ATA solicita que las ayudas a autónomos previstas en los nuevos presupuestos se entreguen sin retrasos y sin excusas

0
342

Rafael Amor, presidente de ATA Andalucía ha comparecido  en ante la Comisión de Hacienda y Financiación Europea del Parlamento de Andalucía, para valorar el proyecto de Ley de presupuestos de Andalucía para el año 2021. Ha destacado que son «unos presupuestos que contemplan más de 44 millones de euros en ayudas destinadas a paliar la mala situación económica en la que se encuentran los autónomos y pymes de Andalucía».

Además, ha comentado que «estos presupuestos de 2021 contemplan 44,6 millones del año 2020, una cuantía muy similar a la de los presupuestos del año pasado que sin embargo, debido a las circunstancias, se ha triplicado con partidas adicionales y de urgencia. Es decir, en 2020 en realidad se han puesto en marcha: la ampliación de la tarifa plana (13 millones), las ayudas de 300 euros para los autónomos (13 millones), las ayudas al alquiler con 14 millones (presupuesto ampliado en los últimos días a 25,2 millones), asociacionismo (3 millones) o la ayuda destinada al mantenimiento de actividades muy afectadas (comercio, hostelería, peluquerías, feriantes), con 80 millones. En total, el presupuesto del año 2020 ha triplicado hasta los más de 130 millones de euros».

Por eso ha señalado Amor, “confiamos en que si es necesario aumentar estas ayudas en 2021, aunque partamos de las mismas cantidades que en 2021, se tenga el mismo sentido común y se amplíen todo lo necesario con el fondo Covid existente y que se haga como hasta ahora, sin excusas, sin retrasos y aliviando con prontitud la pesada carga de los autónomos”.

A todo ello, hay que sumar, las líneas de financiación articuladas a través de Garantía que han ampliado su ámbito temporal hasta el 31 de marzo, y otros programas como los de incentivos a la inversión turística, para la PRL, fomento del sector comercial y artesano o digitalización.

En su intervención Amor ha señalado que ante la situación provocada por la Covid-19 , “no hay cursillo que nos enseñe a afrontar la grave situación pero sí contamos con herramientas para mitigar sus efectos y la principal de ellas son estos presupuestos”. También ha resaltado la necesidad de aplicar el sentido común para afrontar los efectos del Covid “un parón económico que está haciendo que las costuras de nuestro tejido empresarial se estén deshilachando y un miedo incomodo a la pérdida del empleo se esté asentando en todo nuestro entorno” y añade “los ciudadanos sabemos muy bien que sin tejido empresarial no hay empleo y que no es el momento de subir impuestos y estrujar más al tejido empresarial”. 

Por último, Rafael Amor ha señalo que se deben añadir otros objetivos que la pandemia nos ha desvelado como fundamentales para que, en próximas oleadas, “no se desmorone todo de nuevo: mejorar la salud pública, la protección de los trabajadores, la capacidad de recuperación local y la conservación del medio ambiente”.