En septiembre: divorcios, sentencias y conflictos

0
98
Por Mª Dolores Caro Cals, abogada socia de RuaCals Abogados.
Por Mª Dolores Caro Cals, abogada socia de RuaCals Abogados.

SEPTIEMBRE es el mes de los divorcios por excelencia. Tras el verano, muchos matrimonios sufren una crisis profunda que desencadena en una separación sin vuelta atrás. El tiempo de convivencia en el periodo estival pone a prueba a muchas parejas. En nuestro despacho es un periodo puntero para este tipo de procedimientos. 

Tras los divorcios, llegan las sentencias y posteriormente los conflictos que las mismas promueven. Muchas no dejan claros los términos en lo relacionados a los regímenes de visitas o patria potestad, y es por ello necesario que solicitemos una serie de clausulas a las que puedan acudir los progenitores para que pueda haber una cierta paz tras la separación y no tengan que acudir día si día también a las ejecuciones de sentencias y autorizaciones judiciales del 156 cc para dirimir los dimes y diretes que surjan. 

El compañero José Luis Sariego Morillo, tras un exhaustivo análisis de la situación antes planteada, diseño unas 15 obligaciones a incluir y que me han parecido interesantes traerlas a colación, porque son verdaderas fuentes de conflictos entre los progenitores y vienen a pautarlas …. en principios, “Acuerdan también las siguientes obligaciones recíprocas:

«1º.- Usarán la app WhatsApp u otra similar para que al final de cada día informar el uno al otro, de cosas importantes que deben saber ambos del/os hijo/s. Dichos mensajes, deberán ser precisos, concisos y amables.

«2º.- Establecer que cada progenitor pueda hablar por video llamada con el/los hijos/s, cuando está con el otro progenitor en horas razonables, no más de 5 minutos, a fin de no interferir en la vida de aquellos en cada contexto familiar.

«3º.- Acuerdan comunicar de forma conjunta al colegio las 4 personas que podrán recoger al hijo/s hijo/s del colegio, cuando ello sea necesario, fijando cada progenitor dos personas de su libre elección.

«4º.- Cuando se encuentren en presencia del/los hijos/s, ambos progenitores, se obligan a saludarse de forma amistosa o aparentemente amistosa, para evitar a aquellos que vean malas caras o gestos feos entre ambos y/o acompañantes.

«5º.- En las citas médicas sólo pueden entrar ellos y no terceras personas ajenas a la familia, a fin de garantizar la intimidad de losa datos del/los hijos/s.

«6º.- Ambas partes se obligan a evitar a toda costa que terceras personas o ellas mismas puedan hacer comentarios negativos del otro progenitor o de sus nuevas parejas en presencia del/los hijos/s, o cerca de ellos.

«7º.- Se obligan a impedir que los hijos puedan tomar decisiones por sí mismos que afecten al régimen de custodia y visitas, por cuanto los hijos deben obedecer a sus progenitores y respetar las decisiones judiciales que les afecten.

«8º.- Se obligan a no interferir en forma de la crianza del otro progenitor de cualquier manera, salvo que la misma sea negligente y excesivamente permisiva o controladora.

«9º.- Ambos se obligan a que los hijos permanezcan en la ciudad de residencia habitual y a respetar la estabilidad del centro escolar

«10ª.- Cada progenitor podrá emplear el tiempo con sus hijos de la forma que considere más conveniente, quedando prohibido que uno decida una actividad extra en los tiempos que los niños estén con el otro, salvo aquellos casos en los que sea necesario a nivel educativo necesidades especiales de los hijos.

«11º.- Se abstendrán, en todo caso, de utilizar a los niños de cualquier forma contra el otro progenitor, incluyendo el provocar disfunciones alimenticias, físicas o psíquicas de cualquier tipo.

«12º.- Ambas partes se obligan a que los hijos no tengan acceso a un teléfono móvil con internet hasta que tengan 14 años o la que decidan de mutuo acuerdo. Asimismo, se comprometen a tener un control parental en cada terminal de acceso a las redes sociales.

«13.- En el caso de una nueva pandemia o situación de emergencia de cualquier tipo establecida por las autoridades, ambas partes seguirán cumpliendo los tiempos de estancia de los hijos con uno y otro progenitor, salvo situación de riesgo cierto, para lo que deberá acudir a pedir auxilio judicial y su aprobación. En estos casos se podrá solicitar la compensación de días perdidos por el progenitor afectado.

«14.- Si como consecuencia de una crisis económica similar a la de la pandemia de la covid19 se viera afectada la capacidad económica de una o de las dos partes, las pensiones de alimentos se verán reducidas de forma automática en la misma proporción que se hayan reducido los ingresos del obligado al pago, sin necesidad de acudir a un Juzgado. Toda la familia deberá adaptarse a la reducción de gastos que se puedan realizar. En todo caso, el progenitor que no acepte esta solución adaptativa podrá pedir auxilio judicial en todo caso, y para verificar la realidad de la situación.

«15.- Si uno de los progenitores tuviera nueva descendencia, ambas partes procurarán que los hijos comunes tengan el contacto deseable y necesario con su nuevo/a hermano/a.

«Cualquier incumplimiento de estas obligaciones dará lugar a que el otro progenitor pueda acudir en auxilio judicial en fase de ejecución de sentencia y de este convenio, estando obligado la parte que incumpla a pagar los gastos y costas del procedimiento judicial en su totalidad, si resultase probada su responsabilidad y salvo mejor criterio del Juzgado”.

Si se encuentran en la crucial situación de crisis matrimonial, estas cláusulas en sus sentencias pueden traerles más luz, estableciendo una relación de cordialidad y entendimiento entre las partes, haciendo mas llevadero el divorcio y crianza de los menores.