Empresarias Sevillanas celebra un nuevo desayuno empresarial en el Club Zaudín

0
635
desayuno empresarial Empresarias Sevillanas

La asociación Empresarias Sevillanas, siguiendo su programación de encuentros entre empresarias, ha celebrado un nuevo desayuno empresarial al que ha asistido como invitado especial Ricardo Sánchez, Delegado del Gobierno de Sevilla de la Junta de Andalucía. El evento que se celebró en el Club Zaudín, acudieron en torno a 50 empresarias de diferentes sectores, las que escucharon de primera mano, las medidas que el nuevo Gobierno de la Junta está trabajando dirigidas hacía la mujer empresaria. También dio su visión de cuál es el camino a trabajar.

De su intervención cabe destacar las pretensiones que se tiene para la aceleradora de empresas «Impúlsame» para el 2020, donde el 50% de las empresas participantes se pretende que sean mujeres quiénes dirijan el proyecto empresarial. Además, destacó las ayudas a las mujeres en las tarifas de autónomos y las del ámbito rural con las bonificaciones y bajada del IRPF. «Creer en la igualdad real es con medidas reales», resaltó Ricardo Sánchez.

 

Insistió que corresponde a la Administración facilitar los instrumentos necesarios para conseguir esa igualdad de oportunidades, sobre todo a la hora de la conciliación familiar. «Estamos trabajando en estos momentos en el trámite de la Ley de la Familia».

«La empresaria no tiene que renunciar a nada»

Tras su intervención, tomó la palabra María Sánchez, presidenta de Empresarias Sevillanas, la cual defendió los ideales de la asociación y la figura de la mujer empresaria «No hay que renunciar a nada para ser empresaria y tampoco hace falta que me reconozca como igual porque ya lo soy» Son algunas de las palabras que pronunció durante su intervención. En cuanto a la conciliación familiar, aboga por la corresponsabilidad a la hora del cuidado de los hijos con respecto a la pareja. También, resaltó a las allí presentes que no se sientan culpables por ser empresaria y no estar en algunos momentos con sus hijos, que esa corresponsabilidad es de ambos y no sólo la carga familiar la tiene que soportar las mujeres.

Posteriormente, comenzó la lluvia de preguntas hacia el Delegado, donde se centraron tanto en la conciliación familiar; el tratamiento hacia las mujeres empresarias sobre que hay que destacar la igualdad con respecto al hombre, cuando eso hay que darlo por hecho; y sobre la nueva medida de instaurar el registro en los trabajos para controlar los horarios de los trabajadores.