Cómo puedo saber si mi hij@ tiene dislexia

0
132
Por Mª Ángeles Sánchez psicóloga infantil de Crecer Gabinete de Psicología Infanti

Si tu hijo o hija tiene un rendimiento en lectura, cálculo o expresión escrita sustancialmente inferior al esperado por edad, escolarización y nivel de inteligencia seguramente te sugieran en el colegio, o quizás ya te lo han dicho, que puede padecer un trastorno del aprendizaje. 

Pero, ¿qué son los trastornos del aprendizaje? Los trastornos del aprendizaje son una dificultad específica y persistente para la adquisición de un aprendizaje a pesar de recibir una instrucción convencional y tener un nivel de inteligencia y oportunidades socioculturales adecuadas. Suponen una alteración del neurodesarrollo e interfieren en el aprendizaje de habilidades académicas y sociales y suelen ir acompañadas de problemas de conducta o del estado de ánimo.   

De todos ellos el que más te suene seguramente sea la dislexia que es un trastorno específico del aprendizaje que se manifiesta como una incapacidad para adquirir correctamente las habilidades lecto-escritoras, dificultando o imposibilitando la adquisición de las habilidades básicas de la escolaridad, por lo que puede llegar a transformarse en un problema escolar grave. Si no se detecta a tiempo y no se trata adecuadamente, afectará al rendimiento de tu hijo o hija durante toda su vida escolar.

No se debe hablar de dislexia antes de los 7 años ya que los fallos en la escritura que se cometen antes de esta edad forman parte de la evolución normal en la adquisición de la lecto-escritura. Asimismo, las dificultades en la lecto-escritura del niño o niña disléxico, así como sus deficiencias a nivel perceptivo y motor también podemos observarlas en aquellos que no la padecen, la diferencia es que en estos últimos son dificultades transitorias y en niños o niñas disléxicos perduran mucho más tiempo.  

Una característica importante de la dislexia es la lentitud en su recuperación por lo que lo más frecuente es que necesite varios años de trabajo constante hasta lograr superar las deficiencias que presentan.

Por esto, es muy importante una detección precoz para poder empezar su tratamiento cuanto antes mejor. Esto es muy importante, sobre todo porque si no es detectado y tratado de forma efectiva a tiempo el estar expuesto o expuesta de manera repetida a experiencias fallidas le puede llevar a la desmotivación por el aprendizaje y minar su autoestima.

Algunas señales que te pueden indicar que tu hijo o hija puede tener dislexia son: 

Educación Infantil

-Historia Familiar de problemas disléxicos.  

-Retraso en aprender a hablar con claridad.

-Confusiones en la pronunciación de palabras que se asemejan fonéticamente.

-Falta de habilidad para recordar el nombre de series de cosas.

-Confusión en el vocabulario que tiene que ver con la orientación espacial.

-Alternancia de días “buenos” y “malos “ en el trabajo escolar, sin razón aparente.

Primaria

-Dificultad para aprender a leer y escribir.

-Tendencia persistente a escribir los números en espejo o en dirección u orientación inadecuada.

-Dificultad para distinguir la izquierda de la derecha.

-Dificultad para aprender el alfabeto y las tablas de multiplicar y en general para retener secuencias (días de la semana, los meses del año..)

-Continuos errores en lectura, lagunas en comprensión lectora.

-Forma extraña de escribir con omisiones de letras o alteraciones del orden 

-Desorganización en casa y en la escuela.

-Dificultad para copiar cuidadosamente en la pizarra y en el cuaderno.

-Dificultad para seguir instrucciones orales.

-Aumento de la falta de autoconfianza y aumento de la frustración.

A partir de Secundaria

-Tendencia a la escritura descuidada, desordenada e incomprensible.

-Inconsistencias gramaticales y errores ortográficos, a veces permanencia de las omisiones, alteraciones y adiciones de la etapa anterior.

-Dificultad para planificar y para redactar relatos y composiciones escritas en general.

-Tendencia a confundir las instrucciones verbales y los números de teléfono.

-Gran dificultad para el aprendizaje de lenguas extranjeras.

-Baja auto-estima.

Por tanto, si piensas que tu hijo o hija puede ser disléxico o te lo han insinuado en el colegio lo peor que puedes hacer es dejar pasar el tiempo o no darle importancia pensando que es algo puntual y que poco a poco se corregirá. En estos casos lo principal es asegurarnos de que tiene un trastorno del aprendizaje y comenzar su tratamiento lo antes posible.