Cristina Expósito, autora del libro “El gran viaje de Silvestre” y creadora de la empresa LaCasa Sevilla

Muy trabajadora, perserverante y luchadora. Humilde, honesta e inconformista. Así se define esta joven emprendedora sevillana, autora del libro “El gran viaje de Silvestre” y creadora de la empresa LaCasa Sevilla.

1
471
Cristina Expósito, autora del libro “El gran viaje de Silvestre” y creadora de la empresa LaCasa Sevilla.
Cristina Expósito, autora del libro “El gran viaje de Silvestre” y creadora de la empresa LaCasa Sevilla.

¿Quién es Cristina Expósito?
Yo me considero una persona muy trabajadora. Cada vez que me propongo algo, hago todo lo posible para llegar al objetivo que me he marcado. Un poco incansable y perseverante. Me marqué tres sueños. A principios de 2016, después de haber leído varios libros sobre conocimiento personal, auto ayuda y crecimiento personal, puse en el frigorífico un posit con tres deseos: publicar un cuento, tener un bebé y crear mi propia empresa. Y en verano de 2016 publiqué la obra “El gran viaje de Silvestre”, después en diciembre nació mi hija y en verano de 2017 empezamos con la página Web de LaCasa Sevilla. A finales de 2017 tuvimos alumnos estudiantes y en enero de 2018 hemos arrancado más fuerte como empresa. Así que hay que creer en que los sueños se cumplen.

Cuéntenos sus inicios como joven emprendedora.
Cuando eres madre te tienes que replantear tu vida personal y profesional porque el ser madre es el trabajo más difícil que hay en la vida. Nadie te enseña a ser madre. Es duro a la vez que muy gratificante. Y tienes que ser consciente de que tu vida ha cambiado, y me replanteé qué quería hacer a nivel profesional, quería tener mi propia empresa y también ser dueña de mi tiempo para dedicarle a mi familia y a mi hija. Y a nivel económico, poder alcanzar algunos objetivos en un futuro que me permita tener una vida mejor y no depender de otras empresas y de los bajos salarios que nos ofrecen. Y yo creo que el hecho de ser madre ha sido el punto clave de qué quiero ser a nivel profesional y hasta dónde quiero llegar.

Cristina Expósito, autora del libro “El gran viaje de Silvestre” y creadora de la empresa LaCasa Sevilla.

Cómo y por qué dio el paso de crear su propia empresa.
La idea la tenía en la cabeza desde hace ya mucho tiempo, desde que trabajaba como profesora en otras escuelas. Siempre me ha apasionado el mundo de la enseñanza del español, el contacto con personas de otros países. Es una profesión que he descubierto, después del periodismo, que me da mucha satisfacción y di el paso porque cuando fui madre, me dediqué el primer año a estar 100% con mi hija, y ya en el segundo año quería empezar a trabajar y este verano me planteé hacer la página Web y sacar adelante esta idea y así empezó realmente.

¿Cómo surgió la idea de LaCasa Sevilla?
En Sevilla hay muchas escuelas tradicionales de enseñanza de español o enseñanza de idiomas y quería apostar por una idea totalmente nueva. Hasta el momento, yo creo que es la única empresa que hay en Sevilla, la única que ofrece español en situaciones comunicativas reales, es decir, he roto totalmente con la idea física de una escuela y ofrezco el español que realmente van a utilizar aquellos extranjeros durante su estancia en Sevilla.

Cuéntenos de qué trata LaCasa Sevilla.
Es un nuevo concepto de aprendizaje del español en situaciones comunicativas reales. No tenemos una escuela físicamente, diseñamos clases personalizadas acorde al perfil del estudiante y las realizamos en situaciones reales, es decir, nos basamos en Sevilla, en la ciudad tan bonita que tenemos para estudiar y poner en práctica esos conocimientos, es decir, damos, por ejemplo, un paseo por el Mercado de Triana o por el Barrio de Santa Cruz, y ese paseo te invita a reflexionar y a estudiar esa planificación de antemano. Se le proporciona al turista que viene a Sevilla no sólo el conocimiento del idioma sino también de la cultura, de cómo viven los sevillanos, cómo sienten y cómo piensan. Entonces, es al mismo tiempo clase lingüística, del idioma, y también clases culturales.

¿Cuáles son sus clientes y qué les ofrece?
Hemos tenido estudiantes de diferentes países, mayoritariamente de Estados Unidos, que vienen a Sevilla por primera vez. LaCasa Sevilla les proporciona la experiencia de conocer la ciudad al mismo tiempo que conoce la cultura y conoce el idioma. Por eso son tan atractivas nuestras clases, porque este perfil de cliente que tenemos, que está interesado en la cultura y en conocer Sevilla y el idioma, LaCasa Sevilla les proporciona eso que necesitan. Mis estudiantes se convierten en mis amigos. Y tal es así, que todos quedan muy contentos con mis clases y me dejan valoraciones muy buenas sobre mi trabajo. No solo intento ser profesional en mi trabajo, sino que soy muy humana y cercana. Me vuelco 100% en la enseñanza y en proporcionarles todo lo que necesitan a nivel lingüístico y cultural, pero además, saben que me tienen para cualquier otra cosa que necesiten durante su estancia en Sevilla. Eso creo que es una garantía para el turista que viaja solo. Saber que conoce a una persona local que le ayudará en cualquier momento. Y una vez que se marchan a sus países de origen, mantenemos el contacto y con muchos tengo clases por Skype.

Cristina Expósito, autora del libro “El gran viaje de Silvestre” y creadora de la empresa LaCasa Sevilla.

Háblenos ahora de su faceta de escritora, ¿desde cuándo escribe?
La escritura siempre me ha acompañado desde que era pequeña, desde que empecé a escribir siempre he pasado tiempo en soledad delante del papel en blanco. Soy feliz delante del papel en blanco con un bolígrafo. Es uno de mis mejores momentos y de mis placeres. Y empecé a escribir desde pequeñita. Recuerdo que tenía yo siete años cuando mi madre, en una de las romerías de mi pueblo, Las Cabezas de San Juan, me compró un diario y ahí empecé a escribir anécdotas y aventuras que una niña de siete años puede tener. El hecho de convertirme en escritora fue todo fortuito. Nunca había pensado escribir una obra. Siempre había sido mi sueño pero nunca me había atrevido por miedo o por vergüenza.

Háblenos de su libro “El gran viaje de Silvestre”. ¿A qué público va dirigido, cómo nace la idea, etc?
Nació en un viaje personal que yo hice, ya que estuve viviendo en California y allí escribí la historia porque me llamó mucho la atención que en casa de americanos, en sus jardines, ellos tenían comederos e iban al supermercado, compraban su alpiste y tenían comederos para esos pájaros que venían, les permitían que comieran y que volvieran a salir, es decir, no estaban encerrados en jaulas. Y de ahí nació esta idea y escribí esta historia. Se publicó en agosto de 2016 y desde entonces se ha trabajado en diferentes colegios. Depende de la edad con que se lea el libro, se hace una interpretación u otra porque es un libro que te aporta valores, que te hace reflexionar, que te puedes sentir identificado con el personaje. Yo me sentí Silvestre y yo creo que todos alguna vez nos hemos sentido Silvestre, o a lo mejor nos sentiremos, depende de nuestra situación personal. Es un libro infantil pero yo creo que el público adulto lo disfruta mucho, hace una lectura mucho más profunda que un niño, que hace una lectura mucho más superficial y muchos de los lectores que han leído la obra se han emocionado. Yo cuando leí la obra, después de tanto revisarla y demás, la leí como lectora y disfruté de ella, lloré y me emocioné.

¿Es cierto que ya lleva más de mil ejemplares vendidos?
Vamos a publicar la tercera edición y hasta el momento se han vendido más de 1.200 ejemplares. La aceptación es grandísima. El cariño que te proporcionan los lectores, sobre todo los pequeños cuando los visito en los colegios, es lo que me llena y lo que no tiene precio. El cariño que recibo por parte de los niños es la mayor recompensa que puedo tener.

Cómo describiría su experiencia como escritora.
Es un sueño hecho realidad. Fue mi primer deseo. Y yo, cuando escribí esta historia, nunca pensé en que sería publicada ni en que nadie la leería ni en quién sería el lector de esta historia. Después de dos años se ha convertido en una lectura que se ha trabajado en muchos colegios públicos desde Infantil hasta Primaria, un libro que está en EEUU, Japón, China, Inglaterra, Italia, Francia…, por lo que es cada vez más conocida.

Cómo compagina la promoción de su libro con el trabajo en LaCasa Sevilla.
Yo creo que tengo tres trabajos. Ser madre, ser escritora y mi trabajo en LaCasa Sevilla e intento sacar tiempo e ir compaginando una cosa con otra. Son cosas totalmente independientes que van unidas a mi pasión por el idioma y por la escritura.

¿Tiene pensado continuar con algún segundo libro?
Sí, tengo la segunda parte de Silvestre entre manos, intentando terminarla para este verano porque los niños me lo piden. Se lo debo a ellos y quiero hacerlo. Y tengo varias historias entre manos de álbumes ilustrados que espero que en septiembre salga alguna.

Y ya para acabar, cómo se define como persona y como empresaria.
Yo creo que soy una persona bastante humilde y honesta. Me muevo mucho por el tema de los valores. La gente que me conoce sabe que soy una persona muy trabajadora, a veces en exceso, incansable, inconformista porque siempre quiero más. Lo importante, en definitiva, es ser tú misma, ofrecer a los demás quien eres tú, que te conozcan y abrirles tu corazón a los demás.