Cómo desarrollar la resiliencia en l@s niñ@s

0
148
Por Mª Ángeles Sánchez psicóloga infantil de Crecer Gabinete de Psicología Infanti

Seguro que alguna vez has oído hablar sobre la resilencia, sobre todo en estos tiempos tan inciertos y en ocasiones difíciles a los que nos estamos enfrentando. Pues bien, la resilencia es la capacidad que tenemos todos los seres humanos para afrontar y superar, transformándolas en una experiencia positiva, las  experiencias difíciles o traumáticas y los problemas y adversidades de nuestra vida. De manera resumida podríamos decir que la resiliencia sería la entereza más allá de la resistencia, de ahí su importancia y el hecho de que sea una de las capacidades más valoradas. 

La buena noticia es que se puede entrenar y por eso es importante que l@s adult@s les enseñemos a l@s niñ@s a afrontar y superar las dificultades, a convertirlas en una experiencia positiva extrayendo un aprendizaje de las mismas que le ayude a mejorar su capacidad de superar el dolor o reducir el impacto del mismo, seguir adelante a pesar de la mala experiencia, superarse a sí mism@ y salir fortalecid@.   

Algunas recomendaciones para desarrollar la resilencia en l@s niñ@s son:   

1- Anímale a hacer y tener amig@s. Las relaciones personales fortalecen la resiliencia al aumentar el apoyo social.

2- Enséñale a ayudar a l@s demás. Le servirá para sentirse valorad@ y comprender que siempre podemos hacer algo, por pequeño, que sea para superar las dificultades o sentirnos mejor. Especialmente importante es transmitirle que en la escuela no se debe aislar a ningún niñ@ y que siempre hay que intentar que tod@s l@s niñ@s tengan compañer@s de juego.   

3- Incúlcale la importancia de cuidarse y de quererse. Desde pequeñ@s podemos enseñarles rutinas y hábitos saludables así como a cuidar de su apariencia, de su salud, de su descanso, etc…     

4- Fomenta su autoestima y su confianza en sí mism@. Háblale de cómo puede resolver problemas y tomar decisiones y de cómo otras veces lo ha conseguido y de cómo esto le puede ayudar a manejar desafíos futuros. Reflexiona con él o ella sobre cómo se enfrentó a un determinado problema y cómo lo superó y el aprendizaje que puede sacar tanto de la situación como de sus recursos y fortalezas. También podéis fijar metas que puedan alcanzar con lo que una vez conseguido disfrutarán del logro alcanzado y aprenderán que tener desafíos les ayuda a seguir una rutina y a concentrarse en el objetivo marcado así como a ser mejores.   

5- Enséñale a tomarse la vida con humor y a reírse de sí mism@. El humor es el mejor antídoto ante las adversidades. 

6- Enséñale a ver lo positivo incluso en las cosas malas. Muéstrale que incluso de las cosas malas siempre podemos aprender algo y que si tenemos una actitud positiva frente a las adversidades podemos enfrentarnos a ellas con optimismo y positivismo lo que nos dará mayor claridad para resolverlas si es posible y si no lo es nos ayudará a aceptarlas o sobrellevarlas mejor.    

7- Muéstrale la importancia de aceptar que el cambio es parte de la vida. A l@s niñ@s no le gustan los cambios pero estos forman parte de la vida por lo que tienen que aprender a aceptarlos y gestionarlos. Hazle ver que el cambio forma parte de la vida y que aunque no le guste la nueva situación, intentar ver lo positivo o lo que puede aportarle, le ayudará a asumirlo y que seguramente dentro de poco se habitúe y dejará de verlo como un cambio sino como algo que forma parte de su cotidianidad. 

Y por último, permite que tu hj@ se equivoque y que se frustre. Sólo de esta manera podrá aprender que el rechazo, el fracaso o los errores forman parte de la vida y que es capaz de superarlo.