Del SEPE al “Infojobs” Estatal

0
186
Por Fernando Molina, CEO de NUBEADO – Expertos en tecnologías web.

El ‘InfoJobs del Gobierno’ ya tiene luz verde. El Consejo de Ministros aprobó el mes pasado el anteproyecto de ley que regulará este nuevo servicio estatal de empleo, que convertirá al actual SEPE en la “Agencia Española de Empleo”, y que tendrá como principal objetivo, agilizar la prestación de servicios y potenciar en la transformación digital, aglutinando en un solo organismo, todas las ofertas de empleo que se publiquen en España, independientemente de que sean de ámbito público como privado, ya que este nuevo organismo obligará a las empresas españolas, a comunicar sus vacantes disponibles a esta agencia; independientemente de si estas son a nivel estatal, autonómico o local.

Con este nuevo organismo, el Gobierno de España pretende además de digitalizar, centralizar y agilizar la búsqueda de empleo, recabar una enorme cantidad de datos sobre el mercado laboral español, que aprovecharán para orientar la formación hacia los empleos que más reclamen las empresas.

Otro de los objetivos de esta Agencia Española de Empleo, es la de mejorar notablemente los resultados actuales de colocación, ya que en la última submuestra de población activa, revelaba que tan sólo unos 300.000 trabajadores habían obtenido su empleo a través de las gestiones de una oficina de empleo pública en el año 2020; algo que supone apenas un 2%.

También es de reseñar que, si bien este anteproyecto recoge cómo será esta nueva agencia y su modus operandi, existen aún numerosas cuestiones que han quedado pendiente de explicación, como es por ejemplo la forma en la que se realizará a partir de ahora la gestión de las prestaciones por desempleo; que actualmente gestiona en exclusividad el SEPE.

¿Y cuál será la relación entre esta entidad y el demandante de empleo?

En primer lugar, la agencia pondrá en marcha un catálogo de servicios que se centrará en perfiles personalizados y en una tutorización individualizada de las personas que soliciten estos servicios. Además, esta nueva plataforma contará con herramientas de inteligencia artificial para la gestión de datos y obtención de la mejor relación entre los puestos vacantes y los candidatos existentes. Del mismo modo, la agencia contará con 4.000 orientadores más de los que trabajan actualmente en el SEPE (7.000 en total en el año 2024), con los que se pretende atender a más de un millón de usuarios, de los 3 millones de desempleados que existen en España actualmente.

Para esta labor, se asignará convenientemente un tutor debidamente cualificado a cada demandante de empleo, que le acompañará en todo “el itinerario formativo y profesional que se haya diseñado para mejorar su empleabilidad”. 

En esta dirección, también se ha anunciado que se creará paralelamente la “Oficina del Análisis del Empleo” para “fomentar la investigación, el estudio y el asesoramiento en materias relativas a las políticas de empleo y la elaboración, publicación y divulgación de documentos en torno al empleo y la ocupación que puedan resultar útiles al Sistema Estatal de Empleo”. 

¿Cuáles serán los derechos y obligaciones que tendrá el ciudadano?

Según el Gobierno, el nuevo servicio público de empleo garantizará como mínimo una oferta de trabajo al año para cada persona que se encuentre en situación de desempleo. En caso de que esto no sea así, la administración tendrá que justificar por escrito al desempleado y en un plazo no superior a los seis meses, las razones que han motivado el no cumplimiento de este derecho.

Del mismo modo, estos derechos también irán acompañados de obligaciones para el demandante de empleo, y es que, por poner un ejemplo, los cursos de formación durante el tiempo de desempleo, tendrá un carácter obligatorio y sólo podrá obviarse en causas muy puntuales y justificadas.

¿Y qué ha llevado al gobierno a crear esta nueva agencia?

Para responder a esta pregunta, hay que incluir ineludiblemente, el aspecto económico a la cuestión; y es que si bien hemos comentado las posibles ventajas que podrá tener para el sistema de empleo de nuestro país, permitiendo mejorar la digitalización, tutorización y búsqueda de empleo, no podemos olvidar lo acaecido en años anteriores a la hora de recibir fondos por parte de Europa, como ocurrió en el año 2013 con el fracaso del Fondo de Garantía Juvenil.

Parece razonable suponer, que el gobierno de España no quiera que los más de 140.000 millones de euros de fondos europeos que se van a recibir; y de los que depende en gran medida la recuperación económica, caigan en saco roto por no lograr su implementación. Y es que nos guste o no, la historia reciente nos dice que cada vez que España recibe dinero de Europa, no consigue “gastarlo” en el plazo requerido, a veces porque las ayudas no llegan a quienes tienen que llegar, otras veces por falta de publicidad, y otras tantas por la falta de coordinación entre las distintas administraciones.