El Ayuntamiento impulsa un gran complejo de empresas y servicios asociados al Palacio de Exposiciones y Congresos

0
1

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la empresa municipal de vivienda y suelo (Emvisesa) ha impulsado el desarrollo urbanístico de dos parcelas que suman más de 27.800 metros cuadrados y que están ubicadas junto al Palacio de Exposiciones y Congresos con el objetivo de que se desarrollen inversiones que puedan contribuir a la dinamización económica. El objetivo del proceso que se activa hoy, como resultado de un convenio firmado entre Emvisesa y fibes en 2021, es generar un gran complejo de empresas, industrias y servicios asociados al Palacio de Congresos que consolide a Sevilla como la gran capital del sector MICE española y que genere nuevas oportunidades de negocio. En estos suelos por su calificación urbanística deben combinarse proyectos de servicios complementarios (comercio, hostelería, hoteles) con iniciativas económicas de carácter estratético como centros de formación, logísticos, de empresas tecnológicas o de sectores vinculados como el audiovisual o tecnología.

Concretamente, la comisión ejecutiva de Emvisesa ha aprobado y ha publicado las bases para la licitación de las parcelas R1 y R2 ubicadas junto al Palacio de Exposiciones y Congresos. La primera tiene una superficie de 17.543 metros cuadrados y una edificabilidad de 54.206 metros cuadrados, mientras que la segunda tiene una superficie de 10.303 metros cuadrados. Ambos suelos tienen una calificación de SIPS, es decir, se deben combinar proyectos de interés general con usos terciarios complementarios (comerciales, hoteleros, oficinas, logística…)

En total, se ofertan las dos parcelas por un canon de 15,4 millones de euros divididas en dos lotes. De esta forma, además de poner en servicio suelos estratégicos para el desarrollo de actividades económicas e inversiones por parte de empresas privadas, el objetivo municipal es obtener recursos que van a ser reinvertidos en el plan municipal de vivienda.

«Venimos trabajando desde hace meses en este proceso estratégico con el que pretendemos generar una nueva oportunidad de actividad económica y empleo asociado al Palacio de Exposiciones y Congresos. Hemos definido un proceso con el que buscamos completar la actividad de Fibes con usos asociados complementarios como hotelero, restauración o comercio y al mismo tiempo que se genere un centro de empresas e industrias de formación, innovación o de sectores como el audiovisual, tecnológico o logístico que puedan generar sinergias con la actividad de congresos, exposiciones y eventos», explica el delegado de Hábitat Urbano y Cohesión Social y presidente de Emvisesa, Juan Manuel Flores, quien subraya que se trata en cualquier caso de un proceso abierto de libre concurrencia en el que se valorarán tanto la solvencia de las propuestas como el canon que se ofrezca.

Asimismo, en el día de hoy se ha abierto el plazo para la segunda gran operación de permuta que ha puesto en marcha la ciudad después de que la primera, con los suelos de Ramón Carande, permitiera a Emvisesa obtener 63 viviendas y locales ya construidos y que fueron ocupados de acuerdo con criterios sociales de forma inmediata.

Ahora se inicia un proceso similar con la parcela de usos terciarios denominada Q4 (2), del SUP-PM-6, y ubicada en Pino Montano (Distrito Norte), con el objetivo de intercambiarla por inmuebles ya edificados que permitan incrementar de inmediato el parque municipal de vivienda o suelos y solares donde se puedan construir nuevas promociones de viviendas públicas.

En el caso de la parcela de Pino Montano, sita en el entorno empresarial del Higuerón, cuenta con 4.680 metros cuadrados y una edificabilidad de 10.000 metros cuadrados sobre rasante y está calificada para uso terciario. En ella se encuentran radicados ya dos establecimientos de hostelería y una estación de servicio, cuyos contratos de alquiler se incluyen en la licitación pública, de forma que quien se adjudique la parcela tendrá asegurada la explotación de la misma y los ingresos por arrendamiento. Pero hay margen para el desarrollo de más actividades económicas en un suelo que está urbanizado y que se puede por tanto explotar con otras inversiones. Con esta operación se pretenden adquirir viviendas repartidas por la ciudad valoradas en dos millones de euros.