda hacer en Andalucía, ya sea Sevilla o Jaén. Tenemos una fuente de talento  súper importante que son las Universidades y además son reconocidas. Este es un capital humano importante. En cuanto al dinero o al inversionista hay mucho, lo que pasa es que se necesita al empresario que se lo crea, que tenga capacidad de sacrificio, de generosidad, de visión desde arriba a la empresa, es decir, el contar los progresos. Y por supuesto, adaptarse a las nuevas generaciones, a las nuevas formas de consumir, de marketing. Así, que pienso que no se debe de tener ningún tipo de miedo ni de complejo para montar cualquier tipo de empresa aquí en Andalucía. 

Y, para terminar, has firmado un convenio de colaboración con AJE Sevilla, ¿qué te ha motivado a ello?

AJE para mí son los generadores de empleo. Llevo siete años colaborando con AJE Jaén, con AJE Cádiz un año y ahora empezamos con AJE Sevilla. Tengo que decir que ellos me aportan su energía. El ver trabajar a un joven empresario me hace pensar que yo ya no llego a esa energía que ellos transmiten. Por ello me satisface. Hace un año se constituyó la Fundación DELSOL que su principal actividad es el apoyar y formar al empresario en Andalucía. Nuestra colaboración con AJE Sevilla va mucho más allá que una aportación económica. Es un acompañamiento. En mi empresa hay áreas de diseño de comunicación, de marketing, financiera, etc. y con eso acompañamos a muchos proyectos, es decir, si necesitan algo, en nosotros van a encontrar ese apoyo que precisen.