Devoluciones en IRPF por el cobro de la Baja Maternal

Esta devolución hace referencia a la presentación sustitutoria o sustitutiva que hace la seguridad social o las mutualidades de funcionarios en las 22 semanas después del parto (aunque también hay casos que se pueden coger algunas semanas previas al alumbramiento), y no los famosos 100 € del DAMA (prestación por madres trabajadoras)

0
213
Devolución IRPF por la Baja Maternal
María del Carmen Domínguez Campos, Graduado Social, Col.nº 1778, GESFILAN.
María del Carmen Domínguez Campos, Graduado Social, Col.nº 1778, GESFILAN.

Son muchas la consultas que estamos teniendo en este sentido, tanto de trabajadoras como de empresarias, e intentaremos sacar algo de luz a este tema tan novedoso surgido a raíz de la Sentencia del Tribunal Supremo donde dicta Doctrina.

En primer lugar y para que no haya confusión, estamos hablando de la presentación sustitutoria o sustitutiva que hace la seguridad social o las mutualidades de funcionarios en las 22 semanas después del parto (aunque también hay casos que se pueden coger algunas semanas previas al alumbramiento), y no los famosos 100 € del DAMA (prestación por madres trabajadoras). Éste último importe siempre ha estado exento de tributación de IRPF, procediéndose en la renta a su regularización, pero no a su tributación.
Una vez aclarado este primer punto, vamos a aclarar otro no menos dudoso e importante, que es, ¿quién podrá reclamarlo?

Devolución IRPF por Baja Maternal

Como regla general, y recalcamos lo de regla general porque luego puede haber múltiples casuísticas, podrán reclamar el importe aquellas personas que hayan cobrado la presentación por maternidad en 2014 en adelante, ya que la renta de 2013 está prescrita y no podrá reclamarse salvo excepcionalidades. A partir de aquí veremos si tenemos que reclamar algo o no será necesario porque no afecte al resultado de la declaración.

Dictamen de la sentencia
Para ello debemos indicar que, hasta la sentencia, la prestación por maternidad se ha considerado rendimiento del trabajo, por lo que dicha prestación se sumaba al resto de rendimientos del trabajo que tuviéramos o a la base liquidable general y lo que tenemos son actividades económicas, aumentando el importe para calcular el tipo estatal y autonómico en la declaración de la Renta. Tras esta sentencia, lo que procederá es a una rectificación de la declaración de la Renta, quitando ese importe de la misma y por ende bajando la base liquidable y finalmente el tipo que saldría en nuestra declaración, por lo que resultará más favorable y por ende un importe a devolver.

¿Pero esto será así en todos los casos? Pues lamentablemente no, ya que en muchas ocasiones cuando se ha tenido un hijo las deducciones practicadas en la renta, más los mínimos personales y familiares hacen que nos devuelvan todas las retenciones, (esto suele pasar cuando los rendimientos no son muy elevados), por lo que al haber procedido a la devolución total de las retenciones practicadas durante el año fiscal, por mucho que rectifiquemos la declaración, no procederá ninguna devolución, ya que como hemos indicado en su momento al presentar la declaración de la Renta ya habían procedido a devolver la totalidad de las mismas.

Es por ello que lo primero que debe hacer el contribuyente es ir a la renta del año o años en cuestión en los que le abonaron la maternidad, comprobar si le devolvieron todas las retenciones practicadas, si es el caso, no tendrá nada más que hacer, si por el contrario aun tenia margen para una devolución mayor, puede proceder a solicitar rectificación de la Renta ya sea directamente en la AEAT o a través de su asesor o gestor de confianza.