Cómo debemos cuidar las manos estropeadas por los geles hidroalcohólicos y el exceso uso de jabones

0
382
Por M.ª Ángeles Fernández, diplomada y titulada en Estética
Por M.ª Ángeles Fernández, diplomada y titulada en Estética

Desde que comenzó la pandemia del Covid-19, el lavado de manos se ha multiplicado y el uso de geles hidroalcohólicos se ha convertido en algo común. Todo ello es altamente eficaz para acabar con los virus, bacterias y hongos, pero el uso prolongado de estos productos puede provocar alteraciones en nuestras manos. Notamos la piel más reseca y en ocasiones sentimos picor e irritación. Todo ello es debido a que el sebo que secretan las glándulas sebáceas de la piel que sirven para protegerla de la deshidratación y de agresiones externas, se pierde con los sucesivos lavados, ya que el jabón es capaz de arrastrar lípidos, dejando la piel sin esta protección y el alcohol, al ser un buen solvente, altera la capa sebácea, ayudando a la deshidratación de la piel de las manos. Como profesional de la estética os dejo algunas recomendaciones para el tratamiento de manos resecas o deshidratadas:

  • Evitar el agua muy caliente cuando laves tus manos
  • Escoger jabones suaves y pocos perfumados
  • Aplicar a diario cremas hidratantes, al ser posible con filtro solar. E incluso después del uso del gel hidroalcohólico.
  • Es conveniente el uso de guantes para fregar y limpiar, y el uso de guantes de lana o de algodón para protegerlas del aire y del frío.
  • Realizar con vuestra esteticién de confianza tratamientos de parafina, ya que esta hidrata, suaviza, elimina toxinas. Además, activa la circulación sanguínea, dilata el poro y ello facilita a la penetración de otras sustancias como la crema hidratante.

En definitiva, los efectos secundarios de los geles hidroalcohólicos se pueden evitar haciendo un uso responsable de estos consejos que espero que os sirvan de ayuda.