Encuentra la diferencia

0
1
Por Rocío Espinosa, directora de PYMES Magazine y Pymes Comunicación

Lo que te estoy proponiendo no es el típico pasatiempo que puedes encontrar en cualquier revista de entretenimiento. Me refiero a ése que suele poner en su enunciado: encuentra las 7 diferencias y aparecen dos dibujos casi idénticos. Casi porque ahí está la gracia, pues lo que parece que es igual, si te fijas bien, hay pequeños detalles que lo hacen diferentes.

Yo quiero proponerte que conozcas de primera mano las diferencias que hay entre el Plan de Contenidos y el Calendario Editorial, pues muchas personas comenten el error en pensar que ambos son lo mismo. Pero no. Por este motivo, quiero que tú sepas manejar bien ambos conceptos y los lleves a la práctica a la perfección.

Además, te los voy a definir sin usar tecnicismos, porque de esta manera, yo lo pude entender bien, la primera vez que me enfrenté a ellos. Y gracias a ese ejemplo, jamás lo he olvidado. También, te tengo que comentar que los uso a diario. 

Empiezo diciéndote que el Plan de Contenidos es el mapa del tesoro, donde el tesoro es tu objetivo. Cuando tú te encuentras un mapa, en este caso el del tesoro, el de tu objetivo, tienes que pasar por varios puntos hasta llegar a él. Es decir, el Plan de Contenidos es la ruta que te lleva a tu propósito final. 

Mientras que el Calendario Editorial lo puedes identificar como el vehículo que te lleva y te ayuda a llegar al tesoro, a tu objetivo.

Por tanto, el Plan de Contenidos tiene que responder a las preguntas: el qué, el cuándo, el dónde, el quién, el porqué y el cómo. Es la estrategia. Sin embargo, el Calendario Editorial es la planificación, es ponerle fecha.

Bajo mi punto de vista, uno no puede vivir sin el otro. Es verdad que puedes crearte un Calendario Editorial sin tener un Plan de Contenidos. Si actúas así, irás como pollo sin cabeza, pues no te fijas un objetivo, sino que solo publicas contenido sin tener una estrategia a seguir.

Cuando trabajas ambos conceptos y lo llevas a la práctica, lo único que vas a conseguir es atraer a tu cliente ideal a ti. 

Si este detalle no es importante para tu negocio, entonces serás ese pollo sin cabeza, publicando contenido sin ton ni son. Pero si quieres crecer, atraer y generar al fin y al cabo ventas y aumentar tu negocio, entonces ya sabes lo que tienes que hacer. Trabajar ambos conceptos de forma paralela para conseguir el éxito. 

Si quieres te tiendo mi mano para ayudarte a lograrlo. 

¡Sigue aprendiendo nuevos conceptos!