Directores full time, ¿en qué invierto mi tiempo libre?

El ocupar el puesto de directivo implica muchas veces no saber gestionar bien el tiempo, sobre todo cuando se usa el tiempo libre para realizar trabajos que quedaron pendiente. Ana Herrero, nos da las claves de cómo gestionarlo.

0
660
Directores full time, ¿en qué invierto mi tiempo?

 

Ana Herrero, Socia Directora de Montaner & Asociados Andalucía.
Ana Herrero, Socia Directora de Montaner & Asociados Andalucía.

Muchas veces parece que nos olvidemos que como directivos una de las herramientas más importantes que tenemos es la gestión del tiempo. La expresión el “tiempo es oro” apareció para expresar que el tiempo es algo que no tiene precio; si pudiéramos comprar tiempo con oro éste ya tendría un valor de por sí. Estamos acostumbrados a medir el tiempo con relojes analógicos, y eso nos dice que hoy a las nueve de la mañana es igual al de ayer y será igual al de mañana, nos marca la hora constante, nos da a entender que el tiempo es circular, vuelve día tras día. No, el tiempo es lineal, hoy a las 9 de la mañana no es lo mismo que el de ayer, ni será igual que el día de mañana, el tiempo pasado no se recupera.
“Tempus fugit” decían los antiguos, y esto es lo más cierto sobre el tiempo, huye, pasa volando, estamos en verano, en Navidad, Semana Santa y vuelve el verano y no nos hemos dado cuenta. Así es el tiempo, fugaz y volátil; de nosotros depende si lo dominamos o nos domina. Si lo dominamos tenemos el mejor recurso para ser un buen directivo ya que seremos capaces de gestionarlos y poder conciliar todos nuestros tiempos, el profesional, el personal, el social y el cultural. Para que todo esto se haga realidad es necesario conocerse a fondo. Cada persona tiene su propio sistema. Y es que “el dominio del tiempo es el dominio de sí mismo”.

Todas las personas tenemos un tiempo disponible que utilizamos en función de lo que hemos aprendido y del entorno en que nos movemos. Muchas veces se produce un despilfarro de energía, dinero y recursos por un mal uso del tiempo, por lo que tanto el profesional como la empresa pierden un enorme caudal de sabiduría y experiencia.
¿Cuántas veces se ha encontrado con la bandeja de documentos hasta los topes, que no encuentra un número de teléfono importante, que tiene tal cantidad de post-it que su mesa parece un bazar árabe, que su jefe le quiere ver en el despacho en 5 minutos, que tiene una cita vital en un cuarto de hora y que la recepcionista le acaba de decir que le espera una visita? Y es que gestionar el tiempo es importante para todos para usted que vive un frenético día de trabajo, pero también para aquellas personas que acaban el día agotados y tienen la sensación de haber perdido el tiempo planteándose la pregunta: ¿Pero hoy qué he hecho?

Directores full time ¿en qué invierto mi tiempo?

Las personas inteligentes saben que no se puede perder el tiempo, y menos despilfarrarlo en tareas inútiles. Utilizar el tiempo de forma productiva significa ser capaz de asumir la propia responsabilidad en la gestión del tiempo, gestionar bien o mal el tiempo depende de uno mismo, y no de los demás.
Cada uno tiene que ser consciente de gestionar el tiempo controlable y minimizar las pérdidas de tiempo, porque, en definitiva: “Gestionar el tiempo es gestionar la vida”
Y ahora te dejo reflexionar un poco: El Tiempo es ¿amigo o enemigo? ¿El tiempo nos impide hacer lo que queremos hacer? ¿Tenemos la sensación de que el tiempo nos limita? ¿Percibimos que no tenemos tiempo para nada de lo que nosotros, en el fondo, queremos hacer? ¿Sentimos que no rendimos todo lo que nuestro potencial es capaz a causa del tiempo? ¿Tenemos la sensación de que el tiempo se nos escapa de las manos y de que no gozamos de la vida? Si hay respuestas afirmativas a alguna de estas preguntas, es señal de que el tiempo es más un enemigo que un amigo.

Las claves para gestionar el tiempo

El tiempo es neutro, y es la forma como lo utilizamos lo que lo convierte en amigo o enemigo. El tiempo se mide por la eficacia con la que alcanzamos nuestros objetivos, tanto los profesionales como los personales. El principal impedimento que tenemos para gestionar efectivamente el tiempo somos nosotros mismos, por la gran cantidad de trabas que ponemos a nuestra propia eficacia: nos gusta más la actividad que la eficacia.
Aquí te dejo las diez claves para que comiences a plantearte el cambio:

1.Toma datos sobre la situación actual de tu tiempo. Para ello, anota en una lista todas las tareas que realizas durante al menos una semana. Analiza como administras tu tiempo en cada una de ellas.
2.Analiza cuando realizas una tarea, que ocurre antes, durante y después, ¿cuántas interrupciones tienes?
3.Haz un análisis y descubre cuáles son tus “ladrones” del tiempo. Un “ladrón del tiempo” es toda acción o actividad que irrumpe y hace que nos lleva mucho más tiempo del que hubiéramos deseado en vista del resultado obtenido. Actualmente el número uno lo tiene el tiempo que dedicamos a ver lo que una pantalla de móvil puede ofrecernos.
4.Revisar, redefinir todo lo que sea importante para ti, piensa que estas en un proceso de cambiar para tu beneficio personal y profesional. Analiza en cuantas herramientas te apoyas sean físicas o digitales y selecciona aquellas que te aporten más soluciones.
5.Realiza tu plan de mejora estableciendo y escribiendo prioridades anuales y mensuales en función de tus propias necesidades.
6.Establece tus objetivos en función del plan de mejora.
7.Identifica de qué forma pueden ser boicoteadas tus prioridades y objetivos. Y busque soluciones alternativas para que pueda cumplir con su misión.
8.Escribe tu planificación semanal incluyendo objetivos prioridades y tareas concretas,
9.Haz lo posible por seguir esa planificación y deja un tiempo para imprevistos.
10. Lo importante es tomar conciencia de ello, si no lo consigues el primer día, lo harás el segundo, pero no abandones tu nueva forma de afrontar tu día a día.

Estas 10 claves te facilitaran desarrollar la estrategia global para conseguir mejorar tu gestión del tiempo; te animo a llevarla a la práctica y si quieres un copiloto en esta aventura, puedes contar conmigo.(Montaner & Asociados)

Si te interesa saber más sobre la figura del directivo, no puedes dejar de leer «Directivos todoterreno para la transformación digital»,pincha aquí