El Banco Google ya está aquí

0
303

En un artículo anterior, introdujimos el concepto de Blockchain (cadena de bloques) como tecnología base para garantizar la seguridad de las transacciones electrónicas y como piedra angular en el desarrollo de las criptomonedas. 

Del mismo modo, presentábamos en un artículo posterior a LIBRA, la nueva criptomoneda que Facebook ha lanzado al mercado y con la que Mark Zuckerberg; Fundador de Facebook, pretende que sus 2.700 millones de usuarios registrados realicen transacciones en todo el mundo.

En el artículo de hoy, volvemos a retomar un tema que ya esa una realidad imparable. Decíamos en el artículo de LIBRA, que la banca tradicional se siente amenazada por la llegada de las grandes empresas tecnológicas. Lo que inicialmente parecía una iniciativa puntual de alguna gran compañía, ha dado paso a que muchas de ellas hayan comenzado a invertir en las últimas fechas, a desarrollar tecnología que les permita competir en el mercado financiero.

Podemos ver que esto es así, si hacemos un breve repaso de algunas de las iniciativas recientes de grandes compañías. Apple lanzó al mercado una tarjeta de crédito junto con Citigroup, Facebook ya ha puesto en marcha su sistema Facebook Pay junto con su proyecto de criptomoneda LIBRA, y otro ejemplo lo tenemos en Alibaba; una de las compañías más valiosas del mundo, que cuenta desde hace bastante tiempo atrás, con una división financiera propia para su compañía.

Y llegado a este punto y como no podía ser de otro modo, Google no ha querido perderse la fiesta.

La compañía de Palo Alto quiere entrar de lleno en el mercado financiero y ya tiene sobre la mesa su proyecto para ofrecer cuentas corrientes vinculadas a su sistema Google Pay, y que pretende lanzar al mercado este año 2020, en colaboración según algunas cuentas, con el banco Citigroup y una cooperativa de crédito de la universidad de Stanford en California.

A este proyecto de “Banco Google” se le ha bautizado con el nombre de Google Cache.

Al igual que en Europa cualquier cuenta bancaria tradicional se encuentra avalada por el Fondo de garantías de Depósitos, estas cuentas comercializadas por Google Cache, estarían bajo el paraguas de entidades norteamericanas equivalentes, según fuentes de información estadounidenses, gracias a la firma de un acuerdo entre ambas partes.

De hecho, hace recientes fechas, desde el propio Google han lanzado unas declaraciones en esta línea, indicando que están explorando su asociación con bancos y entidades de crédito de Estados Unidos para poder ofrecer su servicio bancario Google Cache, desarrollando así una nueva forma de ayudar a sus usuarios a beneficiarse de herramientas útiles orientadas a la gestión de sus finanzas.

Hasta el momento de la redacción del presente artículo, no han trascendido muchos más datos al respecto, pero según The Wall Street Journal, una de las claves de esta operación reside en que las cuentas corrientes aportan mucha información de los clientes (como pueden ser movimientos de cuentas, pagos, ingresos, gastos, etc.), información que el gigante tecnológico podría utilizar para sus propios servicios, aunque según este medio, no parece que el principal objetivo de Google con su nuevo proyecto, sea el de recolectar información bancaria para ofrecerla a terceros.

En cualquier caso, esta iniciativa de para posicionarse en el sector financiero, no es la primera que lleva a cabo esta compañía. De hecho, hace ya bastante tiempo y como hemos comentado anteriormente, que Google cuenta con su herramienta de pago cómodo y seguro “Google Pay”, para competir con Samsung y Apple, y con la que sus más de 100 millones de usuarios a lo largo y ancho del planeta, utilizan para almacenar datos de sus tarjetas y realizar fácilmente, pagos en plataformas online, en aplicaciones o incluso en supermercados y tiendas físicas.

Otro ejemplo de ello lo tenemos en que hace poco más de un año, Google obtenía por parte del Banco de Lituania, la licencia que le autorizaba a operar como entidad Fintech de dinero electrónico (Google Payment Lithuania), no sólo en dicho país, sino en la totalidad del espacio económico europeo. 

En resumen, podemos concluir que con su nuevo proyecto Cache, la compañía referencia de Silicon Valley ha dado un paso más hacia su posicionamiento dentro del negocio bancario, aunque tendremos todavía que esperar unos meses para ver cómo funcionan realmente sus cuentas corrientes y si tienen la aceptación esperada por parte de los usuarios.