5 consejos para alargar la vida útil de los dispositivos electrónicos

El correcto mantenimiento de los dispositivos tecnológicos garantiza alargar la vida útil de los mismos.

0
179

El uso de la tecnología está en continuo aumento según pasan los años, y en especial desde 2020, año en el que, tras la pandemia de COVID-19, se ha visto aumentada la necesidad de tener una conexión a la red. De hecho, en 2020, el número de usuarios de Internet en España aumentó un casi un 4%, consiguiendo una cuota de 93% de españoles que tienen Internet en su casa, según el informe de tecnología y sociedad presentado por red.es.

En España, desde el pasado 1 de enero, los dispositivos electrónicos cuentan con una garantía total de tres años aunque, en realidad, su vida útil suele ser más larga. Son algunos vicios, comunes entre los usuarios, los culpables de acortar el tiempo que nos permiten estos dispositivos ser usados y, por ello, su disponibilidad se ve reducida más de lo que debería. Anovo, empresa de logística inversa del sector tecnológico, recomienda a los usuarios un correcto mantenimiento para conservar el buen estado de estos.

Tener un dispositivo electrónico implica asumir una serie de responsabilidades y tareas básicas, que se deben cumplir para mantenerlos en buen estado y evitar problemas a nivel de rendimiento y estabilidad con el fin de alargar al máximo su vida útil.

5 consejos para evitar dañar los nuevos dispositivos:

Según Anovo se deben llevar a cabo esta serie de consejos con el fin de conservar los dispositivos electrónicos en buen estado:

  1. Cargar la batería lo necesario: Las baterías suelen ser uno de los fallos más comunes en el funcionamiento de los dispositivos. Para conseguir una duración más prolongada de la batería, es imprescindible que el equipo se conecte a la corriente solo cuando se necesite, es decir, cuando se encuentre en un 5% de carga, y desconectarla cuando la batería indique un 95% o 5 minutos antes de la carga completa, según expertos de Conecta.
  1. Conservar seguro y protegido el equipo: Existen numerosos virus que pueden afectar al rendimiento del dispositivo electrónico, además de exponer la seguridad y los datos de cada usuario. Es por ello que se debe instalar un antivirus y mantenerlo actualizado y cuidado, navegar por páginas seguras y no abrir ningún mensaje que pueda ser sospechoso y dar lugar al bloqueo del equipo.
  1. Limpiar el dispositivo: para la limpieza física de los equipos, se recomienda usar toallas antiestáticas con alcohol isopropílico, y limpiar las pantallas, los lados del equipo, arriba y abajo, y el teclado si se tuviera. Se debe hacer siempre con el dispositivo apagado y evitando el uso de agua, ya que podría estropearlos. Sin embargo, la limpieza debe ser tanto externa como interna, utilizando brochas en seco y botes de aire comprimido una vez al año, para potenciar el flujo de aire.
  1. Mantener actualizaciones y Software: Los dispositivos siempre deben estar actualizados, tanto el propio sistema como las aplicaciones instaladas. Esto supondrá mejoras en el sistema operativo y mayor rapidez y efectividad. Es importante realizar una revisión al menos cada dos semanas para ver si se encuentran nuevas versiones.

Evitar el sobrecalentamiento y establecer una correcta ventilación del dispositivo: se recomienda tener el equipo en superficies lisas para permitir una correcta circulación de la ventilación, por lo que se debe evitar tenerlos sobre superficies como la cama o el sofá, y en lugares donde se pueda sobrecalentar o incida la luz directa del sol. El rango de temperatura ideal es entre los 0 y 35 ºC