Abandono del progenitor y extinción de alimentos

0
235
Por Mª Dolores Caro Cals, abogada socia de RuaCals Abogados.
Por Mª Dolores Caro Cals, abogada socia de RuaCals Abogados.

En estos tiempos convulsos nos encontramos con realidades muy diversas en las familias. Aunque ocurre más de lo que nos imaginamos, nos cuesta trabajo pensar que haya hijos que abandonan a sus progenitores con un desapego tal, que sientan una gran indiferencia por lo que pueda sucederle a su padre o madre . 

Un hecho chocante, es el giro que  un divorcio o separación entre progenitores pueda causar en el desarrollo cognitivo de los menores. Las batallas legales o la alienación mantenida por el custodio, puede desembocar en un odio visceral hacia el progenitor alimentante, siempre exigiendo a este que  siempre cumpla de sus obligaciones, extinguiendo de manera  unilateral el derecho a la relación paterno filial. Es decir, aquellos hijos que no quieren tener relación alguna con su progenitor pero sí les exige el pago de su pensión de alimentos. 

La jurisprudencia tomó  cartas en el asunto mediante la Sentencia n.º 192/2012, de fecha 15 de marzo, dictada por la Sección 18 de la Ilma. Audiencia Provincial de Barcelona. «En este caso, la Sección 18 de la Ilma. Audiencia Provincial de Barcelona aplicó por analogía las causas de desheredación previstas en el artículo 451.17.e) del Código Civil de Cataluña en el que se establece como causa de desheredación “e) La ausencia manifiesta y continuada de relación familiar entre el causante y el legitimario, si es por una causa exclusivamente imputable al legitimario.“ Todo lo cual, tanto desde el punto de vista legal como moral, parece un acierto, ya que no es de recibo que se rechace al padre y a la vez se pretenda vivir a costa suya.»

Se abre una puerta nueva a la extinción de la pensión de alimentos por anticipado, aún siendo dependientes económicamente,  en los marcos familiares siempre  que se acojan a unas pautas determinantes, como son : 

-La mayoria de edad

-Que los hijos se nieguen a relacionarse con el obligado a  pagar con la pensión de alimentos.

-Que no sea un enfado puntual entre padre e hijo

-Que esa falta de relación sea relevante e intensa . 

-Que esa falta de relación sea imputable principalmente a los hijos. De una manera libre y voluntaria, a través del tiempo. 

Se ha de luchar por construir una relación larga, duradera y afectiva entre los padres y los hijos,sea custodio o alimentante y no influir de manera negativa , vulnerando así derechos y obligaciones para con sus padres,  que los hijos , sean menores o mayores han de tener.

Cuando nos encontramos ante este tipo de situación, debemos tener como siempre el sentido común presente y ponderar la situación desde el amor, afecto, así como, lo justo o injusto de la realidad que nos rodea. Acudir a profesionales puede ayudarnos a discernir la situación y ver las posibilidades legales  que tenemos a nuestro alcance para paliar tanto desatino.