El Grupo Español para el Crecimiento Verde presenta una guía de mejores prácticas para que las empresas avancen con determinación hacia las cero emisiones netas

0
178

El Grupo Español para el Crecimiento Verde (GECV) presentó ayer “Doce Claves Para Empresas Hacia La Descarbonización”, una guía de mejores prácticas para convertir objetivos de cero emisiones netas en planes de acción climática empresariales. La guía ha sido desarrollada junto a Climate Strategy & Partners con la colaboración de 37 de sus empresas asociadas.

El evento de presentación tuvo lugar en Glasgow en la sede de Scottish Power (filial de Iberdrola en el Reino Unido) coincidiendo con la celebración de la COP26 y fue emitido en streaming a todo el mundo.  En el acto participaron Dña. Valvanera Ulargui (Directora General de la Oficina Española de Cambio Climático), Andrés Landerretche (Coordinador de la Presidencia de la COP25), Hazel Gulliver (Directora de Engagement  en ScottishPower), Gonzalo Sáenz de Miera (Vicepresidente del GECV), Carmen Navarro (Gerente del GECV), Peter Sweatman (Director Ejecutivo de Climate Strategy & Partners y líder técnico en el desarrollo de la Guía) y varios miembros del GECV: Antoni Ballabriga (Director Global de Negocio Responsable en BBVA), Kirsten Dunlop (CEO de Climate-KIC), Maya Ormazábal (Directora de Medio Ambiente y Derechos Humanos en Telefónica) y Nuria Rodríguez Peinado (Directora de Medio Ambiente y RSC en Naturgy).

Peter Sweatman moderó la jornada y en su intervención destacó el liderazgo de las empresas españolas en la lucha contra el cambio climático y la oportunidad que brinda la COP26 para acelerar la ambición climática del sector privado. “Afortunadamente cada vez más compañías están adoptando compromisos de cero emisiones netas, pero para alcanzarlos es fundamental contar con planes de acción climática eficaces,» subrayó Sweatman al presentar varios estudios que muestran la necesidad de integrar y poner en práctica dichos compromisos en las operaciones diarias de las empresas. Este ha sido el objetivo del proyecto liderado por Climate Strategy & Partners para dar forma a la guía presentada ayer: entablar consenso entre los miembros del GECV sobre los ingredientes que debe incluir un plan de acción climática basado en la ciencia que contribuya a limitar el calentamiento global a 1.5 grados.

La guía llega en un momento decisivo en el que los objetivos de reducción de emisiones que se están fijando las empresas son cada vez más ambiciosos y en el que muchas compañías apuntan a las cero emisiones netas a largo plazo. Para lograr con éxito estos objetivos, uno de los principales elementos necesarios es el desarrollo de planes de acción climática a largo plazo alineados con los objetivos del Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Estos Planes de Acción Climática deben aspirar a lograr economías neutrales en emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) para 2050 y demostrar que el modelo de negocio de empresas e instituciones financieras será compatible con una economía neutra en carbono. Esta guía recoge 12 mejores prácticas para facilitar que dichos planes de acción climática sean desde ahora aún más sólidos y eficaces y al mismo tiempo más realistas.

Las recomendaciones más novedosas del documento son establecer objetivos de reducción de emisiones a corto, medio y largo plazo hacia la neutralidad de emisiones en 2050 o antes, basados en la ciencia y alineados con la meta de 1.5 grados del Acuerdo de París. Estos objetivos deben ir acompañados por hojas de ruta sectoriales que describan las acciones que se realizarán a corto y medio plazo para descarbonizar la empresa, entre ellas políticas de inversión y financiación alineadas con la Taxonomía Europea y la fijación de precios al carbono. Finalmente, la guía destaca varias prácticas para implantar un marco de gobernanza robusto, inclusivo y transparente en el que prime el papel de los órganos de gobierno de las empresas y de los accionistas en la aprobación e implementación del plan, la divulgación del mismo y la evaluación de sus resultados conforme a los estándares internacionales, y la alineación de las actividades de asuntos públicos con el objetivo de cero emisiones netas para 2050.

La principal fortaleza del documento es que es fruto de un trabajo exhaustivo desarrollado durante varios meses por profesionales de compañías de diferentes tamaños y perfiles: multinacionales, pymes innovadoras, consultoras de sostenibilidad, entidades financieras… Asimismo es una guía práctica sintetizada en 12 recomendaciones, lo que facilita su aplicación en los planes de acción climática empresariales que ahora están en marcha y por supuesto en los que están por venir. 

Gonzalo Saénz de Miera, vicepresidente del Grupo Español para el Crecimiento Verde, señaló en su intervención que “la reducción de emisiones ha de ser percibida como tarea de todos, de los ciudadanos, Administraciones Públicas y también de las empresas y los planes de acción climática tienen que enfocarse siempre como una oportunidad y estar respaldados por un marco robusto de acción”.  Además, invitó a las empresas de España, Latinoamérica y de todo el mundo a hacer suya esta guía y a que les hagan llegar sus impresiones para seguir mejorándola en el futuro.

Por su parte, Kirsten Dunlop, CEO de Climate-KIC destacó en una inspiradora intervención que «necesitamos pensar en la descarbonización para el 2030, no solo a 2050 y para eso no tenemos todas respuestas a día de hoy” y que por ello “las empresas, la innovación y la ciencia deben jugar un papel clave en los próximos años«. 

El evento fue clausurado conjuntamente por Dña. Valvanera UlarguiDirectora General de la Oficina Española de Cambio Climático, y Andrés Landerretche, Jefe de Contenidos en el Ministerio de Medio Ambiente de Chile y Coordinador de la Presidencia de la COP25. Ambos felicitaron a los miembros del GECV por su compromiso a favor de la economía verde y destacaron la importancia de la colaboración entre empresas de España y Latinoamérica mediante iniciativas como la guía presentada para acelerar la acción climática del sector privado.