Aspectos más destacados de la Ley 11/2021 de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal (LMPFF) de 9 de julio

0
221
Por Alberto Muñoz Cantos. Experto Tributario y Mercantil en MC&A ASESORES www.mcaasesores.com

El pasado sábado, 10 de julio, se publicó en el BOE la Ley 11/2021, de 9 de julio, de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal, de transposición de la Directiva (UE) 2016/1164, del Consejo, de 12 de julio de 2016, por la que se establecen normas contra las prácticas de elusión fiscal que inciden directamente en el funcionamiento del mercado interior, de modificación de diversas normas tributarias y en materia de regulación del juego.

Esta ley introduce modificaciones en los principales impuestos, así como en la Ley General Tributaria, la Ley del Catastro, la Ley de Haciendas Locales y en otras normas.

Pasamos a comentar las medidas y modificaciones más relevantes.

En cuanto a las SICAVs

Se ha reforzado el carácter colectivo de estas entidades, estableciendo requisitos adicionales aplicables sobre todo a los socios para que puedan tributar al 1% en el Impuesto sobre Sociedades, con aras de proteger el afán económico de las mismas.

Asimismo, establece un régimen transitorio para que acuerden su disolución y liquidación en el año 2022, con el objetivo de permitir que sus socios puedan trasladar su inversión a otras instituciones de inversión colectiva que cumplan los requisitos para tributar al tipo de gravamen del 1 por ciento.

Impuesto sobre la Renta de No Residentes

Los contribuyentes de este Impuesto que no sean residentes en otro Estado miembro de la Unión Europea estarán obligados a nombrar una persona física o jurídica con residencia en España, para que les represente ante la Administración Tributaria. Así pues, en los casos de establecimientos permanentes o entidades en atribución de rentas extranjeras, los representantes sólo responderán solidariamente de las deudas tributarias si el contribuyente es residente en un país tercero.

También se han producido modificaciones en cuanto al “impuesto de salida” del establecimiento permanente situado en territorio español en los casos en los que traslade sus activos o su residencia fiscal, es decir, el impuesto que grava cualquier plusvalía que se haya experimentado, aunque no se hayan materializado aún (no se han vendido esos activos, por ejemplo). De esta forma se incluye como nuevo supuesto el traslado de la actividad del establecimiento permanente fuera del territorio español, además de prever el derecho del contribuyente a fraccionar el pago del impuesto de salida a lo largo de cinco años, cuando el traslado se efectúe a otro Estado miembro de la Unión Europea o un tercer país que sea parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo.

En cuanto a las garantías de este fraccionamiento habrá que estar a la Ley General Tributaria, aunque “únicamente será exigible la constitución de garantías cuando se justifique la existencia de indicios racionales de que el cobro de la deuda se podría ver frustrado o gravemente dificultado”.

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas

Con efectos desde el 11 de julio de 2021, se establece que la reducción del 60% de los rendimientos por arrendamiento de vivienda sólo resultará aplicable sobre los rendimientos netos positivos que hayan sido calculados por el contribuyente en una autoliquidación presentada antes de que se haya iniciado un procedimiento de verificación de datos, de comprobación limitada o de inspección que incluya en su objeto la comprobación de tales rendimientos. Es decir, si no se han incluido esos rendimientos en la Declaración de la Renta correspondiente, en el momento de la regularización de la administración el contribuyente no podrá aplicarse esta reducción.

Con efectos desde el 1 de enero de 2022, se iguala el tratamiento de las inversiones en fondos y sociedades de inversión cotizados que cotizan en bolsas extranjeras con la de fondos y sociedades de inversión cotizados que cotizan en la bolsa española. Por tanto, no será aplicable el régimen de diferimiento existente para las ganancias patrimoniales, cuando el importe obtenido en la transmisión se reinvierte en acciones o participaciones de otra IIC.

Con efectos desde el 11 de julio de 2021 en relación a las monedas virtuales, las personas y entidades residentes en España y los establecimientos permanentes en territorio español que; proporcionen servicios para salvaguardar claves criptográficas privadas en nombre de terceros, para mantener, almacenar y transferir monedas virtuales, servicios de cambio entre monedas virtuales y dinero de curso legal o entre diferentes monedas virtuales, o intermedien de cualquier forma en la realización de dichas operaciones o realicen ofertas iniciales de nuevas monedas virtuales, ESTARÁN OBLIGADAS a suministrar a la Administración tributaria información sobre la totalidad de las monedas virtuales que mantengan custodiadas, las operaciones de adquisición, transmisión, permuta y transferencia, relativas a monedas virtuales, así como los cobros y pagos realizados en dichas monedas, presentando relación nominal de sujetos intervinientes con indicación de su domicilio y número de identificación fiscal, clase y número.

Impuesto sobre el Valor Añadido

En relación a las importaciones, se amplía el supuesto de responsabilidad subsidiaria de pago del impuesto, de manera que ahora se aplicará a las personas o entidades que actúen en nombre y por cuenta del importador, no sólo los agentes aduaneros.

ITPAJD

Se sustituye en la configuración de la base imponible las referencias al “valor real” por el concepto de “valor”, equiparándolo al valor de mercado, el cual se define, a su vez, como el “precio más probable por el cual podría venderse, entre partes independientes, un bien libre de cargas.

Se incorpora un nuevo concepto en la valoración de los inmuebles, denominado valor de referencia, que deberá ser calculado por parte de la Dirección General de Catastro para cada inmueble, lo que ha comportado la incorporación en la Ley del Catastro de las normas de determinación de dicho valor. El Catastro deberá publicar en su sede electrónica el valor de referencia de los inmuebles a través de un edicto, antes del 30 de octubre del año anterior al que el valor de referencia deba surtir efectos.

Ley General Tributaria

Se modifica el régimen de recargos, estableciéndose un sistema de recargos creciente mes a mes, más concretamente un 1 por 100 más otro 1 por 100 adicional por cada mes completo de retraso con que se presente la autoliquidación o declaración, hasta el mes 11 inclusive. A partir del mes 12, se aplicará un recargo del 15% más los correspondientes intereses.

El nuevo régimen de recargos se aplicará a los exigidos con anterioridad a la entrada en vigor de esta ley, siempre que su aplicación resulte más favorable para el obligado tributario y que no hayan adquirido firmeza. 

Por último, se recoge una exoneración de los recargos si el obligado tributario regulariza, mediante la presentación de una declaración o autoliquidación unos hechos o circunstancias idénticos a los regularizados por la Administración, siempre que se presente en el plazo de seis meses desde la notificación de la liquidación y que de la regularización efectuada por la Administración no derive la imposición de una sanción.

En cuanto a los plazos de prescripción tributaria suspendidos por el RD-ley 11/2020 durante un periodo de 78 días, sólo resultará aplicable a aquellos plazos que, sin tener en cuenta la misma, finalizarían antes del día 1 de julio de 2021.

Por ejemplo, la Renta de 2016 cuyo plazo de prescripción finalizaría el 30 de junio de 2021, terminará 78 días después. 

Se aumenta el porcentaje de reducción de la sanción en los casos de actas con acuerdo, del 50% al 65%. También se eleva al 40% la reducción de la sanción cuando se realice el ingreso total del importe en plazo voluntario de pago y no se plantee recurso o reclamación económico-administrativa contra la sanción y la liquidación correspondiente en la vía administrativa. 

Estas dos nuevas reducciones se aplicarán a las sanciones exigidas con anterioridad a la entrada en vigor de esta ley, siempre que resulten más favorables para el obligado tributario y la sanción no haya adquirido firmeza. 

Resulta palpable el afán de “nuevas regulaciones” presentado por el órgano legislativo, adaptando los nuevos cambios producidos en la sociedad debido a la pandemia (monedas virtuales, nuevos negocios online, teletrabajo…etc.).

¡Habrá que ASESORARSE!