Cómo hacer que a tu hij@ le cundan las horas de estudio

Para que las horas de estudio sean productivas hay que cumplir una serie de requisitos que que a grosso modo se resume en: poder, querer y saber estudiar

0
539
Por Mª Ángeles Sánchez psicóloga infantil de Crecer Gabinete de Psicología Infanti

Una vez que ya ha pasado el primer trimestre podemos hacernos una idea de si el esfuerzo llevado a cabo por nuestro hijo o hija a la hora de estudiar se corresponde con los resultados obtenidos. Si este no es el caso y además sabemos que no tiene dificultades a la hora de aprender ya que su nivel de atención, memoria y razonamiento, entre otros, son los adecuados quizás es que lo que a nuestro hijo o hija le pasa es que nadie le ha enseñado a estudiar o que no ha aprendido a hacerlo. Y es que para que las horas de estudio sean productivas hay que cumplir una serie de requisitos que a grosso modo podemos resumir en poder (tener los recursos materiales, la capacidad y la aptitud); querer (estar motivado) y saber estudiar (manejar las técnicas de estudio).

Como casi todo en la vida a saber estudiar también se aprende y de la misma manera que hemos enseñado otras muchas cosas y habilidades a nuestr@s hij@s también tenemos
que enseñarles a que tengan buenos hábitos de estudio. Sobre todo porque es muy frustrante para ellos ver que se esfuerzan y que no consiguen los resultados que desean lo que les lleva a desmotivarse y que todo lo relacionado con el colegio o instituto les provoque rechazo. Para ello te dejo los siguientes consejos.

1. Proporciónale un lugar de estudio adecuado: un lugar propio, bien iluminado y sin ruidos.

A la hora de estudiar una buena organización es esencial: mesa y material de trabajo siempre ordenados y a punto. De esta manera se evitan distracciones que pueden provocar
objetos innecesarios y la pérdida de tiempo que supone levantarse cada vez que necesita algo.

2. Fija con tu hij@ un horario para estudiar y hacer las tareas: realizar un horario semanal en el que quede reflejado cómo se va a organizar cada día y cuánto tiempo le va a dedicar a cada materia es de gran ayuda.

La continuidad y repetición en el tiempo de una acción hace que esta se convierta en un hábito y que nos sea más fácil llevarla a la práctica. Nuestr@ hij@ debe de saber que para disfrutar de su tiempo de ocio debe de cumplir con su horario de estudio y que puede contar con nuestra ayuda cuando lo necesite si bien en todo momento le animaremos
a que intente resolver por sí mism@ los problemas. Para que esto le sea más fácil le enseñaremos dónde puede consultar las dudas que tenga.

3. Enséñale Técnicas de estudio o “aprender a aprender”.

Las técnicas de estudio son una ayuda para que el estudio sea más eficaz y este proceso requiere de tres momentos que son comprensión del texto, selección y organización de conceptos y memorizar conceptos fundamentales. También incluyen cómo preparar un examen y cómo actuar durante el examen.

Proporcionarle un espacio adecuado y fijar un horario semanal de estudio seguramente te resulte fácil. Enseñarle técnicas de estudio puede que se te escape de las manos por lo que recuerda, siempre puedes acudir a un profesional para que te ayude.