Entrevista a Alfredo López

0
578

Montealbor lleva más de 50 años ofreciendo productos adaptados a los gustos y formas de vida del consumidor actual, conservando los sabores y la tradición atesorada con el tiempo. Esta empresa sevillana ofrece una amplia gama de productos, entre los que se encuentran: platos preparados, salchichas cocidas, salsas, toppings para pizzas y embutidos tradicionales. En el pasado año lograron aumentar sus exportaciones al extranjero en un 45%.  Además,  exportan sus productos a países como EEUU, China, Canadá, Rusia o Alemania.

¿Cómo y cuándo nace Montealbor?

Montealbor nace en 1965 gracias a la ilusión y esfuerzo de Severino López, un asturiano de la pequeña localidad de Siñeriz que un día llego a la ciudad de Sevilla para levantar una fábrica de embutidos. 

¿Quién o quiénes fueron los encargados de levantar el negocio? 

Su fundador, con una gran capacidad de trabajo, tesón y mucho esfuerzo consiguió iniciar la andadura y fortalecer la compañía hasta que se incorporó la segunda generación. Actualmente, nosotros, sus hijos,  continuamos gestionando un negocio que con el paso de los años ha ido evolucionando y adaptándose al discurrir del tiempo.

Lleváis más de 50 años en el sector. ¿Cómo valoráis la evolución de vuestra empresa y del sector hasta la actualidad?

Muchas cosas han cambiado con el trascurso de tantos años, pero continuamos con la ilusión del primer día ofreciendo productos de calidad y adaptados a los gustos de los consumidores. Algunos de los cambios efectuados durante nuestra singladura han ido encaminados a aumentar las familias de productos que elaboramos y, sobre todo, a potenciar la calidad y la seguridad alimentaria, a la vez que incrementábamos la tecnología industrial y potenciábamos la internacionalización de la empresa.  Somos afortunados de haber podido capear muchos temporales y poder continuar navegando hasta hoy.

¿Qué tipo de productos ofrecéis?

Desde nuestros inicios, nos dedicamos a elaborar productos cárnicos, una familia que en la actualidad sigue siendo la que más ventas reporta con un 50 %. Fundamentalmente, en esa familia, elaboramos salchichas cocidas en multitud de variedades. Con el paso del tiempo, hemos ido ampliando el portfolio de productos e incluyendo platos preparados –los Callos precocinados son los más representativos-, así como toppings para pizzas y, por supuesto, las salsas de acompañamiento y cocina, como pueden ser el mojo picón, la salsa al Whisky, la salsa verde o la chimichurri, entre otras.

The Tapas Sauce´s es vuestra marca dedicada a la exportación. Si no me equivoco, solo en el último año habéis aumentado las exportaciones al extranjero en un 45%. Este crecimiento tan importante es un motivo de celebración ¿no?

Pues, francamente, sí. Cuando en 2014 nos planteamos la idea de empezar a exportar, elegimos a nuestra familia de salsas como punta de lanza, ya que dada su caducidad más larga y la ausencia de trabas aduaneras, sería más factible conseguir unos buenos resultados y, efectivamente, así ha sido. El camino de la internacionalización de las empresas es una tarea que requiere planificación, recursos y una buena dosis de paciencia y cuando los resultados comienzan a mejorar el premio es doble.

Además, exportáis a países como EEUU, China, Canadá, Rusia o Alemania, ¿cómo y por qué nace la idea de crear esta marca?

La idea de crear una marca nueva fue consecuencia de los estudios de mercado realizados. Al constatar que la palabra “Tapas” era mundialmente conocida y asociada a España, nos permitía utilizarla para beneficiarnos de las bondades de la pujanza gastronómica de nuestro país, de nuestras excelentes materias primas y del conocimiento de ambas cosas por la gran cantidad de turistas que recibimos cada año. Así pues, comenzamos a exportar a diferentes países.

Pero también han subido las ventas a nivel nacional, ¿no es así? 

Las ventas de productos de gran consumo han subido durante el pasado año como consecuencia de la Covid-19 y, en nuestro caso, hemos podido aprovechar esa tendencia con importantes crecimientos, que han sido mitigados por el descenso de ventas en el canal HORECA, al que también nos dirigimos y que se ha visto más afectado por la pandemia.

¿Cómo valoráis la consolidación de vuestros productos?

La fidelidad del consumidor es uno de los bienes más preciados que puede tener una empresa alimentaria y que mejor contribuye a que las ventas de los productos se consoliden en el tiempo. En nuestro caso, somos afortunados de contar con ella.

¿Qué tienen de especial vuestras salsas? ¿Cómo nos las describiríais? 

Nuestras salsas –tenemos ocho variedades distintas en producción- nacen para ser un complemento de carnes y pescados y también para ser utilizadas en la cocina. En concreto, tenemos un proceso de producción poco agresivo que respeta los sabores y aromas de las materias primas utilizadas. Además, nuestro objetivo es que no contengan conservantes o colorantes y que, siempre que sea posible por su formulación, tampoco contengan alérgenos, de modo que puedan ser consumidas por todo el mundo.

Imagino que la materia prima será fundamental, ¿en qué os basáis para escoger a vuestros proveedores? 

Por supuesto, para nosotros la materia prima es esencial. Por ello, preferentemente nuestros proveedores son de cercanía y, en el proceso de adquisición, se realizan exhaustivos controles a los mismos para asegurarnos que contamos con materias primas de calidad y que esa calidad se mantenga durante todas las entradas.  

Hace un par de años os mudasteis a una fábrica mayor dentro de Alcalá de Guadaíra, ¿cuántas personas trabajan en vuestra empresa?

En nuestra empresa trabajan cada día más de 40 personas volcadas en elaborar productos de calidad. Ello también es posible gracias a unas instalaciones construidas recientemente y diseñadas para alcanzar los máximos estándares de calidad y la certificación IFS; a la vez que están diseñadas para ser medioambientalmente sostenibles con el uso de energías renovables. 

¿Cómo valoráis la situación del sector agroalimentario?  

El sector agroalimentario español y, especialmente el andaluz, goza de unas capacidades y fortalezas muy altas. Además, ha sido objeto de una modernización y profesionalización exquisitas, lo que unido a las bondades, variedad y riqueza de nuestra agricultura y ganadería, lo sitúan en un punto perfecto para seguir creciendo y llevando parte de nuestra cultura a todos los rincones del planeta.  

¿Dónde podemos encontrar vuestros productos? 

Nuestros productos se pueden encontrar tanto en grandes superficies, cadenas de supermercados; así como en la distribución minorista y mayorista. 

En vuestra página web publicáis más información sobre vuestros productos, así como recetas, ¿cuál nos recomendaríais? 

La verdad es que es difícil elegir, pero me quedaría con los mantecaditos de solomillo en salsa al whisky, que están impresionantes, así como con las papas arrugás con salsa mojo picón, una receta muy fácil y perfecta para cualquier ocasión.