El metaverso: La nueva generación de internet

0
264
Por Fernando Molina, CEO de NUBEADO – Expertos en tecnologías web.

Mucho se está hablando en los últimos meses, de una nueva revolución tecnológica que cambiará la forma en la que nos relacionamos para siempre. En el artículo de hoy, vamos a procurar arrojar luz sobre este “nuevo” concepto; eso que llaman el Metaverso. Ese mundo virtual por el que grandes compañías como Google, Nvidia o Microsoft están apostando muy fuertemente y que ha llevado a un gigante como Facebook, a cambiar su nombre por META. 

Pero ¿Qué es exactamente el metaverso?

El término metaverso proviene de una novela de 1992 llamada ‘Snow Crash’ y podríamos definirlo como un mundo virtual, al que podremos conectarnos mediante diferentes dispositivos, y en el que podremos interactuar consiguiendo una inmersión tal, que tengamos la sensación de estar viviendo dentro de él.

Si bien es cierto que esto de los mundos virtuales no son nada nuevo, y existen en el sector de los videojuegos desde hace años, el metaverso no busca ser un mundo irreal, sino más bien una especie de realidad paralela en la que podremos vivir nuestro día a día, tal y como hacemos en la vida real, pero sin la necesidad de movernos de casa. Algo parecido a lo que ocurre en la película como Ready Player One.

Pero si hacemos referencia al concepto preciso de metaverso por el que están apostando las grandes compañías tecnológicas como Facebook, podríamos decir que la idea sería la de fabricar un universo paralelo y virtual, al que accederíamos con dispositivos de realidad virtual y aumentada, pudiendo interactuar y vivir dentro de él y desde fuera con el contenido que tenemos dentro de dicha realidad virtual; con un nivel de detalle tal, que nuestro avatar imite nuestras expresiones faciales, formas de hablar, de caminar, etc.

¿Y qué es lo que puede ofrecernos el metaverso?

Ahora mismo, podríamos decir que el metaverso puede ofrecernos la nueva generación de internet y el principio de una forma de relacionarnos en y con el mundo… o simplemente quedarse en nada porque acabe fracasando. 

Como decimos, en estos momentos no es más que un proyecto incipiente, y las principales empresas están comenzando a desarrollar sus infraestructuras y a definir sus primeros pasos.

En cualquier caso, el futuro metaverso permitirá desarrollar una vida dentro de él, en el que los avatares de los usuarios podrán encontrarse por la calle y pararse a tener una conversación, dar un paseo por el parque o tomar un café. Podrán crear sus propios negocios dentro del metaverso y vender sus productos y servicios. Imagínate pudiendo entrar en una tienda donde poder probarte y comprar la ropa para tu avatar, o comprar un coche para moverte por la ciudad. O teniendo una reunión de trabajo dentro de la oficina de tu empresa, mientras que estas en pijama en casa, gracias a que el resto de los usuarios sólo verán tu avatar.

Pero uno de los puntos más interesantes que nos puede ofrecer esta nueva realidad paralela, es su enorme perspectiva financiera. Tal es así que según un informe financiero de Bloomberg Intelligence, el Metaverso ya posee un valor de más de 500.000 millones de dólares. Y estiman que podría alcanzar un valor de 2,5 billones para la década del 2030.

El motivo de este valor, es que las principales compañías ya se han percatado que este nuevo universo, podría generar nuevos modelos de negocios, medios de comercialización y tener incluso su propia economía; quizás con una moneda virtual propia que se pueda comprar con nuestro dinero real, o adquirir de algún modo dentro del Metaverso; por ejemplo, trabajando como empleado en una tienda de ropa virtual.

Cabe decir que cada compañía está desarrollando su propio metaverso, por lo que aquella que consiga imponer el suyo, será la que controle y se beneficie de todo, de la economía y de todos los negocios que se realicen dentro.

¿Y cuándo verá la luz?

Como hemos comentado a lo largo del artículo, actualmente, el metaverso no es más que un concepto que está empezando a desarrollarse. La empresa Meta, antes conocida como Facebook, ha sido la primera en presentar la idea de su metaverso y ha anunciado fuertes inversiones para convertirla en real. Pero es necesario aún esperar a ver si otras empresas se unen en el esfuerzo para crear las tecnologías que lo hagan viable; tecnologías que no tenemos aún y que necesitaríamos para hacer real ese concepto. 

Lo que sí parece muy probable, es que durante los próximos años iremos viendo cómo van lanzándose nuevos dispositivos que busquen conectarnos con esta nueva realidad virtual. Y que poco a poco se vayan volviendo asequibles para todos los usuarios. También iremos viendo propuestas de metaversos de diferentes compañías. 

En cualquier caso, independientemente de la dirección que acabe tomando el Metaverso, no podemos ignorar que se trata de un concepto interesante y lleno de posibilidades de negocio para las empresas, y que al igual que hicieron las redes sociales, acabe definiendo una nueva forma de vida social y profesional.