Acelera el proceso de venta con el Home Staging

0
448
Por Antonio Manuel Álvarez,
Director Gerente de Grupo Vivit

A día de hoy, en pleno siglo XXI, si se quiere estar a la última dentro del sector inmobiliario, hay que estar completamente actualizándose y permanentemente renovándose en lo relativo a los diferentes conceptos y a las diferentes tendencias que aparecen. Es por ello, por lo que a continuación, vamos a hablar de un nuevo concepto, de una nueva tendencia dentro del sector, aunque veremos que no es tan novedosa como parece, que se denomina como Home Staging. 

¿Qué es? 

Hay que decir, que el Home Staging, en esencia, consiste en preparar una vivienda, un inmueble de cualquier tipo, de tal manera que la comercialización dentro del sector del inmueble sea mucho más fructífera de lo que lo sería si no se pasa por este proceso. 

Decir también que a pesar de que es un término inglés, y que quiere decir algo así como puesta en escena de la casa, su origen está en Estados Unidos, Canadá y Australia. Y es que es allí, alrededor más o menos de la década de los 70 cuando los principales agentes inmobiliarios de estos países, deciden hacer un lavado de cara a los inmuebles que van a vender o alquilar, con el único objetivo de tener un mayor número de probabilidades de cerrar el trato. De todos modos, y a pesar de lo temprano del nacimiento de este nuevo concepto, no será hasta el año 2000 cuando haga su aparición en España. 

¿En qué se basa? 

Los principios básicos del Home Staging son varios. Unos principios, que vamos a pasar a enumerarlos a continuación para que no quede ningún tipo de dudas de los pilares alrededor de los cuales gira esta técnica. 

En primer lugar, se trata de hacer que los puntos fuertes de la vivienda resalten por encima del resto, de modo que se genere una gran primera impresión.  Asimismo, conviene, y mucho, sobre todo a día de hoy, dar la sensación de estar dentro de un ambiente moderno. Algo que se consigue a través de la decoración.  Además, también hay que resolver los problemas leves del inmueble ya sean a nivel de fontanería, de electricidad, etc. 

Otro aspecto muy importante, es el de la despersonalización y neutralidad de todos y cada uno de los espacios de la casa con el objetivo de que la persona interesada no se sienta incómodo en ninguno de ellos. Asimismo, también hay que resolver cualquier tipo de problema a nivel olfativo ya que los olores pueden echar por tierra un trato. 

Una serie de pautas y directrices a seguir que, si bien es cierto que en muchas ocasiones no es nada fácil llevar a cabo. Existen agencias y empresas que se dedican expresamente a ello y cuyos resultados son excelentes. 

Objetivos de esta estrategia 

No obstante, hay que reconocer que todas estas acciones se realizan por diferentes motivos. Unos motivos que también vamos a pasar a comentar a continuación, aunque siempre van a depender en el último momento de la agencia inmobiliaria. 

De lo que se trata es de poder realizar un reportaje fotográfico mucho más atractivo que de costumbre para poder mostrarlo en la página web.  Además, también se pretende mejorar de una manera notable la primera impresión del potencial comprador una vez que entra en el mueble. 

Por consiguiente, se trata de elevar la probabilidad de cerrar un trato por parte de la agencia inmobiliaria y del cliente. El facilitar la operación de venta así como de acelerarla, ya que cuando una persona interesada en un inmueble está de manera confortable en él, todo el proceso se precipita bastante. 

Por último, y seguramente esté sea el aspecto más importante de todos, a partir de esta estrategia la agencia inmobiliaria puede establecer un precio hasta un 15% superior al precio de partida.