El BIG DATA que viene

Lo que hace que el Big Data sea tan útil para muchas empresas es el hecho de que proporciona un punto de referencia en la toma de decisiones.

0
275
El BIG DATA que viene.
El BIG DATA que viene.
Por Fernando Molina, CEO de NUBEADO - Expertos en tecnologías web.
Por Fernando Molina, CEO de NUBEADO – Expertos en tecnologías web.

Leía el otro día, que si recopiláramos toda la información generada por la humanidad, desde las pinturas de las Cuevas de Altamira hasta los albores del siglo XXI, y digitalizáramos y analizáramos su tamaño, nos sorprendería constatar que el tamaño en bytes de toda esa información de miles y miles de años, es equivalente a la información que se genera en solo 24h de un día cualquiera en la actualidad.

La aparición del ordenador personal en la década de los 80, los smartphones hace apenas 10 años, las tabletas, relojes inteligentes, blogs, buscadores, GPS, la revolución de las redes sociales… Todo nos ha conducido inexorablemente a que a día de hoy, el volumen de información sobre cultura, historia, deportes, empresa, política, personas y cualquier tipo de entidad sea tan enorme e inabordable, que nos hemos visto abocados a que crear un concepto para definirlo como un ente en sí mismo: El Big Data.

Pero el Big Data del que con tanta frecuencia oímos hablar en los últimos tiempos, no es simplemente un conglomerado de ceros y unos estructurados y no estructurados almacenados en servidores a lo largo y ancho del planeta. El Big Data nos conduce a hacer preguntas y encontrar respuestas, no sólo para la empresa; de lo que hablaremos luego, sino también para la sociedad. Por ejemplo, con una analítica adecuada, el Big Data nos puede permitir evitar la extinción de ciertos animales, gracias al seguimiento de los ejemplares en libertad y el estudio en las áreas en las que habita, o nos permite proveer soluciones en lugares propensos a recibir terremotos; todo ello sin olvidar las ventajas para la sociedad en el nuevo modelo de “Smart City”, del que hablaremos en otra ocasión.

Uno de los padres de la ciencia ficción; Isaac Asimov, hablaba en 1951 en su libro “La fundación”, de una herramienta de Business Intelligence. En dicha novela unos científicos llamados psicohistoriadores, estudiaban y analizaban enormes bancos de datos para extraer comportamientos estadísticos de poblaciones con una elevada demografía. Los resultados los utilizaban para de algún modo, predecir la evolución histórica que tendría cada sociedad. Pues bien, podemos decir sin miedo a equivocarnos, que la tecnología soñada por Isaac Asimov ya está aquí.

El BIG DATA es el análisis de un gran volumen de conjuntos de datos, a través de procedimientos potentes y avanzados, para recolectar, tratar y analizar esa ingente cantidad de información con el fin de identificar tendencias, patrones, problemas y soluciones en cualquier ámbito.

Una vez dibujado el escenario y remarcada la importancia de este concepto en el devenir global de nuestra sociedad, resulta interesante dedicar unas líneas a tratar la relevancia que este concepto está teniendo y tendrá en las próximas fechas en ámbitos del mundo empresarial.

Lo que hace que Big Data sea tan útil para muchas empresas es el hecho de que proporciona un punto de referencia en la toma de decisiones, el poder identificar los problemas de una forma más comprensible.

La recopilación de grandes cantidades de información y la búsqueda de tendencias dentro de los datos, permiten que las empresas evolucionen y se muevan más rápidamente y de manera eficiente, permitiendo identificar nuevas oportunidades empresariales, con mayores ganancias y clientes fidelizados.

Compañías como Google, Facebook o Amazon han llegado al éxito en gran parte, gracias a diseñar un modelo de negocio cuyo eje central es el Big Data, permitiéndoles vender un volumen enorme de publicidad a sus anunciantes, para los que disponer de la capacidad de entregar su anuncio a la audiencia adecuada en cada momento (Targetización), supone una revolución comercial sin precedentes. Así mismo, motores de búsqueda como Google, proporcionan millonarias ventas a Amazon gracias al tratamiento de los datos analizados, lo que le permite ofrecer a los clientes ofertas de su interés, disponible en ese momento y en exclusiva para él, provocándose un porcentaje de conversión en venta desorbitado.

El Big Data es ya una realidad, y las empresas que quieran competir en los próximos años deberán sumergirse en él, para modelar sus productos y servicios a las características diferenciales y específicas de cada uno de sus clientes.