El primer Estudio de Felicidad Económica pone en evidencia la relevancia de la educación financiera en los negocios

0
82

La educación financiera es una asignatura pendiente para la sociedad, y especialmente para  los emprendedores. Menos de la mitad afirman que sienten que disponen de las capacidades  necesarias para acometer un emprendimiento, especialmente en materia financiera, según datos del Global Entrepreneurship Monitor

Nieves Villena, economista, educadora financiera y autora del libro ‘29 Días para conectar  con tu Felicidad Económica’, lleva años dedicándose a la formación de emprendedores y  emprendedoras en esta materia, y también ha impartido numerosas formaciones en empresas  y organismos de referencia. Implicada especialmente en acercarse a las necesidades de las  mujeres empresarias, ha promovido el primer estudio de Felicidad Económica  enfocado ellas, con el objetivo de entender cuál es la relación de éstas con sus finanzas.

La mujer empresaria y sus finanzas. 

El estudio arroja datos sobre 4 tipologías de mujeres: empresarias, asalariadas, madres y no  madres, resultando una fotografía caleidoscópica de la situación de las mujeres en la actualidad.  

Entre otros datos relativos a las mujeres empresarias, destaca que al 50,8% de las encuestadas les  da miedo hablar de dinero con sus propios clientes. Solo se empieza a revertir esa situación cuando  son los proveedores y/o socios con quienes se habla de dinero, pero, aun así, al 44% de las  mujeres les da miedo hablar con sus proveedores y al 40,2% con sus socios.  

Otro de los datos destacados, por tratarse de un tema en boga, es que al 53,1% de las mujeres  les cuesta mucho ponerles precio a sus productos y/o servicios. Solo a un 6,8% no les cuesta nada.  Al 49,1%, además, les cuesta reclamar el pago a un cliente y solo el 13,9% de las empresarias se  sienten totalmente cómodas pagándose por su trabajo a ellas mismas. 

El estudio destaca que el 48,6% de las mujeres ha elegido formarse para tener una educación  financiera y quieren seguir aprendiendo y formándose en este ámbito: mujeres empresarias  fundamentalmente. Por otro lado, el 46,4% no lo ha hecho, pero son conscientes de su importancia. 

Estos y otros resultados del estudio se han plasmado en un informe que tiene como principal  objetivo provocar una reflexión interna y un debate social que debemos plantearnos. La educación  financiera, vinculada al crecimiento y fortalecimiento de los negocios capitaneados por mujeres, es  una gran asignatura pendiente. El informe cuenta además con ejercicios prácticos y testimonios  reales de algunas de las mujeres que participaron en el estudio.