Apoyo a la economía y al empleo Real Decreto Ley 15/2020,

0
282
Por Alberto Muñoz Cantos. Experto Tributario y Mercantil en MC&A ASESORES
www.mcaasesores.com

Son muchos los cambios que está sufriendo toda la sociedad en estos momentos. Los temas fiscales de las empresas van sufriendo modificaciones con la publicaciones de Reales Decretos. En esta ocasión el Real Decreto Ley 15/20220 recoge varias medidas que se resumen a continuación.

MEDIDAS PARA REFORZAR LA FINANCIACIÓN EMPRESARIAL

Mediante las líneas de avales se pretende hacer que las empresas y autónomos continúen abonando los salarios de sus empleados, puedan adelantar el cobro de sus facturas, a través de figuras como el factoring, o anticipar el pago de facturas a sus proveedores, a través de modalidades como el confirming, estableciendo de esta forma medios para el mantenimiento de los niveles de actividad económica y de empleo.

MEDIDAS FISCALES

IVA

Se reduce al 4 por ciento el tipo impositivo de LIBROS FÍSICOS Y DIGITALES aplicable a los mismos, a la vez que se elimina la discriminación existente entre ambos.

Se aplicará el tipo del 0 por ciento del Impuesto sobre el Valor Añadido a las entregas de bienes, importaciones y adquisiciones intracomunitarias de bienes referidos en el Anexo del Real Decreto-Ley (respiradores, ventiladores, escáner, mascarillas, guantes…etc). Estas operaciones se documentarán en factura como operaciones exentas.

IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES

Los contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades que puedan aplicar la extensión del plazo de presentación e ingreso de determinadas declaraciones y autoliquidaciones tributarias conforme al Real Decreto-ley 14/2020, con volumen de operaciones no superior a 600.000 euros en el año 2019, pueden calcular los pagos fraccionados por la modalidad de Base Imponible. 

Para los contribuyentes que no hayan podido ejercer la opción anterior y cuyo importe neto de la cifra de negocios no sea superior a 6.000.000 de euros durante los 12 meses anteriores a la fecha en la que se inició el período impositivo 2020, se prevé que la opción pueda realizarse en el plazo del pago fraccionado que deba presentarse en los 20 primeros días del mes de octubre de 2020, determinado igualmente por aplicación de la citada modalidad de base imponible.

Esta medida no será de aplicación para los grupos fiscales que apliquen el régimen especial de consolidación fiscal.

MODULOS DE IRPF E IVA

Los contribuyentes del IRPF que renuncien al método de estimación objetiva al presentar el pago fraccionado del primer trimestre de 2020, pueden volver a aplicar este método en 2021. Esta renuncia y posterior revocación de la misma tendrá los mismos efectos respecto de los regímenes especiales establecidos en el Impuesto sobre el Valor Añadido.

De esta forma, al poder determinar la cuantía de su rendimiento neto con arreglo al método de estimación directa, podrán reflejar de manera más exacta la reducción de ingresos producida en su actividad económica como consecuencia del COVID-19, sin que dicha decisión afecte al método de determinación de los rendimientos aplicable en los siguientes ejercicios.

Además, para el cálculo de los pagos fraccionados del ejercicio 2020 no se computarán en cada trimestre los días en los cuales estuviera declarado el Estado de Alarma.

VIGENCIA TEMPORAL DE DETERMINADAS MEDIDAS TRIBUTARIAS. NUEVOS PLAZOS

La extensión de los plazos de pago de los acuerdos de aplazamientos de deudas tributarias de los plazos para atender los requerimientos, diligencias de embargo o solicitudes de información tributaria así como respecto a los plazos para interponer recursos de reposición o reclamaciones económico-administrativas, se amplía hasta el 30 de mayo de 2020.

Dicha extensión también se aplicará a las Administraciones tributarias de las Comunidades Autónomas y Entidades Locales por la remisión efectuada por el artículo 53 del Real Decreto-ley 11/2020.

En suma a lo anterior, en los casos en los que se presenten declaraciones tributarias en plazo pero no se realice el ingreso de las mismas, el contribuyente puede evitar que se inicie el periodo ejecutivo y por tanto los posibles recargos siempre que justifique ante Hacienda que ha solicitado la financiación ICO. El contribuyente deberá pagar las deudas tributarias en el momento de obtener la financiación y siempre antes de que transcurra un mes desde la finalización del plazo de presentación e ingreso de las respectivas declaraciones tributarias.

Lo dispuesto anteriormente será de aplicación a las declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones cuyo plazo de presentación concluya entre el 20 de abril de 2020 y el 30 de mayo de 2020. En caso de declaraciones presentadas previamente al Real Decreto-Ley 15/2020, no se iniciará el periodo ejecutivo si el contribuyente notifica a Hacienda la solicitud de financiación en el plazo de cinco días desde la entrada en vigor de dicho Real Decreto-Ley.

¿Vendrán más Reales Decretos? Seguimos…