Claves para que pequeños negocios y ecommerce maximicen sus ventas en la campaña de Navidad

0
146
Navidad
Por Xavier Capellades, CEO de Nomo

La campaña de Navidad es uno de los periodos clave del calendario comercial de muchos negocios. Representa el 30% de la facturación anual en los principales sectores, según la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA). En 2021 se prevé sea histórica: los españoles tienen más ahorros reservados para estas fechas y la mayoría planea hacer compras mayores y más conscientes respecto al año pasado, según el Holiday Shopping Trends 2021 de Sitecore.

La competencia en esta época es alta, pero pequeñas y medianas empresas físicas y online pueden desmarcarse de la competencia y conseguir buenos resultados en la campaña de Navidad sin necesidad de grandes inversiones. Desde Nomo, la plataforma que integra los servicios financieros y herramientas de gestión de negocio de pymes, autónomos y freelancers, consideramos que es fundamental dedicar tiempo a conocer bien a los clientes, sus necesidades, definir bien los objetivos y crear estrategias diferenciales y coherentes.

Para ayudar a negocios offline y online a planificar la campaña navideña, hemos lanzado la guía práctica Claves para triunfar con la campaña de Navidad: cómo maximizar tus ventas si eres autónomo, pyme o tienes un ecommerce”. La guía de Nomo recoge desde consejos de finanzas, aprovisionamiento o logística, hasta ideas de márketing, comunicación y estrategia digital, además de recomendaciones concretas para que pymes y autónomos con ecommerce saquen el máximo partido a su tienda online.

En primer lugar, desde Nomo consideramos que es fundamental analizar la facturación de la campaña de Navidad de ejercicios anteriores y conocer bien el estado actual de las cuentas para tener claro el punto de partida, reducir riesgos y decidir la inversión que se destinará a la campaña navideña. Para ello son útiles plataformas como Nomo, que permite tener un control estricto del balance de ingresos y gastos del negocio en tiempo real, desde cualquier dispositivo.

En segundo lugar, es imprescindible planificar las provisiones y gestionar adecuadamente el stock para garantizar la demanda de los clientes. Un punto especialmente importante en un año marcado por las limitaciones de abastecimiento en muchos sectores, la falta de productos y las entregas mucho más largas. 

Otro factor clave es ser creativo en las promociones y llamar la atención de los consumidores con propuestas alternativas. Como por ejemplo, organizar un calendario de adviento con productos sorpresa o montar una ruleta con pequeños premio. Sobre todo, es importante tener una buena hoja de ruta y no caer en errores como rebajar el precio sin seleccionar bien los productos, hacer un descuento sin aportar un valor especial, o dirigir las promociones al público no objetivo. 

Por otro lado, además de diferenciarse con contenidos originales, cualquier negocio puede desmarcarse celebrando fechas originales o alternativas del calendario comercial. Por ejemplo, el Día del Soltero (11 de noviembre) o el 21 de diciembre, solsticio de invierno. En cualquier caso, siempre hay que asegurar que la acción es coherente con el producto y servicio que se ofrece; y seleccionar bien las fechas para enfocarse en pocas acciones de calidad.

Por supuesto, es importante comunicar de forma coherente y ser transparente. Los mensajes deben coincidir con la realidad, posicionamiento y posibilidades del negocio y hay que evitar generar falsas expectativas y frustrar a los clientes. Los consumidores son cada vez más conscientes y valoran más las marcas auténticas, cercanas y transparentes. En este sentido, ser honesto y claro con los clientes es vital para generar mayor confianza y construir una relación sólida con ellos a largo plazo.

Otra de las recomendaciones para asegurar una buena campaña de Navidad es monitorizar la contabilidad en todo momento, para reducir riesgos, evitar sorpresas mayores y reconducir la estrategia. A pesar del análisis previo, es posible que durante la campaña haya contratiempos y que no se cumplan las previsiones iniciales.

Desde Nomo también consideramos relevante apostar por la relación post venta y la fidelización de los clientes. Una vez finalizada la campaña navideña, el negocio debe mantener una comunicación personalizada y de valor, a través de diferentes canales (correo electrónico, redes sociales o teléfono móvil…) y periódicamente se pueden ofrecer descuentos y promociones para premiar su fidelidad. Es importante que la comunicación sea bidireccional y que el cliente pueda interactuar directamente con el negocio.

En el caso de los negocios con e-commerce, una tendencia claramente en auge, es necesario tener en cuenta varias consideraciones. Por ejemplo, reforzar los servidores; optimizar bien la web y asegurar una buena navegación; garantizar una buena atención al cliente e incorporar la automatización; implementar estrategias cross-selling o remarketing, planificar la estrategia digital o garantizar una buena logística y servicio de entrega. La guía de Nomo recoge de forma más amplia  consejos para sacar el máximo partido a la tienda online durante la campaña navideña. 

En cualquier caso, pequeñas y medianas empresas, tanto físicas como online, pueden diferenciarse en la campaña de Navidad sin contar con grandes presupuestos. En Nomo estamos convencidos de que una buena planificación, una visión global de la campaña, y una estrategia que contemple acciones de principio a fin, son el camino hacia el éxito.