A vueltas con las galletitas

0
241
Por Fernando Molina, CEO de NUBEADO - Expertos en tecnologías web.
Por Fernando Molina, CEO de NUBEADO – Expertos en tecnologías web.

El tema que traemos hoy en este artículo, es archiconocido por la mayoría de nuestros lectores, ya sea como usuario en Internet o por tener que haber adaptado las webs de sus empresas.

Desde hace ya unos años, es habitual acceder a una web y encontrarnos con el tradicional aviso sobre el uso de las cookies, pero lo cierto es que es igual de habitual que esta normativa no se esté aplicando correctamente. De hecho podemos aseverar sin miedo a equivocarnos, que la gran mayoría de los negocios en España, no implementan correctamente las medidas que permitan cumplir completamente con la Ley de Cookies, debido a un profundo desconocimiento sobre cómo hacerlo.

Por este motivo, hace unos días la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha presentado una nueva guía sobre el uso y consentimiento de las cookies, que permita su correcta implementación por parte de las empresas.

Cabe recordar al lector, que el infringir esta normativa; al margen de que se haga por desconocimiento, puede conllevar sanciones nada menores. Como ejemplo, diremos que aplicar de forma inadecuada las cookies en una web, sin cumplir en su totalidad con las normas de consentimiento por parte del usuario,podría implicar sanciones de hasta 600.000 euros.

Por ello, es capital que las empresas vuelvan a tomar en consideración este asunto, y seguir las recomendaciones de uso y consentimiento de estos archivos recientemente publicadas por la AEPD.

Aunque podemos encontrar la guía detallada en la web de la AEPD, intentaremos citar aquí las principales cuestiones a tener en cuenta.

Consentimiento y obligación de transparencia

La mayoría de las empresas tienen en cuenta lo que debería ser un consentimiento válido por parte del usuario en su web, pero suelen cometer ciertos errores. 

Es muy habitual solicitar el consentimiento del uso de cookies por parte del usuario pero con frases poco claras como ‘usamos cookies para mejorar su navegación’ o ‘usamos cookies para personalizar su contenido y crear una mejor experiencia para usted’ que van en contra de la claridad y transparencia exigidas por la ley.

Por ello, esta nueva guía de la AEPD, aconseja encarecidamente que las empresas garanticen que el usuario comprende lo que se le indica y a lo que da su consentimiento.

Además de lo anterior, cuando el usuario acepte el uso de cookies, la información debe seguir siendo fácilmente accesible, garantizando un formato visible para los mensajes sobre el uso e instalación de las cookies.

Obligación de obtención del consentimiento

La forma en la que se puede obtener el consentimiento por parte del usuario pueden ser varias.    La Guía incluye las posibilidades de aceptar, rechazar o configurar las cookies. También se admite que las webs utilicen y puedan usar la opción de “seguir navegando” como fórmula para obtener el consentimiento, pero siempre que se garantice que pueda ser considerada como una acción meridianamente afirmativa.

En resumen, las empresas deben facilitar que el usuario tenga la posibilidad de aceptar o rechazar el uso de cookies con la misma facilidad.

Errores habituales en el uso de las cookies

Una vez expuestas las principales líneas a considerar sobre esta ley, a continuación enumeraremos aquellos errores que suelen presentarse con más asiduidad en las webs a la hora de implementar esta normativa:

Información al usuario de forma confusa  con frases poco explícitas como vimos anteriormente.

Imprecisión a la hora de explicar si las cookies son propias o de terceros.

Incumplimiento de la ley por no facilitar información al usuario sobré cómo revocar el consentimiento prestado con anterioridad.

No facilitar la información precisa sobre las finalidades para las que se recaba el consentimiento, sobre la instalación y uso de las cookies.

Conclusiones

El hecho de que la propia Agencia Española de Protección de Datos haya decidido publicar esta guía para la correcta implementación de la normativa, deja a clara la necesidad por parte de las empresas de revisar detalladamente sus webs y analizar si efectivamente se está llevando a cabo la aplicación de esta ley de forma correcta, para que en caso de no ser así, se ayuden de empresas expertas que les puedan facilitar esta tarea.