Comunicación: ¿Impactas o influyes en tu equipo?

“Nunca tenemos una segunda oportunidad para crear una primera impresión”. Oscar Wilde

0
503
Comunicación: ¿Impactas o influyes en tu equipo?
Comunicación: ¿Impactas o influyes en tu equipo?
Ana Herrero, Socia Directora de Montaner & Asociados Andalucía.
Ana Herrero, Socia Directora de Montaner & Asociados Andalucía.

Cuando abro los ojos a la realidad que me rodea, cuando la percibo con mi tacto, con mi olfato, con mi gusto…, tengo siempre la ilusión de percibir la realidad tal cual es ella. Con toda su complejidad, objetivamente. Y llevada por esta impresión, intento comunicar a los demás “los datos reales del mundo que nos es común”. Pero ocurre que no siempre es así, que no siempre los demás ven las cosas como yo las veo. Cada uno tiene su propio mapa conformado por situaciones, creencias, valores y un largo etc. que se ha ido conformado a lo largo de su vida. Este hecho me lleva a introducir la percepción y ese gran refrán que dice que “cada uno ve la vida según el cristal con que la mira”. Nosotros no recibimos del mundo exterior informaciones “objetivas”, sino información “coloreada”; por nuestra propia sensibilidad, que reconstruye “a su manera”, sobre la retina de nuestro cerebro, la imagen del mundo exterior. Es útil para nuestros fines, pensar en el mundo exterior como un territorio (inmenso, complejo, contradictorio) del cual poseemos por nuestra percepción, un mapa (limitado, simplista, memorizable) que hemos confeccionado simplificando, modificando, amputando, cambiando proporciones y medidas del territorio.

Si no comprendemos esto y pretendemos que “nuestra” imagen del mundo sea la misma “imagen”para todos y pretendemos que nuestra percepción sea idéntica a la percepción de los demás, estamos levantando verdaderas murallas de incomprensión. Verdaderos obstáculos para la comunicación.

En la empresa los directivos, los responsables de proyectos tienen en la comunicación la principal herramienta de relación con su equipo y de su utilización va a depender en gran medida la consecución final de los objetivos. Sobre la comunicación y como desarrollarla se han realizado muchos estudios sobre diversas teorías que, según el momento se van popularizando hacia uno u otro sentido. Lo cierto es que hay unas fases claras y muy potentes que articulan el proceso de la comunicación. Para mí, la más importante y la primera es saber escuchar, escuchar al otro para saber que hay que responder y no preparar la respuesta antes de escuchar que es lo que ocurre en muchas ocasiones. En segundo lugar, saber comunicar de una manera asertiva, afectiva y adecuando la respuesta al contenido y al interlocutor . Y por último saber dar y recibir feedback para terminar de conocer si el proceso comunicativo se ha comprendido correctamente. Con una buena praxis estos tres pasos interiorizados se vuelven automáticos y confiere al que lo práctica de una gran confianza y seguridad. Hay algo en la comunicación que es complementario a este proceso y que determina como se va a establecerse y son: el impacto y la influencia.

Y es que cuando dos personas se conocen por primera vez, existen unos segundos en los que se determina una primera impresión; está impresión nos aportará una idea de cómo somos, qué pensamos, etc. Si bien es cierto que quedarnos con una primera impresión puede llevarnos a ideas erróneas al respecto de cada cual, no lo es menos, que, es inevitable recibir estímulos que nos obligan, como personas que somos, a crearnos esa composición de nuestro interlocutor. Al margen de que posteriormente y en base a futuros intercambios y conocimiento mutuo podamos afinar ese concepto que tengamos del otro, esta primera impresión que genera ciertos pensamientos es lo que podemos llamar Impacto. Según el Diccionario de la Real Academia Española, “impacto” puede definirse como “huella o señal que se deja”. Recopilando otros autores, podemos llegar a la conclusión de que el impacto es la primera impresión o huella que queda en los otros después de conocernos.

Este conocimiento inicial está generado en base a la información que emitimos tanto a nivel verbal como a la no verbal a través de nuestro aspecto, expresión no verbal, postura corporal e incluso tono de voz . Esto es lo que nos lleva a afirmar que el tránsito de infor
mación es la base para generar un impacto en los demás, y viceversa. Es pura comunicación.

Por otra parte la influencia viene definida como “poder, valimiento o autoridad de una persona para con otra”. Parece evidente que la influencia también tiene la comunicación como medio para generarse.

La comunicación humana se construye en base a las imágenes que forman el pensamiento, sostienen las relaciones con otros individuos, se aprende, se trabaja y se forma una cultura transmisible.
Es también la comunicación el elemento fundamental para conseguir unas relaciones humanas más armoniosas, conseguir un impacto positivo, y lograr una influencia mutua que permita conseguir los objetivos, dentro de un clima de confianza. La comunicación es también la red que se teje entre los elementos de una organización y que le brinda a ésta su característica esencial: la de ser un sistema, una totalidad.

Todas estas razones nos dan los argumentos necesarios para dar una gran importancia al proceso en la comunicación entre personas teniendo la voluntad de querer mejorarla en todas sus dimensiones, y minimizar los errores o malentendidos evitando así que, los individuos se enclaustran en su soledad, los grupos se desorganizan y la sociedad se convierte en una auténtica Torre de Babel. Sin embargo… tanto tú como yo estamos convencidos de que nos comunicamos bien.

Hablamos claramente, y desde muy pequeños preguntamos si nos entienden y se nos contesta que sí; escribimos informes que otros leen, damos indicaciones y ordenes que determinan el trabajo de otros… Deben ser “los otros” quienes no saben o no quieren comunicarse. Sin embargo, “los otros” somos “nosotros” tú y yo, para las demás personas del mundo.

Por ello, comprender cómo funciona la comunicación y entender cuáles son nuestras propias necesidades y habilidades para comunicarnos, puede ayudarnos a comprendernos a nosotros mismos y a los demás. De hecho la comunicación, a falta de la telepatía universal, es el único camino que podemos seguir para conocer a otros.

Y después de esta lectura, ¿quieres mejorar tu comunicación? . Ya sabes, puedes contar conmigo.

Como alguien ha dicho: “Tan sólo somos lo que comunicamos a los demás con palabras, y sin palabras”. “La No Comunicación no es posible”.