Cómo empezar a correr sin dolor

0
240

Con el cierre de los gimnasios son muchos los que han decidido salir a correr a la calle para practicar deporte, sin embargo, no siempre sabemos cómo hacerlo para evitar lesiones o dolor. Aunque parezca una obviedad hay que aprender a correr. Para ello hay una serie de ejercicios que  nos harán saber nuestros puntos débiles. Uno de ellos es el Bird-Dog, se trata de mover hombro y cadera de forma contralateral. El fin es perder la neutralidad de la zona lumbar. Al realizar semi sentadillas a una pierna comprobaremos si, al mantenernos en apoyo unipodal la cadera opuesta no cae. Otro ejercicio es el lung test de tobillo para comprobar la dorsiflexión del tobillo.

Hay que tener en cuenta que el dolor es una muestra de que algo no funciona bien. Si insistimos en continuar corriendo de la misma forma probablemente el dolor continúe o vaya a peor. Para comenzar a correr es importante hacerlo poco a poco. En la primera sesión te aconsejamos correr durante un minuto y andar durante otro. Lo principal para iniciarte en el running es completar el tiempo de entrenamiento y aumentarlo de manera progresiva. Por ello conocer nuestras debilidades en ejercicios como los que hemos comentado es fundamental para empezar a correr y evitar dolores.