Casa Verita lleva sus famosos jamones a todos los rincones del mundo

0
1563

Concepción Vera, Conchi para sus muchos y buenos amigos, lleva toda la vida emprendiendo. Y aprendiendo, porque sus primeros años de formación consistieron en aprender de los mejores maestros: sus padres. Hoy dirige un negocio de éxito desde su Arahal natal, una preciosa localidad a un paso de Sevilla, y lo hace con su mano derecha, su marido Eduardo, como fiel escudero y con un equipo humano de trabajadores sin los que Casa Verita no sería posible.

Casa Verita acaba de inaugurar web y tienda online para que todo el mundo pueda disfrutar de sus jamones, paletas y productos gourmet, que son famosos por tener, dicen sus clientes, la mejor relación calidad-precio del mercado. ¿El secreto de su éxito? Que siempre hacen las cosas de la misma forma: buscan el mejor producto, seleccionan cada pieza una a una y la cortan a cuchillo con maestría. Este proceso artesanal es único, sin olvidar, por supuesto, que todo lo que hacen en esta casa lo hacen con la misma ilusión que el primer día.

Con Denominación de Origen

Sus productos proceden de las cuatro Denominaciones de Origen de jamón ibérico que hay en España: Jabugo, en Huelva; del Valle de Los Pedroches, en Córdoba; de la Dehesa de Extremadura; y de Guijuelo, en Salamanca. Y por supuesto, cuentan con el sello de las principales certificadoras de calidad españolas, como Araporcei o Certicalidad. Ofrecen jamones y paletas tanto en piezas enteras como cortadas, y otras especialidades como embutidos ibéricos de bellota: caña de lomo, lomito, salchichón, chorizo y morcón, que están disponibles también en piezas enteras y loncheados y envasados al vacío. Y los quesos y otros productos gourmet de Arahal, disponibles también en su tienda online.

Cuentan también con lotes y regalos, tanto para empresas como para particulares, totalmente personalizables y adaptados a todos los presupuestos. Y para los que quieran disfrutar de un jamón o una paleta sin tener que cortarla, sus maletines incluyen la pieza entera ya loncheada y envasada al vacío en sobres de 100 gramos, incluyendo el hueso, los taquitos de jamón y una bolsa de picos artesanos. Y si alguno de los productos de Casa Verita no cumple con las expectativas, se lo cambian, porque como bien dicen, su único fin es la satisfacción de sus clientes.