Entrevista a Antonio Calo

0
192

CEO y co-fundador de TSO, The South Oracle. Este sevillano se enamoró desde muy pronto de la energía fotovoltaica. Precursor de sociabilizar dicha energía, se vio obligado a salir fuera de España con su empresa en busca de mercado. Ahora, con la nueva legislación regresa a su tierra, cual hijo pródigo, para revolucionar los hogares, comercios, empresas e industria con la primera tarifa plana solar eléctrica

¿Quién es Antonio Calo?

Soy un empresario, arquitecto técnico e ingeniero, que lleva más de 25 años apostando por la energía solar fotovoltaica, una energía limpia que me enamoró cuando aún era estudiante, con apenas 21 años. Me enamoré de la fotovoltaica porque la considero algo mágico. Pones un poco de silicio al sol, que no es más que arena bien tratada, y consigues generar electricidad en cualquier parte del mundo, sin contaminar y sin dañar nuestro planeta. ¿No es mágico? Pues esta magia es la que logramos en TSO, llevando la energía solar fotovoltaica a todos, siendo este nuestro lema, la socialización de la fotovoltaica. 

¿Cómo fueron tus inicios en este mundo?

Era muy joven cuando diseñé una de las primeras farolas solares que existían en el mercado. Corría el año 1996 y tenía 22 años. Para hacer realidad esta primera farola, a la cual llamé ‘flamenca’ por su original aspecto, conté con la colaboración del, por aquellos entonces, caldedero de la fábrica de Cruz Campo, y con una empresa llamada Isofotón, que era la cuarta mayor fabricante de paneles solares del mundo. La primera ‘flamenca’ se colocó en Sevilla Este, pudiendo ser el primer alumbrado público sostenible de la capital andaluza. 

Después, diseñé varios kits solares para la iluminación de vallas publicitarias, pero mi hito a esa corta edad fue la creación de un kit fotovoltaico de autoconsumo, destinado a viviendas rurales que llevaba una batería incorporada. Lo que hoy en día ya se conoce como generación distribuida y autoconsumo con acumulación. Conseguí convertirlo en un producto financiero y venderlo a través de El Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Sevilla. Qué años aquellos, en los que hasta los folletos publicitarios eran más fáciles dibujarlos a mano para la imprenta, pues existían pocos programas de diseño digital como los de ahora. 

Por todo lo que me estás contando, eres un gurú de la fotovoltaica sevillana. ¿Me estás narrando el origen de este sector en la provincia?

Pues sí, de hecho, AC Gabinete de Ingeniería y Arquitectura Solar (AC GIAS) fue de los primeros negocios centrados 100% en fotovoltaica en Sevilla, pues los otros que existían también se dedicaban a la solar térmica, para agua caliente y climatización. AC son las siglas de mi nombre, Antonio Calo y éramos un equipo que queríamos hacer realidad la magia de la fotovoltaica a través de los avances en arquitectura y en ingeniería de finales de los 90. Por fin, después de 20 años puedo decir que lo hemos conseguido pues la traba principal en este tiempo ha sido la falta de una legislación. Hoy tenemos el Real Decreto Ley 244/2019 del Autoconsumo.  

De hecho, la legislación actual, que es muy reciente, ha favorecido y en gran medida al autoconsumo de energía solar. ¿Es así?

Sí, aunque nosotros ya veíamos que iba a suceder. Por todo lo que he contado, si te fijas, nos hemos centrado siempre en el autoconsumo en entornos urbanos. Nuestro lema, ‘Socializar la energía solar’ significa hacer que llegue a todos, conseguir que el suministro energético esté en el techo del consumidor para que se abastezca de su propia electricidad de origen renovable. Esto ya es posible en España gracias al Real Decreto Ley que he mencionado y nosotros hacemos de la fotovoltaica un ‘commodity’, un bien social. 

Como empresario innovador has conseguido extender tu empresa a otros países, ¿Cómo se consigue dar ese salto?

Nos vimos obligados por las circunstancias. Primero, a finales de 2008 se acabaron las ayudas estatales a la solar fotovoltaica en España. Después, en enero 2012 se prohibieron las instalaciones conectadas a la red y en julio de 2013 se establecieron multas de hasta 30 millones de euros a quienes instalaran paneles solares en sus tejados, frenando así al sector fotovoltaico e incluso llevando a muchas empresas a la quiebra. No es que lo hicieran mal, entiendo que se quiso evitar la especulación, ya que unos años antes, nuestro país era líder mundial en fotovoltaica y los precios bajaron mucho, por lo que era muy rentable instalar plantas solares. Cuando esto pasó, nos marchamos a otros mercados como Chile, aunque siempre centrados en generación distribuida, intentando implantar allí productos financieros de Estados Unidos, pero eso se convirtió en una odisea. Empecé a centrarme en I+D, desarrollando patentes de paneles solares de mayor producción por metro cuadrado. Al no poder ponerlos en marcha aquí, nos abrimos a otros mercados y empezamos a trabajar con clientes repartidos por el mundo. Así conseguimos lazos con Australia, América, Finlandia, Arabia Saudí… Retroalimentándonos sobre los avances del sector para hacernos una idea de lo que podría ocurrir en el mundo de la fotovoltaica internacional. 

Y así, nace TSO, The South Oracle, de la experiencia de 25 años, en los que hemos vivido las luces y las sombras de la fotovoltaica tanto en España, como en otros lugares del mundo. En la actualidad, tenemos proyectos fuera y una oficina propia en Dubái, pero esto no significa que hemos salido, más bien lo que hemos hecho es volver a casa.

Y centrándonos un poco en The South Oracle (TSO), tu empresa me ha llamado mucho la atención el nombre, ¿de dónde viene?

Muy sencillo, de toda nuestra andadura. Traducido al español viene a ser ‘El Oráculo del Sur’. Gracias a nuestra trayectoria en fotovoltaica internacional, somos capaces de planificar y vaticinar hacia dónde se dirige el sector, de ahí lo de ‘oráculo’. Y como nuestra sede está en Sevilla y somos de Andalucía, la tierra del sol, llevamos el sur en nuestro emblema. 

Sé que el Museo del Futuro de Dubai, lleva la marca TSO en sus paneles fotovoltaicos.

Así es, cuenta con los paneles solares ultraligeros de TSO, los cuales fueron creados por el Dr. Shi, considerado el Steve Jobs de la fotovoltaica. La planta solar de autoconsumo va integrada en las marquesinas existentes del aparcamiento de las Emirates Towers, símbolo de Dubái. Estos paneles se caracterizan por no llevar cristal, pesar unos 3 kg/m2, son flexibles y se colocan con una silicona estructural, teniendo la misma eficiencia que cualquier panel convencional. Ganando hasta un 70% en tiempo de instalación. Somos los distribuidores oficiales en España, Portugal, Emiratos Árabes y Omán. 

¿Qué otros proyectos innovadores habéis llevado a cabo?

En Sevilla ejecutamos la primera integración arquitectónica en fachada existente de Europa, la puedes contemplar en la Torre 2 de Nuevo Torneo Parque Empresarial. Aunque no lo parezca, este edificio tiene una planta solar en su fachada, totalmente integrada gracias a nuestros paneles ultraligeros y se beneficia del autoconsumo solar. 

También somos pioneros en contratos PPA, que no es otra cosa que contratar la electricidad generada por la instalación fotovoltaica que te pone TSO. Hemos sido líderes en este tipo de contratos dentro del sector agroalimentario español con Patatas Arrebola y en el sanitario con Clínica Beiman CPM Aljarafe (ambas entidades sevillanas).

Y centrándonos más en nuestro entorno, ¿Qué relación de futuro ve a las empresas sevillanas con la energía fotovoltaica?

Para cualquier empresa, el mayor coste fijo que tiene es el energético. Se pueden hacer muchas cosas para bajar el coste energético, pero la única que toca todo es la fotovoltaica. Es una medida eficiente, global, fácil de financiar y fácil de socializarla. Lo que intentamos es hacer entender que, con el autoconsumo fotovoltaico, todo lo que una empresa puede esperar es ahorrar, tanto en el coste de la electricidad como en las emisiones de CO2. No es el futuro, es el presente. 

Bueno Antonio, ¿cuál va a ser la hoja de ruta de TSO para conseguir esa socialización?

Desde la aprobación del RDL 15/2018 el día 5 de octubre de 2018, fuimos de las primeras empresas en legalizar una instalación fotovoltaica de autoconsumo bajo este nuevo reglamento mas simplificado y sin peaje de respaldo, la del centro comercial más grande de Andalucía, Lagoh.

Tras la aprobación del definitivo RD 244/2019 del 5 de abril pasado, no solo el autoconsumo es viable, si no que los excedentes también. Por lo que hemos lanzado la primera Tarifa Solar Eléctrica de España. Nos estábamos preparando para esto, para socializar la energía solar y con esta tarifa plana de solo 0,125 €/Kwh para particulares y hasta un 30% menos del coste eléctrico para empresas, lo estamos consiguiendo. 

Y ¿qué incluye?

El cliente no invierte nada y nosotros instalamos el kit solar completo incluida una Tablet para particulares o un monitor para empresas de forma que el cliente vea su producción al instante, damos 25 años de garantía de la planta, así como asesoramiento, mantenimiento y servicio de urgencias durante los 10 años que dura el contrato de fidelidad. No existe mínimo, es decir, no consumes; no pagas; y si se estropea un panel, lo reponemos. 

También, damos un servicio de monitorización a tiempo real y un teléfono de atención al cliente, gestionado por nuestro GRAE, que es el Gestor Remoto de Asistencia a la Eficiencia. A esto hay que incluirle el tema de la compensación, el cual también nosotros gestionamos con la comercializadora, bien la elegida por el cliente, o con la que trabaja TSO directamente.

Y por último, si es una empresa, la Tarifa Solar Eléctrica también incluye el sello ECO20®

¿Qué es ECO20®?

A principios de 2017, preparándonos para el autoconsumo, veíamos que las empresas estaban cada vez mas concienciadas con el medio ambiente y que buscaban consumir energía verde. Pero aquellas que ya lo hacían en autoconsumo, no tenían como mostrarlo. Así nace ECO20®, un sello de calidad que certifica que un producto o servicio está hecho con energía renovable en autoconsumo directo. Se lo presentamos a Bureau Veritas y lo hemos conseguido homologar con ellos.

Este sello es abierto, lo que quiere decir, que no solo certifica las instalaciones llevadas a cabo por TSO, si no que cualquier instalación fotovoltaica puede llevar ECO20®.. 

A parte de contribuir con el medio ambiente, que no es poca cosa en estos tiempos en los que estamos, ¿Cuánto consigues ahorrar con la Tarifa Solar Eléctrica?

Los particulares hasta un 30% y las empresas desde un 30% hasta un 50%. Por ejemplo, la Universidad CEU San Pablo nos ha contratado la tarifa y va a tener un ahorro en factura eléctrica de más del 40%, con cero coste de inversión. Y su consumo anual durante el día de energía eléctrica procedente del sol será de más del 90%.

Me has hablado de varios proyectos durante la entrevista, pero queda alguno más que destacar que merecen una mención

Vamos a lanzar una campaña publicitaria de nuestra Tarifa Solar Eléctrica, con anuncios en televisión, radio, prensa. Todo en nuestra línea de socializar la energía solar y por supuesto, nos hemos sumado a la movilidad sostenible con la incorporación a nuestra flota empresarial del vehículo eléctrico. Un Tesla modelo 3 el cual vamos a recargar con energía 100% limpia gracias a nuestros carports solares. Este aparcamiento será pronto una realidad en el parking de Plaza de Armas. 

También estamos desarrollando otro importante proyecto, con el que TSO ha adquirido un compromiso no solo medio ambiental, si no también humanitario y social. En concreto se trata del diseño y puesta en marcha de una planta fotovoltaica de autoconsumo en la Comunidad Onuva de Sevilla (centro de acogida para personas indigentes, enfermos sin familia o en situación de abandono, sito en La Puebla del Río). Con esta iniciativa, la Comunidad, perteneciente a la Archidiócesis de Sevilla, se posicionará como uno de los primeros hogares de acogida que apuestan por las renovables.  

Y por último, ¿qué consejo le puedes dar al empresariado sevillano en su lucha diaria?

Siempre doy el mismo, que no dejen de perseguir su sueño. Aunque siempre surgen contratiempos, que recuerden la razón por la que empezaron. Y lo más importante es que siempre planifiquen, principalmente en la parte financiera pues hoy en día pocas empresas no tienen tensiones de tesorería. Lo peor es no hacerlo. En nuestro caso, todos los lunes planificamos durante 1 hora la tesorería de los próximos 6 meses, y nos ponemos siempre en el peor escenario para prever cómo afrontarlo. Nadie dice que no vayan a surgir problemas, pero será difícil que nos pillen desprevenidos.