“El departamento de Recursos Humanos es pues el puente que trae, retiene y hace crecer el talento en las empresas”

0
163

Con los cambios motivados por la pandemia de la COVID 19, el papel del responsable o la responsable de Recursos Humanos también se ha transformado. Mamen Beloso es quien gestiona día a día, tanto el reclutamiento de los nuevos talentos que se unen a las filas de Formación Universitaria, como todos los matices de las relaciones laborales que se gestan en una institución que cuenta con 265 empleados entre personal de plantilla y colaboradores expertos.  Las claves de esta gestión, y sobre todo los retos a los que se enfrenta esta figura hoy en un entorno globalizado, nos ha llevado a querer saber más sobre el papel crucial de esta figura que hay en las empresas

Por María Donoso

¿Qué opinas del hecho de que muchos consideren al departamento de Recursos Humanos como el puente que une el talento y las organizaciones?

Si el talento es la capacidad o aptitud de las personas de crear, solucionar y aprender, es fundamental en las organizaciones su gestión, pues es imprescindible diferenciarse cada vez más en un mercado continuamente cambiante, competitivo y globalizado. Las organizaciones tenderán a diferenciarse por su capital humano, que es quien crea, aprende y soluciona. El departamento de Recursos Humanos deberá adoptar políticas y medidas para la incorporación del talento contratando a personas y gestionándolo dentro de la organización. El departamento de Recursos Humanos es pues el puente que trae, retiene y hace crecer el talento en las empresas. 

Indiscutiblemente, el papel tradicional de “reclutador” atribuido al responsable de recursos humanos ha cambiado drásticamente debido a transformaciones profundas que ha experimentado este rol, ¿Qué destacarías de estos cambios?

Efectivamente se han producido cambios dentro del reclutamiento y selección. No se trata de encontrar al candidato o la candidata que pueda hacer el trabajo porque tenga la formación necesaria y experiencia. Es necesario reclutar viendo más allá. No es suficiente que una persona cumpla con los requisitos para realizar las funciones del puesto, hace falta ver si también tiene habilidades interpersonales como son resiliencia, trabajo en equipo, motivación, inteligencia emocional, liderazgo, creatividad, habilidades de resolución de problemas, gestión del tiempo, etc.

Este tipo de habilidades, conocidas como soft skills, mejoran la capacidad para trabajar bien con otros, para comunicarse y comportarse de manera profesional, creando un ambiente de trabajo positivo y conseguir un equipo motivado y productivo.

Un factor sin duda relevante en estas transformaciones es la influencia de las nuevas tecnologías. Con la crisis del Covid hemos visto la adaptación en tiempo récord en aspectos como el traslado del espacio de trabajo desde la oficina hasta el hogar, o la implementación de nuevas formas de trabajar… ¿cómo se ha vivido esto en Formación Universitaria?

Si bien sabíamos que existía el teletrabajo y que las nuevas tecnologías permitían infinidad de posibilidades, es cierto que el Covid, nos ha cambiado la mentalidad, ya que, en tiempo récord – en nuestro caso fue literalmente en menos de un par de semanas-, cambiamos y nos adaptamos a la nueva situación. Pasamos ir a trabajar, a hacerlo todo solos desde nuestras casas y comunicarnos sin estar físicamente presente. Es en estas situaciones críticas, es donde las personas y el talento del que hemos hablado antes, permite que siga la actividad con el mínimo impacto, trabajando en equipo, aunque físicamente distanciados.

¿Cuáles son los retos, por tanto, de una responsable de recursos humanos, como es tu caso, en una institución académica que alcanza los 265 empleados entre personal de plantilla y colaboradores expertos?

Pues son muchos, pero básicamente gestionar ese talento, tanto con el reclutamiento inicial como con la retención del mismo en la organización –formación y planes de carrera internos-. Ahora más que nunca es necesario trabajar y fomentar el espíritu de empresa, compartir una misma identidad, y que esto se traduzca en el trabajo en equipo, la motivación, el compromiso…La organización debe tener un buen ambiente laboral y favorecer el bienestar del trabajador, lo que nosotros llamamos “promover la felicidad laboral”.

Y por último, ¿qué hace realmente apasionante a un trabajo como el tuyo?

Me encanta trabajar en equipo, promover cambios positivos en las personas, y fomentar el sentido de pertenencia y de bienestar de los empleados. Contribuir a la felicidad laboral es una parte de las funciones de las directoras y directores de Recursos Humanos, y es fundamental para el éxito de la compañía.