¿Cómo afectan los nuevos cambios en la factura de la luz?

A partir de esta semana, la factura de la luz se va a ver modificada por la nueva normativa que ha introducido el Gobierno. Concretamente afecta a las tarifas de acceso o los peajes. Por tanto, afecta tanto a la energía que se consume como a los peajes que se tengan contratados. Con esta nueva normativa, lo que se pretende es fomentar el consumo de energía sostenible. Por lo que, si no se quiere llevar, más de uno, un susto con la factura, hay que evitar consumir en las horas puntas, que serán las más caras.

0
1689

Por Rocío Espinosa

El 1 de junio entra en vigor la nueva normativa de cambio de la electricidad. Concretamente afecta a los peajes o tarifas de acceso. El objetivo con el que el Gobierno ha planteado este cambio es para fomentar el consumo de energía sostenible.

Aunque para muchos de los mortales el saber leer la factura de la luz, puede ser todo un reto, no está demás saber que en torno al 40% de la factura corresponde tanto a la tarifa de acceso o peaje y es esta parte la que el Gobierno tiene regulada. Para fomentar el consumo sostenible, la nueva normativa penaliza tanto a las potencias altas como los consumos en hora punta. Mientras que pretende fomentar el consumo en las horas valle.

Teniendo esto en cuenta, la situación queda de la siguiente manera:

  • Cambio de tarifas de acceso a la red. A partir de ahora, las tarifas inferiores a 15Kw se van a agrupar en la denominación 2.0TD (consumo hogares y pequeños negocios). Las superiores a 15Kw se van a agrupar en 3.0TD o 6.1TD.

-Cambian los periodos de potencia y energía. La 2.0TD tendrá 2 periodos de potencias y 3 periodos de energía. La 3.0TD y la 6.1TD tendrán, ambas, 6 periodos de potencia y 6 periodos de energía.

-Se introduce una nueva discriminación horaria bajo los términos punta, llana y valle.

Para resumir la discriminación horaria, la 2.0TD, de lunes a viernes tendrá como horas puntas de 10 a 14 horas y de 18 a 22 horas; como horas llanas de 8 a 10, de 14 a 18 y de 22 a 24 horas; y como hora valle desde las 12 de la noche hasta las 8 de la mañana. Los fines de semanas, festivos nacionales y 6 de enero todas las horas son valles.

Para la 3.0TD y la 6.1TD los consumos se agrupan en temporadas: alta (enero, febrero, julio y diciembre), media 1(marzo y noviembre), media 2 (junio, agosto y septiembre) y baja (abril, mayo y octubre). Al igual que en la anterior también se divide en tres periodos: punta, llana y valle. De lunes a viernes tendrán unas horas para cada uno de estos términos y los fines de semana, festivos nacionales y 6 de enero son todas las horas valle.

Noemí Rabaneda, Fundadora de Energía Libre

Ante esta nueva situación, es importante, sobre todo, para las medias y grandes empresas acudir a una persona experta en energía. Tal y como apunta Noemí Rabaneda, fundadora de Energía Libre “para las empresas lo más importante es ajustar las potencias, ya que van a pagar más tanto por tener más potencia contratada de la necesaria como por tener menos, Además de adecuar los horarios de consumo en la medida de lo posible. Acudir a consultores expertos en este tema, va a suponer que no paguen unas facturas muy elevadas.

Además, Noemí Rabaneda recomienda que es hora que en los hogares y empresas instalen placas fotovoltaicas, ya que podrán generar energía para su autoconsumo en las horas más caras del día.

Si se quiere evitar pagar más en las facturas de la luz, hay que tener un cambio de consumo de energía y adaptarse a las horas valle o llana que serán las más económica. Así que, las lavadoras, lavavajillas y demás aparatos eléctricos a ponerlos a funcionar cuando menos cara está la luz, siempre y cuando sea posible.