El turismo sostenible de la Costa del Sol depende de las nuevas infraestructuras hidráulicas

0
184

Málaga es la provincia andaluza que más agua demanda para el sector turístico y de ocio con 22.186,70 dam3/año. De ellos, 21.542,70 dam3/año son destinados al regadío de campos de golf, mientras que 508 dam3/año son para el uso en parques acuáticos. Estos son algunos de los datos que se extrae del informe Diagnóstico sobre las necesidades de agua en Andalucía y propuesta de actuaciones que hoy ha presentado la Asociación de Empresarios del Sur de España, CESUR, en la capital malagueña.

Este estudio, promovido por la Comisión del Agua de CESUR, y realizado por PROMA, Proyectos de Ingeniería Ambiental, de la Universidad de Granada, ofrece un diagnóstico completo sobre las necesidades de agua en Andalucía, analizando el desequilibrio geográfico en su distribución y el consumo por sectores económicos (agro, industria, turismo, ganadería, residencial, etc), por provincias y por comarcas, a la vez que  plantea una serie de propuestas de actuaciones para mejorar su accesibilidad y gestión, con el fin de que la Comunidad pueda aprovechar mejor sus recursos hídricos para un mayor crecimiento sostenible de la economía y el empleo.  

La importancia del turismo en Málaga también queda patente en que es la provincia con mayor demanda de agua doméstica (206.713,01 dam3/año) que le hace albergar una gran población estacional, lo que supone aproximadamente un tercio del consumo total (69.735,57 dam3/año).

Así mismo, el estudio puntualiza que Málaga es una de las pocas provincias que cuenta, además de con recursos hídricos internos, con agua procedente de desalación y reutilización. La comarca de Centro Sur (Málaga) es la que más recursos hídricos obtiene por el proceso de reutilización (11,88 %, 27.390,83 dam3/año) y desalación (4,86 %). Por otro lado, la comarca de Vélez Málaga cuenta con un 4,16 % de los recursos a través de la reutilización de aguas residuales.

El informe también contempla la necesidad de priorizar la puesta en marcha de infraestructuras hidráulicas que ya cuenten con un informe de viabilidad por parte de la administración como la desaladora de la Costa del Sol. CESUR espera que el Gobierno y la Junta atienda las peticiones de los empresarios y que los fondos Next Generation puedan cubrir las necesidades básicas de infraestructuras hídricas en Andalucía.

La presentación del informe ha corrido a cargo de Juan Iturri, presidente de CESUR, y Jaime Palop, del presidente de la Comisión de Agua de CESUR y CEO de Emasesa; así como de los profesores doctores Ingenieros de Caminos de la Universidad de Granada, José María Fernández, CEO de Proma, y Jaime Martín, director I+D+I de Proma.

Las necesidades y responsabilidades del sector industrial y agrícola han sido analizadas en la mesa redonda ¿Qué demandan las empresas? en la que ha participado José Luque García, Director General de Fuerte Hoteles y Presidente de AEHCOS; Carlos Pitarch, Presidente del Comité Comercial de Campos de la Real Federación Andaluza de Golf; y Rafael Romero, Director del Departamento Técnico Agrícola DCOOP; y que ha sido moderada por Fernando Seco, Vicepresidente Ejecutivo de CESUR.

Mientras que en la mesa redonda ¿Qué pueden hacer las administraciones públicas? Se han abordado las posibles soluciones para satisfacer la demanda de agua en aquellas zonas deficitarias de Andalucía Oriental. Han participado Fernando Delgado, Director General de Planificación y Recursos Hídricos de la Junta de Andalucía, Matilde Mancha, Directora General de Hidralia y Secretaria del Comité Ejecutivo de ASA, Sergio Arjona, Director General de Infraestructuras de Agua de la Junta de Andalucía; y Gemma del Corral Parra, Tte. de Alcalde y Delegada de Sostenibilidad Medioambiental del Ayto. de Málaga

DATOS DEL INFORME

El informe “Diagnóstico sobre las necesidades de agua en Andalucía y propuesta de actuaciones” realiza un diagnóstico sobre las necesidades de agua en Andalucía por ámbito territorial a partir de la disponibilidad y consumo de agua, con el fin de obtener los datos necesarios para posteriormente proponer actuaciones que permitan paliar la escasez de agua en aquellas áreas deficitarias.

El estudio se ha desarrollado bajo diferentes niveles territoriales (nivel regional, nivel de cuenca hidrográfica, provincial, comarcal y municipal), estructurándose en cuatro puntos en los que se analiza secuencialmente la disponibilidad de agua, la demanda de agua, las necesidades hídricas y las actuaciones propuestas.

  • El informe pone de manifiesto la disparidad geográfica de los recursos hídricos andaluces, donde comarcas como La Vega con 3,84 dam3/ha.año o Estepa con 2,12 dam3/ha.año son los que mayor volumen de agua tienen por superficie frente a los municipios de o la Comarca Bajo Almanzora (Almería) con 0,16 dam3/ha.año. De esta forma, Sevilla es la provincia que presenta una mayor disponibilidad con el 25,78 % del total de región, en contra de Almería con un 3,73%.
  • Así mismo, la cuenca del Guadalquivir es la que tiene mayor disponibilidad de agua (4.111.661 dam3/año), mientras que la que presenta menor es la del Segura (65.985 dam3/año).
  • En cuanto a la demanda de agua, la agricultura destaca sobre el resto de actividades con 3.679.515 dam3/año sobre el total consumido de 4.750.964 dam3/año
  • Por provincias, Sevilla aglutina el mayor consumo registrando el 30 % de toda la región, debido principalmente a la elevada cantidad de zonas agrícolas regables. En el lado opuesto, destacan las provincias de Cádiz y Huelva al presentar el menor consumo de agua, pero es donde hay más consumo industrial de agua.
  • A nivel regional la comunidad autónoma presenta un consumo de 0,54 dam3/ha.año frente a una disponibilidad de 0,74 dam3/ha.año lo que muestra que en términos medios la Comunidad Autónoma podría hacer frente a su consumo.
  • En cuanto a las respuestas de actuaciones que plantea el informe, dictamina que es necesario priorizar las propuestas de infraestructuras hidráulicas que cuentan con un informe de viabilidad por parte de la Administración y que tienen como ámbito de actuación comarcas con déficit hídrico.
  • Sobre la Agricultura, asegura que es necesario continuar con la modernización de los sistemas de riego que han disminuido el consumo de agua de forma sustancial en los últimos 20 años.
  • En el contexto de políticas europeas es especialmente necesario para el futuro de la agricultura de riego, la coordinación de las políticas de gestión de agua con las políticas agrarias, diseñadas para preservar la sostenibilidad de los recursos y espacios naturales, de agua y tierra, así como para la protección del medioambiente y de la biodiversidad. Además, es necesario introducir los nuevos paradigmas de economía circular y digitalización de la agricultura que permitan una utilización más eficiente del recurso hídrico. 
  • Respecto la reutilización de agua residual, se han seleccionado aquellas propuestas que plantean la construcción de nuevas EDAR con tratamiento terciario para la reutilización del agua, las que contemplan ampliar el volumen de agua de reutilización, así como las que incluyen la realización de conducciones para la canalización de agua con destino final al riego.
  • En cuanto a la tarificación del agua, es importante aplicar el principio de la recuperación de los costes de los servicios recogido en la Directiva Marco del Agua. Una armonización coherente de las tarifas, aplicadas sobre criterios objetivos, podría ser un instrumento eficiente para el sector de abastecimiento de aguas. 

Adjuntamos Resumen Ejecutivo del Informe

Sobre CESURLa Asociación de Empresarios del Sur de España, CESUR, es una asociación sin ánimo de lucro, privada e independiente, integrada por empresarios y directivos, que persigue mejorar las condiciones socioeconómicas, empresariales y educativas del Sur de España. Agrupa a más de 150 empresas, andaluzas y extremeñas, socialmente responsables que buscan la excelencia en su desarrollo y del territorio en el que se asientan, lo que la convierten en la mayor asociación empresarial por número de socios del país. CESUR aglutina, por volumen de facturación de sus empresas asociadas, la tercera parte del PIB de Andalucía y el 30 por ciento del PIB del sur de España (Andalucía y Extremadura).