Cómo hacer crecer mi negocio

0
139

La captación de nuevos clientes es la clave principal para hacer crecer cualquier tipo de negocio, ya sea porque esté empezando o bien porque lleven ya tiempo en el mercado y quieran dar un salto más allá. Pero, este crecimiento también tiene que ser continuo y bien estudiado. La clave del éxito radica en el medio y largo plazo

Si algo tienen en común el empresario que acaba de emprender o el que lleva ya tiempo con su negocio, es que ambos, quieren que su negocio crezca o que no deje de crecer. Parece lógico esto que se acaba de decir, sin embargo, en algunos casos, puede que no se dé con la clave o con la madre del cordero y el negocio termine estancándose o echando el cierre.

Como es de lógica, para que una empresa crezca, una vez que se tenga consolidados a los clientes con los que ya cuenta, es captar a nuevos clientes. Pero estos nuevos clientes, no tienen que ser efímeros, sino que para que se les pueda sacar rentabilidad tienen que ser a medio y a largo plazo, que es donde radica la clave del éxito.

Es fácil decirlo, lo complicado es llevarlo a la práctica y lo mejor es realizar una estrategia para captar a estos nuevos clientes. Para ello, se debe de empezar haciendo una mejor distribución de los recursos con los que se cuenta para ver si se amplia mercado nacional o por el contrario, se va a salir fuera en busca del mercado internacional. Sea como fuere, lo primero que hay que hacer es localizar a los clientes, es decir, ver dónde están. Una vez que se localizan, es el momento de ver cuáles son los canales más adecuados para llegar a ellos. Es el momento de diseñar una estrategia de marketing. Si no controlas este terreno, mejor ponerse en manos de profesionales.

Ya se han localizado y llegado al nuevo cliente, luego hay que fidelizarlo, alargar el ciclo de vida. Hay métodos tan simples como hacer que ese cliente se sienta especial. Para ello, una vez que nos visite por primera vez, se les puede mandar un correo de agradecimiento y darle un descuento personalizado en su próxima compra o visita.

Otro método para hacer crecer el negocio, pasa por abrir nuevas líneas. Si la empresa es de servicios ofrecer productos relacionados con los servicios o viceversa.

Y ya por último, para captar a nuevos clientes, se puede analizar a los que no lo son. Tan simple como preguntarles por qué no consumen. Quién sabe, cuántos se pueden llegar a convertir manejando esta información.

Esto en cuanto a captar nuevos clientes, pero si se busca un crecimiento continuo a continuación se detallan algunos consejos que ayudarán a ello:

Diversificar, es decir, no poner todos los huevos en una misma cesta, porque si se cae se rompen todos. Mejor realizar una estrategia de marketing diversificada.

Pon fechas en el calendario para analizar los resultados y ver qué funciona o qué no. Incluso, estudiarlo para ver cuándo sacar promociones con mensajes que se adapten al momento.

Fortalece los lazos locales con el entorno donde se ubica la empresa, bien asociándote, bien acudiendo a foros locales o bien participando de los eventos que se organicen. Incluso asociarse con otras empresas.

Estar al tanto de todas las novedades y realizando un aprendizaje continuo.

Comprender y estudiar a tu clientela, es decir, ver cuáles son sus necesidades, cuál es su lenguaje, etc.

Y por último, mejorar la marca, la identidad comercial. Todo consiste en diferenciarse y destacar para que el negocio crezca.