El Ayuntamiento de Sevilla aprobará ayudas de hasta 1.000 euros para autónomos y micropymes que hayan cerrado sus negocios para gastos como alquileres, seguros o suministros básicos

0
188

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha presentado a una veintena de asociaciones las líneas básicas de la convocatoria de ayudas diseñada por la Delegación de Economía, Comercio, Relaciones con la Comunidad Universitaria y Área Metropolitana para autónomos y micropymes que han tenido que cesar su actividad con motivo del estado de alarma por la pandemia del COVID-19. La propuesta cuenta con un presupuesto de partida de 1 millón de euros con dos líneas distintas. Por un lado, ayudas de hasta 1.000 euros por solicitante para subvencionar gastos corrientes en los que se haya incurrido. Por otro lado, una línea de incentivos para inversiones en modernización o proyectos de adaptación de líneas de negocio ante las consecuencias de la crisis sanitaria.

“Después de adoptar todas las medidas posibles en el ámbito fiscal dentro de nuestras competencias, el objetivo ahora es fijar una línea de ayudas complementaria a las establecidas por otras administraciones y que tiene como objetivo apoyar a autónomos y pequeñas empresas para que puedan reanudar su actividad tras la crisis sanitaria”, ha explicado Juan Espadas, quien estuvo acompañado del delegado de Economía, Comercio, Relaciones con la Comunidad Universitaria y Área Metropolitana, Francisco Páez. A la reunión telemática asistieron representantes de la federación y asociaciones de mercados de abastos, Aprocom, Feiccase, Apes, Asociación de Librerías, Facoan, la federación de electrodomésticos y equipamientos del hogar, la asociación de venta ambulante, UPTA, ATA, la asociación de agencias de viaje, la asociación de galerías de arte y distintas entidades de comerciantes de barrios como Macarena, Triana, Este-Alcosa-Torreblanca, Casco Antiguo, Bermejales o San Pablo. A todos ellos se les ha remitido el borrador con las bases de la convocatoria con el objetivo de que se realicen aportaciones y pueda aprobarse en las próximas semanas.
La convocatoria está especialmente dirigida a pequeñas empresas con un límite en el número de empleados de seis personas y autónomos y cuenta con un presupuesto de partida de un millón de euros. Por un lado, se destinarán 800.000 euros a subvenciones para gastos básicos de funcionamiento de los negocios como pago de suministros, seguros, alquileres, cuotas con un presupuesto máximo de 1.000 euros por negocio. Por otro lado, habrá una segunda línea de 200.000 euros para ayudar a inversiones en procesos de modernización que puedan ser necesarias para la reactivación de los negocios o para la adaptación a los nuevos modelos tras la actual crisis sanitaria. En esta segunda línea el máximo por solicitante será de 2.500 euros.

El objetivo es que las bases estén listas en este mes de abril y se publiquen en cuanto lo permitan los procesos administrativos. Para la selección de los solicitantes se están analizando diferentes posibilidades con un objetivo claro compartido con las asociaciones del sector: lograr la mayor agilidad posible en la tramitación de los expedientes y en la concesión de las ayudas económicas.

Del mismo modo, el alcalde de Sevilla anunció a las asociaciones del sector que el Ayuntamiento realizará campañas de comunicación y fomento del consumo y de los establecimientos de proximidad para contribuir a su reactivación tras la crisis sanitaria. Junto a las principales entidades, además, se trabajará en estrategias de impulso del sector y de adaptación a las distintas recomendaciones sanitarias que se vayan estableciendo.
Hasta el momento, además, empresas y autónomos cuentan ya con exenciones en las principales tasas municipales por un importe hasta el momento de más de 2,5 millones de euros, así como con aplazamientos y flexibilidad en los pagos de los tributos dentro de las competencias y posibilidades que tiene el Ayuntamiento. Desde el área de Economía, Comercio, Relaciones con la Comunidad Universitaria y Área Metropolitana se ha puesto en marcha además una oficina de asesoramiento y apoyo al sector para facilitar el acceso a las distintas medidas de todas las administraciones y para reorientar sus negocios ante la crisis sanitaria e impulsarlos cuando finalice el estado de alarma.