En tiempos de incertidumbre: aportas o te apartas

0
301

Ante todo sinceridad. A principio de cada mes organizamos una reunión en la que seleccionamos los temas a tratar para el mes siguiente. Cuando planteamos realizar este reportaje confiamos en dejarlo hasta última hora, pensando que a lo largo del mes habría una nueva normativa clara para el comienzo de curso. Era un tema peliagudo puesto que la normativa sufre variaciones constantes en función a cómo evoluciona el virus y cuántas personas hay afectadas. Finalmente se han establecido nuevas normas y variaciones pero a día de hoy no sabemos a ciencia cierta cómo se desarrollará septiembre ni los próximos meses. El futuro parece complicado, las últimas noticias sólo nos indican que hay nuevos casos y parece que todo está, de nuevo, descontrolado.

Por ello es fundamental no dejarse llevar por la incertidumbre ni por el miedo. Es importante saber controlarlo y centrarnos en el hoy, en el presente porque el desconocimiento de saber qué pasara en el futuro nos puede consumir psicológicamente. Tratemos de pensar en el hoy, y no en el mañana.Hay que tratar de poner soluciones inmediatas, saber actuar sobre la marcha y no dejarse llevar por el pánico. Pero siempre con cabeza y precaución.

Si algo nos está enseñando esta pandemia es a adaptarnos. Casi todos los días hay un nuevo decreto o actualización al que hay que amoldarse. Estamos aprendiendo a sobrevivir sobre la marcha tanto empresarios como trabajadores. Es muy complicado no ver el futuro como algo incierto, tener miedo a un nuevo confinamiento y, por tanto, a la paralización de la actividad empresarial. Hay muchos negocios que han resurgido de las cenizas en estos meses pero también hay empresas que han se han adaptado a una nueva normalidad y otras que no han podido continuar con su actividad.

La cruda realidad es que son muchas las empresas que ya estaban en la cuerda floja y esto ha sido un auténtico revés para su actividad, algunas llegando a cerrar de manera definitiva. Pero hay otras que han sabido darle la vuelta a su negocio, que han sabido apartarse al presente. Por ejemplo, en la hostelería. Una de las últimas medidas fue el cierre de locales que únicamente sirvieran bebidas, por ello muchos hosteleros han modificado su actividad y ahora también han incluido comidas en sus bares de copa. Otros no paran de mejorar su calidad tecnológica para favorecer el teletrabajo. El caso es no estancarse y continuar creciendo. Para ello es muy importante pensar en esa ilusión de los primeros días de negocio así como dejarse aconsejar y ayudar.

Además, es muy importante tratar de adelantarse y mejorar constantemente. Favorecer el teletrabajo es un aspecto elemental en nuestra empresa. Sin embargo, hay un aspecto primordial en cualquier sector: la comunicación. En esta nueva normalidad cualquier empresa debe contar con una comunicación fluida, directa y clara tanto para sus empleados como para sus clientes.  Por eso es básico contar con un buen equipo formado que sepa darte las herramientas necesarias para que tu información llegue al máximo número de personas. No vale con poner un cartel en la puerta de nuestro negocio, la comunicación evoluciona cada día y no podemos quedarnos atrás. En estos momentos es fundamental aportar, saber destacar y ofrecer una calidad pero siempre con seguridad. No podemos quedarnos en lamentaciones porque nos quedaremos fuera. Así que, como bien dice el dicho: aporta o apartas.

Estas nuevas medidas o decretos que hemos comentado se caracterizan por ser cambiantes y afectan a corto plazo. Prácticamente no sabemos nada sobre cómo actuaremos a largo plazo en ningún sector. De hecho, la educación se está organizando para una huelga general y protestar así sobre la situación. Este en concreto es un tema muy complicado ya que nos afectará directa o indirectamente a todos. Cómo serán las clases, el contacto y cómo se va a controlar es una de las mayores incógnitas. Aunque, desgraciadamente, lo mismo ocurre en casi el resto de sectores. Sin embargo, pese a las diferentes actualizaciones seguimos en el mismo estado de incertidumbre.

Sabemos que el futuro es muy incierto, pero podemos controlarlo dentro de unos márgenes. Es fundamental llevar a cabo diferentes acciones. En primer lugar es vital conocer la nueva legislación, si se produce algún cambio es necesario conocerlo y llevarlo a cabo de manera correcta. Asimismo, es básico cumplir con todas las medidas de seguridad: usar mascarilla, mantener la distancia y lavarse las manos de manera constante. No podemos saltarnos ninguna de estas medidas o comenzaremos a tirarlo todo por la borda. Las excepciones en el protocolo de seguridad son las que nos están trayendo los nuevos rebrotes.

En definitiva os recomendamos  unas pautas básicas para estos días tan complicados: prudencia y coherencia, elegir un buen equipo de comunicación que sepa ayudarte a transmitir todo lo que necesita tu empresa y nunca estancarse en los problemas, sino buscar soluciones.