El auge del comercio electrónico

0
196

Ya en los últimos años, el comercio electrónico estaba creciendo considerablemente. En estos momentos debido al coronavirus y a las restricciones por parte de los gobiernos, se ha disparado, siendo para muchas personas la única opción de compra

Bien es cierto que, el comercio electrónico en estos últimos años ha aumentado su cuota de mercado. La tendencia al alza de las compras online ha ido aumentando de forma progresiva, pero la actual pandemia y las restricciones que se han y se están llevando a cabo por parte de los gobiernos, ha hecho que el comercio electrónico se dispare y se convierta para muchos usuarios en la principal opción de compra.

Ese cambio de tendencia del consumidor y también por las restricciones ha hecho que las empresas inviertan más en sus webs y en instalar una E-Commerce en ellas.  Gracias a tener disponible la tienda online, en momentos donde se ha tenido que echar el cierre de la tienda física, ese comercio ha tenido la posibilidad de poder continuar ofreciendo sus productos a través de este canal. Se estima que el 20% de las compras que se realizan en España se realiza a través de Internet y que el 77% ha adquirido alguna vez algo a través del comercio electrónico. 

Este auge o crecimiento también es debido a los avances tecnológicos y a la facilidad de acceso a Internet. A parte, los usuarios valoran de manera positiva el ahorro de tiempo y la comodidad a la hora de efectuar la compra, como puede ser, hacerla a través de cualquier Smartphone bien mediante un navegador de Internet o por una App. 

Trabajar el plan estratégico de ventas y marketing

La gran posibilidad que brinda las E-Commerce es que se puede llegar a otros mercados que con una tienda física es imposible de alcanzar. Pero, esto no significa que el simple hecho de que un comercio cuente con esta plataforma de venta, vaya a obtener una rentabilidad inmediata, ni que vayan a conseguir un aumento de ventas de manera sustancial. Para que esto pase, hay que trabajar y mucho un plan estratégico de ventas y de marketing. Y no hay mejor manera, que delegar esta labor a los profesionales de esta materia. Para que el canal de ventas electrónico funcione hay que dedicarle mucho tiempo a la estrategia adecuada para el tipo de negocio y sus consumidores.

Llegado a este punto se puede decir, que el principal canal de ventas online es la propia página web, seguido de los Marketplace, siendo Amazon el dominante en este terreno, y por último las redes sociales, estando Facebook e Instagram colocados en los puestos de cabeza.

Como ya se ha mencionado, aunque esté la web como principal canal de ventas online, hay que trabajar para comunicarse con los consumidores y puedan encontrar su comercio electrónico. Es ahí donde, ya hay que ahondar en las diferentes estrategias dependiendo del producto y a quién va dirigido. Por lo que no vale hacer la misma campaña en todas las redes sociales, por ejemplo. 

Por tanto, uno de los principales pasos a seguir por todo aquel comercio que quiera adentrarse en las ventas online, es escuchar a los consumidores y darle de manera sencilla lo que buscan.

Según varios estudios realizados al respecto, señalan varios comportamientos por parte de los consumidores. Por un lado, es que el ciclo de compra se reduce, si el producto lo conocen por tienda física o porque ya lo ha adquirido en una anterior ocasión. Este punto es fundamental para los pequeños comercios, ya que tienen que trabajar mucho el dar a conocer su producto por las diferentes vías de comunicación existentes. De ahí que los storytelling estén ahora tan de moda. Otro factor a tener en cuenta y que los consumidores valoran de manera muy positiva, son los gastos de envío. El dejar el carro vacío es muy fácil, con tan sólo hacer un clic en la papelera, se cae la venta si los precios de los gastos de envío son muy elevados o incluso que la política de devolución sea muy complicada. 

Además, los consumidores valoran de manera muy positiva el plazo de entrega de la compra, así como los comentarios de otros consumidores o las recomendaciones. De ahí que haya tanta influencer recomendando productos a través de sus cuentas de redes sociales. 

Y si a todo esto se le añade que haya un canal directo de comunicación entre el comercio y el consumidor, donde la comunicación fluya y sea instantánea, ayuda y mucho a cerrar la venta.

Sólo online

La falta de presupuesto de inversión por parte de muchos emprendedores, hacen que escojan lanzarse al mundo de los negocios sólo a través de Internet. El no tener un establecimiento físico, implica un ahorro en costes, ya que no tiene que adquirir y acondicionar un local o una oficina y todos los gastos que ello conlleva cada día al levantar la persiana. Pero aparte, de este ahorro en costes, también los avances tecnológicos ayudan a que en los próximos años haya más emprendedores que escojan este camino para poner en marcha su negocio. Según expertos, estiman que para el año 2040 el 95% de las compras sean todas online. ¿Significa esto que estamos en el ocaso del comercio tradicional? Puede ser o no. Lo que sí es cierto, es que el cambio de tendencia del consumidor y porque las circunstancias que rodean a la sociedad en estos momentos favorecen y mucho al comercio electrónico. Por lo que, si esto dura en el tiempo, muchos de estos nuevos consumidores de lo online, se fidelizarán. 

Llegó la hora de la digitalización y a marcha forzada.

 

Ideas a trabajar para el pequeño comercio

Por Regli Gómez
CEO A Mi Manera

1.- Trabajar más que nunca la multicanalidad.

2.- El consumidor busca la inmediatez, de ahí trabajar mucho el tiempo de las entregas. Por eso funciona Amazon, porque entregan la compra en tiempo récord.

3.- Ofrecer asesoramiento personalizado y hay una vía muy directa como es WhatsApp.

4.- Personalización del servicio.

5.- Humanizar las marcas, es decir, que te compren porque eres tú. Transmite tus valores de empresa.

6.-”La pena no VENDE”, por lo que hay que trabajar por ser más competitivos, originales y disruptivos