Entrevista a Amalia Vergara

0
296

Esta diseñadora de moda flamenca, ultima los detalles de su nueva colección “Mi órbita” en el taller que tiene en su casa de La Rinconada. Con 12 años ya estaba haciendo trajes de flamenca junto a su madre. Como al resto de diseñadores de este sector, la pandemia le ha golpeado duro. Sin embargo, confía que este año se produzca un cambio y que las personas paseen por el Real de la Feria luciendo sus trajes de flamenca

¿Cómo fueron tus inicios en el mundo del diseño?

Mi madre siempre ha estado cosiendo en mi casa, ella era sastra, la moda flamenca es lo que más me gustaba, desde pequeña, yo tenía 12 años cuando me ponía con mi madre a coser. Empecé estudiando en el corte, ahora son escuelas de moda y antes era corte y confección. Mi madre siempre nos ha vestido de flamenca a todas, somos cinco hermanas, a mí me encantaba ponerme con ella a hacer los trajes de flamenca. Además, una de mis hermanas bailaba y yo me ponía con mi madre a hacerle los trajes y disfrutaba mucho con ello. Esos fueron mis comienzos.

¿Por qué decidiste dedicarte a la moda flamenca?

La moda flamenca es mi pasión, me encanta un volante, me encanta ver a una mujer vestida de flamenca. No hay un traje que no me guste, aunque sea de otro diseñador. Lo que más me gusta es vestir a una mujer de flamenca. Ahí es donde yo me suelto y dejo volar a mi imaginación.

¿Tus trajes son completamente artesanos?

Sí, tomo medida personalmente a cada clienta, patrono para cada clienta y lo hago todo artesanalmente. En épocas de feria tengo a dos personas que me ayudan, pero los volantes los corto y los monto yo, las mangas las monto yo porque a las clientas le gusta el estilo que le doy tanto a los volantes como a las mangas. Es todo artesanal. Hago las carruchas, las enaguas, enn definitiva, todo.

¿Actualmente tienes el taller en casa?

Actualmente tengo el taller en casa. Tuve que desmontar el salón. Con esto del confinamiento tuve que hacerlo así. 

¿Cómo se llama la colección de este año?

La nueva colección la he llamado “Mi órbita”.

¿En qué te has inspirado?

Este año mi inspiración han sido los planetas, la vía láctea, los satélites, el sol y la luna.

¿Cuál es la novedad que destacarías de la colección de este año en cuanto a diseño?

La tendencia de lo que actualmente se lleva en moda he querido traspasarla a la moda flamenca. Mucho movimiento en los volantes, poniendo cortes de vestidos de invitada, vestidos de novia… dándole el movimiento del traje de flamenca. Sobre todo, en el patronaje, que sea un patronaje diferente. 

En cuanto a estampados, telas… ¿Qué vamos a ver más este año?

Mis tejidos van según la inspiración, como los planetas tienen colores uniformes he metido muchos lisos y pocos estampados. Llevo algún estampado en la colección que me lleva a las órbitas, los planetas girando sobre sí mismos… Identificar el color de los planetas es muy difícil porque nosotros vemos los planetas de un color que no es el real, he investigado sobre los colores y las características de cada planeta para poder identificar cada traje con un planeta.

¿Qué es lo que caracteriza a tu firma?

Lo que caracteriza a mi firma es que soy muy flamenca, soy muy artesanal, con rasgos muy flamencos, no soy moderna, soy más castiza. A mí me gusta la flamenca con volantes, con lunares… Siempre intento vestir a todo el mundo con lunares, estampados bonitos o lisos pero lo que me fascina son los lunares.

¿Qué sentiste la primera vez que viste tus diseños en una pasarela flamenca tan importante como SIMOF?

Yo empecé como diseñadora novel porque estudié en la Escuela de Sevilla de Moda. Estaba haciendo un proyecto de escuela y a la profesora de diseño le gustó mucho y me animó a presentarlo a concurso. Quedé finalista en el concurso de diseñadores nóveles. Esa fue la primera vez. Sentí muchísimos nervios cuando vi esos trajes moviéndose a través de una pantalla, no cabía en mí. Ese año presenté la colección en todos los certámenes de diseñadores nóveles y en todos quedé finalista. La primera vez que desfilé en SIMOF fue porque gané un premio al presentarme a la primera edición de “Emprende Lunares” de la Fundación Cajasol donde quedé finalista. El premio era desfilar al año siguiente en SIMOF. Y fue cuando presenté la colección “Al son de mi flamenco”, para mí fue espectacular.

¿Ha sido fácil llegar hasta aquí?

No, y sigue sin ser fácil ya que hay muchos diseñadores. La moda flamenca gusta mucho. En las escuelas de diseño nos meten mucho la moda flamenca, es donde podemos presentarnos a muchos concursos y cuesta llegar, pero yo con tener mi hueco me conformo. Todo el mundo tiene su clientela y a quien venderle, pero todos tenemos la oportunidad de presentarnos a concursos y demostrar lo que somos capaces de hacer y por ahí es por donde tenemos que ir abriendo nuestro hueco. Para mí, lo importante es que cuando digan Amalia Vergara sepan quien es Amalia Vergara.

Y no solo haces moda flamenca, ¿qué más haces?

Empecé haciendo solo moda flamenca porque la verdad es que es lo que más me gusta, aunque también hacía invitadas. Con esto del confinamiento hago más cosas, Comunión también me gusta mucho dándole toques flamencos, aunque me coincide con el Rocío y me cuesta mucho. Tambié,n estoy haciendo novia. Tuve la oportunidad de vestir a una novia muy especial y he seguido haciéndolo, aunque suelo hacerlo a familia, personas muy allegadas y que se dejen llevar por mí.

¿Qué ha supuesto la COVID para ti de manera profesional?

La Covid para mí fue muy importante porque yo vivo en La Rinconada y aquí está el “CADE” que es una parte del Ayuntamiento donde te ayudan a montar una empresa. En ese momento iba a montar un taller en San José de la Rinconada y con el proyecto casi preparado vino el confinamiento. No era el momento de hacer nada. Entonces decidí montar el taller en mi casa. Fue duro porque al no haber feria no hay ingresos. Hay que buscarse la vida, tuve la oportunidad de colocarme en Amazon donde estuve primero un mes y medio, luego dos meses y más tarde me llamaron para trabajar en Dos Hermanas. Actualmente estoy allí, sin dejar mi pasión, la moda flamenca. Seguiré luchando por ello mientras Dios me dé fuerzas. Ahora estoy haciendo mi colección con muchas ganas, mucho entusiasmo y muy contenta. Me pongo a coser y me olvido de todo. Todos los ratos libres que tengo los dedico a coser y a diseñar.

¿Crees que ha habido un paréntesis en la moda flamenca al no haber podido lucir los trajes durante la pandemia o por el contrario crees que la moda flamenca avanza como cada año?

Es una pregunta complicada, ha habido un paréntesis porque no ha habido feria. Todos los diseñadores tenemos las colecciones en los percheros colgados. No se ha hecho nada de flamenca, solamente se ha hecho invitada y Comunión. La gente tiene miedo a no poder celebrar las cosas, ha ido a lo mínimo. Yo he tenido la suerte de que los trajes de las colecciones anteriores se han ido vendiendo ahora, aunque más económicos porque llevan dos años colgados. Este año hay muchas mujeres que tienen sus trajes sin estrenar, muchas personas que tienen sus trajes en los talleres… Aunque a la que le guste la feria va a decir un traje no, este año dos porque llevamos dos años sin feria. También, habrá quien tire de lo que tenga, pero yo creo que si hay feria va a haber mucho movimiento porque aquí en Sevilla a la gente le gusta mucho la feria y yo creo que este año tienen ganas de ir con trajes nuevos. La gente tiene ganas de lucirse este año por el Real. Por lo que voy hablando, escuchando, por las personas que me van cogiendo cita, creo que este año podemos dar un pasito más y que va a ir pasando todo pronto.