Concedidos los Premios ISA al Director del Aeropuerto y a los descubridores del escutoide

0
211

El director del Aeropuerto de Sevilla, Jesús Caballero Pinto, y el equipo de científicos e investigadores coordinado por Luis María Escudero que descubrió el escutoide, forma geométrica que era desconocida y con la que se conforman células epiteliales, son los ganadores de los dos Premios ISA, concedidos anualmente por nuestra Asociación Iniciativa Sevilla Abierta, y según ha decidido el jurado en la decimotercera edición de estos galardones, en deliberación realizada por videoconferencia.

Para la modalidad “Premio ISA a la Modernización de Sevilla”, los miembros del jurado acordaron, por unanimidad y entre las 16 candidaturas presentadas, conceder el premio a Jesús Caballero Pinto, Director del Aeropuerto de Sevilla, por la excelente labor desarrollada al frente de tan importante infraestructura de transporte de la capital andaluza desde que inició dicho desempeño en el año 2013. Su liderazgo y saber hacer han permitido, con la participación de todo el personal trabajador de la entidad y en continuo contacto y colaboración con la sociedad civil, ampliar y consolidar las rutas nacionales e internacionales del aeródromo sevillano, mejorando notablemente las posibilidades de conexión de la ciudad, contribuyendo a hacer de Sevilla una ciudad más conectada y orientada al exterior, y por tanto más abierta, y próspera. Elementos estos que han contribuido sin duda a profundizar en la modernización de Sevilla.

Ejemplo de cómo planificar bien y materializar mejor un plan estratégico

Jesús Caballero está dando un ejemplo de profesionalidad y eficiencia en la gestión de un nodo fundamental para el desarrollo socioeconómico y el funcionamiento adecuado de Sevilla y toda su área de influencia en Andalucía Occidental. Sobre todo, un ejemplo de planificar bien, teniendo en cuenta a todas las partes implicadas (que son muchísimas en su caso) y aún más el ejemplo de cómo llevar a cabo la materialización de ese plan estratégico y cómo sobrepasar los resultados previstos. Por desgracia, en Sevilla, lo que abunda habitualmente es lo contrario: planes y planes que o son ‘venta de humo’ y a nada conducen; o son muy buenos y se quedan en el cajón.

Lo más importante que ha conseguido la gestión de Jesús Caballero, y pasa desapercibido entre periodistas, políticos y opinión pública por la desinformación que hay en Sevilla al pensar que solo existe el turismo como actividad, y que en los aviones solo se viaja para hacer turismo, es que ha logrado sustentar y mejorar la internacionalización de los sectores más dinámicos de la economía de Sevilla y su entorno (empresas industriales, empresas logísticas, empresas de software, etc.). Factor fundamental para vertebrar el desarrollo presente y futuro de Sevilla, como se reactivará cuando se supere desde el punto de vista sanitario la pandemia del coronavirus. Porque ninguna sociedad puede ser próspera si no vive en su mayoría de generar ingresos a nivel global.

Ninguna aerolínea mantiene durante todo el año una ruta si solo depende de los turistas que van hacia un solo sentido. Porque no le es rentable llegar con el avión lleno de pasajeros, y despegar de ese mismo aeropuerto en el siguiente vuelo con la aeronave muy poco ocupada. Si compañías como Lufthansa han mantenido durante todos los meses de un año rutas con/desde Sevilla es porque las utilizan muchas personas por motivos profesionales.

Para elaborar el plan estratégico, que se puso en marcha en 2014, Jesús Caballero analizó multitud de datos y vio que había 35 ciudades europeas con potencial para establecer rutas, porque tenían muchísimos pasajeros indirectos en vuelos con esos destinos. Y para ese plan estuvo en contacto con numerosas compañías aéreas para enfocarnos los esfuerzos en esos mercados.

El Consejo Internacional de Aeropuertos otorgó al de Sevilla el Premio al Mejor Aeropuerto de Europa, en el segmento de 5 a 10 millones de pasajeros al año, por sus logros y estrategias en incremento de rutas y en planificación para mejorar la terminal (tanto para los pasajeros como para las aerolíneas), que es el segundo plan estratégico en marcha para continuar alcanzando nuevos objetivos de crecimiento. Cuando Jesús Caballero llegó a la dirección del aeropuerto sevillano, la cifra de pasajeros era de 3,5 millones al año. En 2019 la cifra de pasajeros superó los 7 millones, más del doble.

Repercusión mundial de un hallazgo científico ‘made in Sevilla’

Para la modalidad de “Proyección Internacional”, los miembros del jurado acordaron, por unanimidad y entre las 14 candidaturas presentadas, conceder el premio a Luis María Escudero Cuadrado y todo el equipo de investigadores que coordinó (Javier Buceta, Alberto Márquez, Clara Grima, Pedro Gómez Gálvez, Pablo Vicente Munuera, Sol Sotillos, María Martin Bermudo, entre otros) de las Universidades de Sevilla y Pablo de Olavide, además de la Universidad norteamericana de Lehigh, por su extraordinaria aportación, de gran relevancia internacional, relacionada con la ingeniería de tejidos. Un equipo interdisciplinar de investigación que, combinando diferentes campos de conocimiento como la biología y las matemáticas, ha logrado, entre otros hallazgos relevantes, el descubrimiento del escutoide, forma geométrica de las células epiteliales, claves durante el desarrollo embrionario y con importantes posibles aplicaciones en el campo de la medicina, especialmente en el diseño de órganos en el laboratorio. Su aportación ha sido reconocida por publicaciones de primerísimo nivel internacional como la revista ‘Nature’, y es un ejemplo del potencial de la investigación científica desarrollada en Sevilla y difundida y reconocida internacionalmente.

Es un ejemplo de trabajo en equipo, dieron con la clave sobre la forma de las células epiteliales que les permite curvarse. Nunca antes se había descrito. Es una forma geométrica totalmente novedosa. Aunque es muy compleja, es estable. El hallazgo ha tenido una enorme repercusión a nivel mundial. Tanto en ámbitos científicos como en medios de comunicación generalistas. Telediarios, periódicos, revistas, agencias de noticias, blogueros, redes sociales, etc., han hecho alusión a que investigadores de Sevilla han descubierto el escutoide, la forma geométrica que explica cómo se pliega el epitelio. Y han creado también la palabra que define el hallazgo: escutoide. Con un guiño a las dos primeras sílabas del apellido Escudero.

Entender cómo se forma un tejido permite crear un modelo o patrón de cómo debe ser un tejido epitelial sano. A partir de ahí la geometría y la estructura pueden tener algoritmos que detecten patologías. Es una valiosa aportación a los fundamentos de la ciencia básica. La ingeniería de tejidos está avanzando ahora enormemente y, sabiendo cuál es la estructura de los órganos en la realidad, será mas fácil que los órganos que se crean en el laboratorio reproduzcan todas las características de los órganos reales.

Luis María Escudero es doctor en Biología por la Universidad de Sevilla, investigador con un contrato Ramón y Cajal, está trabajando en el Instituto de Biomedicina de Sevilla. Es profesor de biología celular en la Universidad de Sevilla. Hizo su investigación posdoctoral en el Laboratorio de Biología Molecular de la Universidad de Cambridge. Ha logrado varios galardones y reconocimientos, como una beca Marie Curie, y una mención como uno de los mejores jóvenes investigadores europeos, otorgada por el Instituto Europeo de Neurociencia.

El jurado de los Premios ISA ha estado integrado por María Teresa Alonso Pérez-Tinao, vicedecana de la Escuela de Educación de la Universidad Loyola, y socia de ISA; Ángel Cebolla, empresario e inversor, CEO de la empresa Biomedal, y socio de ISA; Lola Gallardo, cofundadora y directora de la Librería Rayuela Infancia, ganadora en 2019 del Premio ISA a la Modernización de Sevilla; Juan Luis García Méndez, ingeniero industrial y socio de ISA; y José Antonio Pascual, economista y socio de ISA.

Los galardonados en años anteriores con los Premios ISA

=== En años anteriores, el Premio a la Modernización de Sevilla se ha concedido:

-A la Librería Rayuela, por su labor desde hace más de 20 años fomentando y dinamizando la cultura entre los niños, los adolescentes y las familias;

-A la Galería Rafael Ortiz, por su labor desde hace más de 30 años para incardinar el arte contemporáneo en Sevilla y desde Sevilla;

-A Josechu Ferreras, cofundador y director de la Feria de la Ciencia de Sevilla, en la que participan centenares de profesores y miles de escolares, y a la que asisten más de 20.000 personas;

-A los impulsores de la Asociación A Contramano por haber sido durante décadas los que han propiciado con sus propuestas muy bien fundamentadas y en consonancia con lo realizado en ciudades europeas, la creación de una red de carriles bici como parte del sistema de movilidad urbana en la ciudad;

-A Manuel Llanes como programador del Teatro Central, logrando que desde su inauguración se convirtiera en el espacio de artes escénicas más cosmopolita del panorama español;

-Al ingeniero Juan Martínez Barea por sistematizar desde diversas instituciones públicas y privadas los modelos de emprendimiento empresarial basados en innovación tecnológica y mercados internacionales;

-A los creadores del Evento Blog (Luis Rull, Benito Castro y José Luis Antúnez), que fueron capaces de impulsar y organizar una convención de referencia en España sobre el ‘boom’ de las redes sociales y de las tecnologías de la información y la comunicación;

-A Valeriano Ruiz Hernández como uno de los adalides de la innovación mediante el desarrollo de las energías renovables;

-Al médico y científico Guillermo Antiñolo por sus avances en la curación de enfermedades en niños mediante el uso de células madre;

-A la galerista Juana de Aizpuru, por su trayectoria en la vida cultural de Sevilla;

-A la catedrática Laura Roa, figura internacional de la ingeniería biomédica, desde la Escuela Superior de Ingenieros Industriales de Sevilla, y siendo reconocida por instituciones académicas de Europa y Estados Unidos;

-Al director de orquesta Pedro Halffter, por la modernización de la programación del Teatro de la Maestranza.

Y el Premio a la Proyección Internacional de Sevilla se ha entregado en años anteriores:

-Al catedrático de Ingeniería Electrónica Leopoldo García Franquelo, el investigador de la Universidad de Sevilla más citado a nivel mundial. Eminencia en crear modelos de red eléctrica inteligente para la integración masiva de los sistemas de energía renovables;

-A la empresa Emergya, como una de las emblemáticas de la nueva economía sevillana basada en desarrollos tecnológicos de soluciones informáticas y servicios digitales, capaz de ser partner internacional de compañías líderes como Google;

-Al cineasta Alberto Rodríguez, por la calidad de sus películas que, además, dan a conocer otra forma de sentir y de entender Sevilla, otro paisaje, otra sociabilidad, y, sobre todo, cómo muchos creadores sevillanos tienen la capacidad de participar de ser contemporáneos y universales en su mirada y en su imaginario.

-A los bomberos sevillanos, vinculados a la Asociación Proem-Aid que acudieron voluntarios a salvar vidas de refugiados sirios en el litoral de la isla griega de Lesbos, dando una lección de compromiso ético ante una espantosa mortandad en el Mediterráneo oriental;

-A los arquitectos Antonio Cruz y Antonio Ortiz, referencia internacional de la mejor arquitectura española contemporánea, tanto con sus creaciones en Sevilla (Estación de Santa Justa, Biblioteca Pública, etc.) como con sus intervenciones en el Rijksmuseum de Amsterdam y en la Estación de Basilea;

-Al filósofo y académico de la Lengua Emilio Lledó, ejemplo de humanista capaz de divulgar la sabiduría, la pasión por la educación, la importancia de la ética como eje vertebrador de la sociedad;

-A Pilar Manchón, creadora de tecnología digital muy avanzada para extender en la sociedad las ventajas de la inteligencia artificial, y ejemplo de emprendedora que impulsó Indisys, la primera ‘spin off’ creada desde una facultad de humanidades en la Universidad de Sevilla, y ahora es una referencia como profesional desde Silicon Valley;

-Al catedrático José María Delgado, que desde la Universidad Pablo de Olavide ha vertebrado un equipo investigador de referencia internacional en el conocimiento de los procesos de memoria y aprendizaje en el cerebro;

-Al bailaor y coreógrafo Israel Galván, considerado una figura mundial de la danza por su revolucionaria trayectoria como artista genuinamente flamenco y a la vez profundamente contemporáneo, logrando emocionar con su talento y con sus portentosas cualidades;

-Al catedrático de mecánica de fluidos y empresario Alfonso Gañán, al frente de Ingeniatrics, empresa sevillana cuyas patentes de tecnología propia Flow Focusing en microfluídica para la creación de microgotas o nanogotas, y la microencapsulación, tienen múltiples aplicaciones

-Al pintor Luis Gordillo, figura del arte pop español, cuya influencia es incuestionable en varias generaciones de artistas.

-A la bailaora y coreógrafa María Pagés, por el enorme mérito de su trayectoria como artista y como empresaria, con compañía propia desde 1990, y por su dignificación del flamenco, despojándolo de lastres que estigmatizaban su valor cultural, a la vez que lo ha conectado con las demás artes, a través de la literatura de Saramago, las canciones de Lennon, la arquitectura de Niemeyer, el cine de Buñuel, etc.