“El mayor beneficio es lo que somos capaces de aportar a otros”

0
133

Gestionar las finanzas de una organización, su solvencia, rigor, fiabilidad y crédito social durante más de 14 años es la labor que viene desarrollando María José Arroyo, la directora financiera de Formación Universitaria. Catorce años al frente del área económica, que tienen como resultado la sostenibilidad de una institución académica que hoy por hoy cuenta ya con 200 profesionales y alianzas educativas con prestigiosas universidades.  

La primera pregunta es casi obligada, María José, tu vinculación de más de dos décadas a Formación Universitaria te da una excelente perspectiva de su desarrollo, ¿cuál crees que es la clave de su reconocida solvencia en el ámbito de la formación no presencial?

Sin duda alguna un conjunto de detalles; el aprendizaje, la profesionalización y el conocimiento del sector. La experiencia obtenida durante estos años de nuestros alumnos para acercarnos a ellos y que puedan acceder a nuestra formación sin que la inversión suponga un problema juegan un importante papel. Sucede en otros departamentos fundamentales de Formación Universitaria, como es el caso de nuestro Departamento Académmico, Comercial, Recursos Humanos o Marketing. Intentamos que el alumno sea el eje de la empresa y el conocimiento de sus necesidades hace que el resultado sea más y mejor para todo el ecosistema de la empresa.

En ese proceso de transformación continua en el que se hallan inmersos y que significa crecer y crear valor, ¿Que diferencia a Formación Universitaria del resto de instituciones formativas?

Te podría decir que nuestro foco es llegar a lo tangible a través de lo intangible, creo firmemente que es una cuestión de valores éticos, profesionales y personales que forman parte del equipo, sin excepción, donde nace un Propósito, una Misión y por su peso una Visión.

¿Cuál fue tu primer reto como directora financiera en Formación Universitaria?

Ayudar en todo momento a profesionalizar la empresa, apuesta continua por la digitalización y automatización de tareas.

Para una directora financiera no todo son los números, ¿verdad?. Qué es lo que más valora de su trabajo y cómo lo consigue desarrollar en el entorno profesional que le ofrece su institución?

De todos es conocidos que los números son vitales en una empresa, si a esto le sumas un buen foco por parte del CEO como es nuestro caso, el éxito está asegurado. Pienso que el equilibrio está en el balance y la compensación que se genera al tratar con las personas. El mayor beneficio es lo que somos capaces de aportar a otros.

Sin duda 14 años dan para muchos recuerdos, y vivencias en Formación Universitaria ¿cuál es el recuerdo “con mayúsculas” que guarda en su cajón más preciado?

Cuando me incorporé en el 2008, venía de otro sector completamente distinto, el de la distribución. Fue un cambio radical, y me emociono mucho que en plena crisis económica con una tasa importante de paro se pensara en la formación y en la preparación académica como una opción principal en tiempos tan complicados.