Daniel Brühl será galardonado con el premio Ciudad de Sevilla en el 18º Festival de Sevilla

0
166

El Festival de Sevilla, que se celebra del 5 al 13 de noviembre, es una de las grandes citas culturales de nuestro país y referencia para los profesionales de la industria europea. El certamen sevillano será la gran ventana al cine español de autor con un conjunto de cineastas que representan la diversidad y vitalismo de la creación cinematográfica de nuestro país.

Entre ellos, destaca el nombre del actor hispanoalemán Daniel Brühl (Barcelona, 1978), que presentará en el marco del festival su ópera prima como director, La puerta de al lado, y será distinguido con el Premio Ciudad de Sevilla de este año, que se entregará en la gala inaugural, el 5 de noviembre. 

Brühl, que se dio a conocer al gran público por su papel protagonista en Good Bye, Lenin!, atesora una sólida trayectoria que lo convierte en uno de los actores más reconocidos de su generación con una carrera diversa que ha combinado desde hace dos décadas las producciones europeas, de Hollywood y las películas independientes. En su debut detrás de la cámara con este título que inauguró la Berlinale, el intérprete juega con su propia biografía para presentar una película ambientada en el Berlín actual, en la que profundiza, desde la farsa, en temas como la gentrificación de las grandes capitales, la memoria histórica (en su caso la reunificación alemana) o las servidumbres del éxito como nombre destacado de la industria del cine.

Asimismo, el Festival de Sevilla ha anunciado que la actriz Emmanuelle Béart, galardonada con el Premio Ciudad de Sevilla 2020, recibirá el merecido tributo del público sevillano durante la gala inaugural del próximo día 5, ya que en la edición del año pasado, debido a las restricciones derivadas de la pandemia en toda Europa, no pudo viajar hasta la capital hispalense. El Premio Ciudad de Sevilla reconoce en el caso de la actriz francesa una trayectoria que ha combinado incursiones en Hollywood, de la mano de cineastas como Brian de Palma, con trabajos para artesanos del cine europeo de las últimas décadas como Claude Berri (La venganza de Manon, 1986), Jacques Rivette (La bella mentirosa, 1991) o André Téchine (que contó con ella en tres ocasiones: En la boca, noFugitivos y Los testigos).