El Alzheimer, una enfermedad olvidada

0
267

El Alzheimer es, por desgracia, una de las enfermedades más conocidas en nuestra sociedad. Lamentablemente todos conocemos a alguien que la padece o la ha sufrido. Se trata de una enfermedad neurodegenerativa que provoca grandes olvidos, incluso llegando a no ser capaz de reconocerse el propio paciente. El Alzheimer puede presentar diferentes etapas y cerca de un millón de personas están diagnosticadas con esta enfermedad en España. El presidente de la Asociación Sevillana de Lucha Contra el Alzheimer (ASLA), Antonio Monroy Aguilar nos cuenta un poco más sobre esta enfermedad y sobre las actividades que realiza esta organización.

La Asociación Sevillana de Lucha Contra el Alzheimer (ASLA) está dedicada a familiares y personas afectadas por la enfermedad de Alzheimer. Su objetivo no es solo ayudar a los pacientes, sino también ayudar con especial atención a los cuidadores de los mismos. Una de sus principales quejas al sistema es la falta de recursos para la investigación de la enfermedad.

Desde la Asociación suelen programar diferentes actividades como talleres cognitivos para pacientes y talleres específicos para familiares cuidadores. También ofrecen varios servicios. Por ejemplo el programa de estimulación cognitiva (pacientes), atención social, atención psicológica, talleres para cuidadores, charlas sobre el Alzheimer, cursos de formación para profesionales o voluntarios  e información y asesoramiento.

La asociación la conforma un equipo dotado de un t. social, un psicólogo,  dos auxiliares,  una administrativa  y un equipo de junta directiva. Desde la Asociación nos piden que podemos colaborar con ellos dando difusión y compartiendo entre todos las actividades que organizan para que las personas interesadas  en esta enfermedad y otras demencias se integren en su movimiento asociativo.

Para el presidente de ASLA, el Alzheimer  es  la epidemia del siglo XXI. Según él se trata de una enfermedad degenerativa que afecta al habla, a la motricidad  y que puede afectar al oído y a la vista. Su manera de actuar es provocando grandes olvidos hasta el punto de perder la memoria intermedia e inmediata. Conocemos coloquialmente a esta enfermedad como la enfermedad del olvido.

Suele aparecer a partir de los 65 años, pero también hay pacientes jóvenes diagnosticados con Alzheimer. El Alzheimer provoca cambios microscópicos en el tejido del cerebro y una pérdida de acetilcolina, una sustancia vital para el funcionamiento cerebral que permite que las células nerviosas se comuniquen entre ellas. La reducción de esta sustancia provoca un deterioro en el rendimiento de los circuitos colinérgicos del sistema cerebral.

No es sencillo averiguar quién podrá padecer esta enfermedad, ya que se trata de una alteración compleja en la que intervienen muchos factores. Sin embargo sí que hay algunos datos que parecen que pueden aumentar esta patología.  En este sentido le preguntamos a Antonio Monroy, presidente de ASLA  si hay alguna forma de prevenir esta enfermedad. Nos afirmó que “en principio no, pero sí hay  forma de retrasarla con una alimentación sana, haciendo deporte, evitando no beber alcohol frecuentemente, al igual que fumar. Todo esto ayuda a prevenir. Si estuviéramos afectados  por  la enfermedad  con estos recursos podríamos  retrasarla, con lo cual alargaríamos la calidad de vida no solo nuestra,  sino también de los cuidadores principales”. Asimismo es vital ejercitar y fortalecer el cerebro. También se habla mucho sobre que el alzhéimer es hereditario. Sin embargo, Antonio Monroy nos dice que “solo hay una pequeña parte que corresponde a un 1%, aproximadamente”.

Desde ASLA nos cuentan que alrededor de 900.000 personas en España están diagnosticadas con alzhéimer, pero que ellos sospechan que para el año 2050 este número estará  triplicado. Un dato bastante preocupante. De ahí la importancia del diagnóstico precoz. Según Antonio Monroy esto es fundamental “ya que tendrían más capacidad mental para poder trabajar y hacer todo tipo de talleres  que nosotros consideramos que serían necesarios para ir cubriendo las deficiencias de las áreas que tuvieran más afectadas, una vez pasada nuestra valoración”.

En ASLA quieren advertirnos de cuáles son los principales síntomas que pueden hacer sospechar de alzhéimer. Precisamente para acudir al especialista y que nos ayude a prevenir la enfermedad cuanto antes. “La frecuencia de olvido en su vida cotidiana como, por ejemplo perder las llaves, desorientación en tiempo y espacio, no reconocer objetos, repetir la misma frase seguida,… y todo ello de manera frecuente”, nos dijo el presidente de ASLA.

Es fundamental que el paciente de Alzheimer se sienta apoyado y querido en todo momento. Desde la primera sospecha hasta el último momento. Es una enfermedad muy complicada y por ello requiere la máxima empatía y cariño para acompañar al paciente.