El verdadero win-win

“El mundo está lleno de sufrimiento...y el origen de este sufrimiento está en el deseo. Evita ese deseo y tendrás ausencia de ese sufrimiento”, Buda.

0
659
El verdadero win-win.
El verdadero win-win.
Marta Martín Montero, Consultor, formador y mentor en habilidades comerciales.
Marta Martín Montero, Consultor, formador y mentor en habilidades comerciales.

El otro día me topé con una frase de Buda que me hizo pensar mucho: “El mundo está lleno de sufrimiento…y el origen de este sufrimiento está en el deseo. Evita ese deseo y tendrás ausencia de ese sufrimiento”. Como es Buda el que parece que lo dijo, intenté no ser tan ignorante como para desecharla a la primera de cambio, y además cometí la osadía de llevármelo al mundo de las ventas.

Conozco perfectamente la sensación de estrés que se genera cuando dependes de una venta para obtener un sueldo. Uno de mis primeros trabajos fue vendiendo seguros de vida. He visto a profesionales muy trabajadores y concienzudos contar a la salida de un cliente, con la cara pálida y un sudor frío en las manos, cuánto dinero habían dejado de ganar porque una venta no se había producido. Así que con el permiso de Buda, aplicar el sufrimiento y el ansia, a este deseo de vender creo que estaría totalmente aceptado. Sin embargo, siempre he pensado que el sistema de comisiones es más justo e incentivador que un sistema de retribución fija en el mundo comercial, pero el señor Buda me hizo recordar sensaciones vividas en mi propio estómago y observadas en los demás.

Por si fuera poco me encuentro con esta otra historia, esta vez es Chuang Tzu, un filósofo chino del siglo IV: “Cuando un arquero tira para no obtener premio alguno, tiene toda su habilidad, cuando tira para una medalla de bronce, empieza a ponerse nervioso, ya empieza a encoger el brazo, cuando lo hace para la medalla de oro, ve doble. Su habilidad no ha cambiado, pero el premio lo merma. Piensa más en ganar que en tirar, y la necesidad de ganar lo vacía de poder. Es tu ambición la que te vacía de poder.

Evidentemente, no pretendo con este post, echar por tierra y demonizar las fórmulas retributivas basadas en incentivos, si alguno quiere hacer una reflexión, que sea libre, pero sí a todos aquellos que sufren y ven su PODER mermado. Que tengan muy presentes la frase de Buda. “Evita ese Deseo y tendrás ausencia de sufrimiento”. El éxito en el mundo de las ventas ya está más que demostrado, hay que verlo como un porcentaje. Cuanta más prospección, pasión, ganas y amor pongas, mejor serán tus resultados. Concéntrate en el cómo y no, en el qué. Disfruta el proceso, y los resultados llegarán. No cuentes los aciertos. Disfruta al más estilo mindfulness, del aquí y el ahora. No sientas rechazo a tu persona, no es a ti a quien no quieren sino a tu producto. Tus clientes lo percibirán, y estoy segura que es donde podemos fluir con lo que hacemos donde podemos generar valor para ambas partes. Donde se produce el verdadero WIN-WIN.