Diferentes empresas y asociaciones de Sevilla ponen todo su empeño para ayudar a Ucrania

0
165

Numerosos empresarios y asociaciones se vuelcan para ayudar en la medida de lo posible al pueblo ucraniano. Gracias también, a la gran colaboración y solidaridad del pueblo que presta su ayuda llevando diferentes materiales a los puntos de recogida

Lo que en principio iba a ser una recogida de material de primera necesidad se ha convertido en un viaje a la frontera de Ucrania para llevar dicho material y traer a refugiados de vuelta. La Asociación Amigos de la Cabalgata de Reyes Agustín Pérez Sastre de San Juan de Aznalfarache en colaboración con el Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache, varias empresas (Autocares el Torero, Viajes Auro Travel, Mercado del Barranco, Restaurante mexicano la Mamona, Copas Manatí, Restaurante Chicarreros, Restaurante la Capocha, Colegio Británico de Sevilla, Grupo Mahou) y la colaboración desinteresada de diferentes empresarios y amigos de dicha Asociación, están detrás de esta bonita iniciativa. 

Un autocar con 4 conductores y las 3 personas que han organizado todo, Juan Carlos Pérez, presidente de la Asociación, Javier Barnes miembro de la Junta Directiva y Ricardo Pichardo, socio del Mercado del Barranco, serán los encargados de realizar el viaje de 3 ó 4 días de duración hasta la frontera de Ucrania por Polonia para llevar alimentos, ropa de abrigo y medicamentos. La gente se ha volcado en este aspecto y el autocar va repleto. Los acompañarán en el viaje dos miembros de protección civil, un traductor y una ambulancia con un médico y un ATS.

A la vuelta del viaje traerán a los refugiados que serán llevados a un hotel en Sevilla. Para ello, se han puesto en contacto con la Comisión Española de Ayuda al Refugiado.

Por otro lado, la Asociación de Empresarios de Las Cabezas de San Juan (AECA) envió el pasado 22 de marzo un tráiler con 20 toneladas de ayuda humanitaria a Medika (frontera de Polonia con Ucrania). La confederación de empresarios, además de donar parte del cargamento, ha colocado durante los últimos días cajas de recogida en numerosos establecimientos y centros educativos para que aquellos vecinos que quisieran aportar alimentos, medicinas, mantas u otros artículos pudieran ayudar así al pueblo ucraniano.

Posteriormente toda la ayuda se trasladó a la nave de un empresario de la localidad, donde fue categorizada y paletizada para su traslado. La operativa ha sido en todo momento comunicada a la Iglesia Ucraniana, quien además ha soportado parte de los gastos del transporte, siendo asumido el resto por aportaciones extraordinarias de los propios empresarios.

Además, dos empresarios de AECA, Antonio Martín y Francisco Javier Cala, acompañan al tráiler hasta el destino final para gestionar la descarga y entrega. También se ha contado con numerosos voluntarios de Las Cabezas de San Juan, que, de manera desinteresada, han apoyado, a través de aportaciones y llevando a cabo diferentes tareas, que esta iniciativa haya sido posible.

Por su parte, Vincci Hoteles se une al Programa de Respuesta a Emergencias de Aldeas Infantiles SOS para ayudar a Ucrania. La cadena hotelera, que lleva colaborando con la organización desde hace ya siete años, realizará una donación a nivel institucional de parte de los beneficios recaudados durante el fin de semana que coincide con la festividad del Día del Padre, obtenido de las estancias en todos sus hoteles de España, Portugal y Túnez. Esta donación irá dirigida al programa que está llevando a cabo la organización de ayuda a la infancia en Ucrania, cuyo objetivo es prevenir la separación familiar durante los desplazamientos y proveer de refugio, alimentos, productos de higiene y apoyo psicológico a las familias y a los niños y niñas que lo necesiten. Además, la organización se está focalizando en atender a los niños y niñas no acompañados garantizándoles un entorno seguro y protector y ayudándoles a identificar a sus familias para lograr su reunificación.

Además, Vincci Hoteles ha habilitado diferentes canales mediante los que se pueden realizar donaciones a Aldeas Infantiles SOS, destinadas a atender a la población en peligro en la zona. Por un lado, el grupo hotelero ofrecerá a todos sus empleados la posibilidad de hacer un donativo a través de su nómina para este fin. También ofrecerá a sus huéspedes la opción de poder realizar una donación en el momento del checkout, añadiendo un determinado importe a la hora de realizar el pago de la estancia. En este caso, existen determinadas cantidades estimadas si el cliente lo desea, por ejemplo, se puede realizar la donación de 50 euros, que se dirigirá a 8 Kits básicos con ropa de abrigo, productos de higiene y alimentos; la de 80 euros para la adquisición de medicinas y tratamientos especializados para toda una familia y la de 100 euros, designada a la atención psicológica para niños, niñas y sus familias. Por supuesto, a partir de ahí se pueden realizar otras donaciones con la cantidad que se desee. En el caso de los restaurantes y bares de sus establecimientos, se incluirá un plato solidario en el primer caso y una bebida en el segundo, inspirados ambos en la gastronomía ucraniana, cuyos beneficios irán íntegramente a ayudar a la causa.

Aldeas Infantiles SOS trabaja en Ucrania desde el año 2003 lo que le permite actuar con agilidad y flexibilidad en el país, velando siempre por la protección de la infancia y la unión de las familias. En el marco de su política de Responsabilidad Social Corporativa, Vincci Hoteles mantiene un acuerdo de colaboración con Aldeas Infantiles SOS desde el año 2015. Como parte del mismo, los huéspedes de Vincci Hoteles en España tienen la posibilidad de forma permanente de realizar una donación de 1 euro en el momento del check out, a su salida del alojamiento, que va destinado a los programas de protección que se lleva a cabo en las distintas Aldeas repartidas por toda la geografía española. Además, la cadena pone a disposición de sus clientes los Menús Eventos Solidarios, en los que parte del coste va destinado a la organización. La compañía también está implicada en los proyectos de voluntariado social y corporativo de la organización y en programas de formación a jóvenes de Aldeas, con la posibilidad de incorporaciones futuras en el mercado laboral. Asimismo, destina mensualmente la recaudación por redondeo de la nómina de todos los empleados a Aldeas Infantiles SOS.