El pequeño gran negocio de las comuniones

Vestidos y trajes, celebraciones, viajes, regalos personalizados y un sinfín de cosas más.

0
2106
El pequeño gran negocio de las comuniones.
El pequeño gran negocio de las comuniones.

Cuentan nuestros mayores, padres y abuelos, que en su época de niño, cuando ellos hacían la primera comunión, dicho acto se limitaba a la misa en la iglesia más cercana y a un buen desayuno familiar de chocolate con churros. Pero esto ha ido evolucionando con el paso de los años y lo que era una pequeña celebración familiar se ha convertido en lo que ahora se llama “una pequeña boda”.

Vestidos para niñas y trajes para niños, un lugar de celebración que ya no es el pequeño bar del barrio donde nos ofrecían el desayuno sino restaurantes o haciendas, viajes pos-comunión, regalos personalizados que cada año son más variopintos, y un sinfín de cosas más que hacen de la primera comunión un pequeño gran negocio donde son ya muchas las empresas que ofrecen servicios exclusivos dedicados a este evento.

El pequeño gran negocio de las comuniones.
El pequeño gran negocio de las comuniones.

De esta manera, lo primero que se tiene en cuenta a la hora de celebrar  este sacramento es la indumentaria que va a vestir los niños y niñas. Así, Estefanía Carrasco, propietaria de la tienda “Infantes” (Calle Mairena, número 59, Alcalá de Guadaíra, Sevilla), comenta que el presupuesto que trabajan en su tienda va “desde 290 hasta 850 euros”.

Estefanía elabora alrededor de 60 trajes de comunión por año, empezando los encargos desde octubre y comenta como también con el paso de los años, dicha indumentaria ha ido evolucionando, “lo clásico siempre se lleva, pero todo va cambiando. Hoy en día, las niñas son novias pequeñitas y se ha impuesto la moda vintage, el romanticismo, teniendo como principal novedad para este año las espaldas bajas en niñas y el uso del lino en los trajes marineros para niños”.

El pequeño gran negocio de las comuniones.

Y si importante es para padres y niños la vestimenta para ese día, no menos destacable es el lugar de celebración a escoger para dicho evento.Hoy en día ya no se eligen pequeños bares donde desayunar o almorzar, sino que se ha impuesto la moda de celebraciones al estilo de bodas en grandes restaurantes o haciendas.

Así, La Hacienda El Vizir, que se encuentra en la localidad de Espartinas (Carretera Gines-Espartinas, km. 6, Espartinas, Sevilla) es una de las instalaciones que ofrecen ya a día de hoy servicios dirigidos exclusivamente a la celebración de comuniones. Para ello, ofrecen sus instalaciones de patio y jardines de dicha hacienda, además de sus salones, con variedad de menús para estar sentados o coctel permaneciendo de pie por unos precios que oscilan en 59.80 euros + IVA por persona adulta y desde 40 euros + IVA por niño.

Y es en este tipo de celebraciones donde se han incluido, además de comida y bebida, todo tipo de actividades dirigidos a los niños, desde payasos para hacer reír a los pequeños, castillos hinchables, futbolines y billares, clases de bailes, partidos de fútbol y voleibol, etc. Todo ello con el fin de que dicha celebración sea inolvidable.

Y tan importante también son los recuerdos que quedan de ese día, que los recordatorios cada vez son más variados y originales. De esta manera, Carmen Adorno (propietaria y trabajadora de la papelería Copytom en Tomares) asegura que los recordatorios son los que mayor venta tienen. No obstante, cada año van surgiendo novedades “destacando este año el lienzo de huellas como regalo más original y novedoso donde los niños invitados graban su firma con un sello en un pequeño lienzo”.

El pequeño gran negocio de las comuniones.
El pequeño gran negocio de las comuniones.

Por su parte, Sandra Huerga, propietaria, diseñadora y creadora de “Palabrita” ofrece como servicio para comuniones muñecos de madera o peg dolls tanto de los niños como de familias enteras a un precio estándar de 12 euros y a 16.95 euros si son personalizados. Así, Sandra comenta que “es todo cien por cien artesanal y quedan monísimos como recuerdo para toda la vida” y no necesitan ser encargados con mucho tiempo de antelación, “aconsejo a los clientes que no intenten apurar, unos 15 días de antelación sería lo ideal porque hay también pedidos pendientes de otra temática”.

Y continuando con la temática del recordatorio para toda la vida, la fotografía y el vídeo también han ido evolucionando. Así, lo que era el tradicional reportaje de estudio se ha sustituido por el reportaje al aire libre en lugares variados y cada vez más originales. Carmen Ruiz, fotógrafa y videógrafa de “Contraluces y letras” comenta que “las familias ya no se conforman con dos o tres fotos de estudio como recordatorio, ya se nos exige que sean fotos originales y divertidas en lugares al aire libre como campos, dehesas, parques, playas, e incluso vías de tren y ya los padres participan también siendo protagonistas en dichos reportajes”. Carmen cuenta que los precios oscilan desde 80 euros si son sólo fotografías en formato digital hasta 150 euros si es un álbum digital y 300 euros el reportaje editado en vídeo.

El pequeño gran negocio de las comuniones.

Y ya como colofón y culminación de celebración de dicho evento, cada vez son más los padres que regalan a sus hijos un viaje, y tal como nos asegura Elena Bernal, agente de viajes de Zafiro Tours (Tomares), “el 99 por ciento de los viajes son con destino a Disneyland en París para los meses venideros”.